El yoga es una disciplina que une el desarrollo de habilidades tanto físicas como mentales. Cuando pensamos en una persona haciendo yoga, nuestra mente dibuja una figura con especial flexibilidad, las piernas cruzadas en actitud casi de contorsionista, y con un carácter amable y pacífico frente a una armoniosa puesta de sol. ¿Es esta la primera imagen que te ha venido a la cabeza?

Esta práctica contribuye efectivamente a relajar el estrés y a tonificar el cuerpo. Según la definición de la Organización Mundial de la Salud, la salud es un estado de bienestar físico, mental y social, con capacidad de funcionamiento, y no sólo la ausencia de afecciones o enfermedades. En este sentido, el yoga proporciona muchos otros beneficios para contribuir a ese bienestar. ¡Repasamos hoy cinco de ellos!

beneficios-yoga

  1. Mejora el tratamiento de la ansiedad y la depresión: un estudio en pacientes estadounidenses afirma que la práctica del yoga, entre otras terapias alternativas, puede contribuir a reducir los ataques de ansiedad. En general, los pacientes del estudio percibieron una mejora positiva tras el uso de estas terapias, similar a la mejora obtenida con el tratamiento médico estándar.

  2. Hace que duermas mejor: con la práctica de yoga relajas los músculos y utilizas técnicas de respiración para entrar en un estado de tranquilidad, liberando el estrés y preparándote para el sueño. Según un estudio realizado en India, donde los pacientes experimentaban dificultades para conciliar el sueño, se demostró que los pacientes que realizaban yoga tardaban 10 minutos menos de media en quedarse dormidos, e incrementaron el número de horas que dormían en base a un promedio de una hora más por noche. Además, expresaban la sensación de estar más descansados por la mañana.

  3. Te ayuda a rendir más en el trabajo: en otro estudio realizado en la India se medían cinco indicadores de rendimiento laboral: la satisfacción en el trabajo, el compromiso, la orientación a resultados, la implicación emocional y el comportamiento social dentro de la organización. Los resultados del estudio mostraron beneficios de la aplicación de técnica de yoga en cuatro de los cinco indicadores. Solamente el nivel de compromiso no se vio directamente afectado en los trabajadores que formaron parte de la investigación.

     Descarga gratis el ebook Érase una vez
  4. Mejora los niveles de atención en los niños y niñas: a los niños y niñas muchas veces les cuesta concentrarse. Reciben muchos estímulos como para estar tranquilos, concentrados en una sola tarea. Practicar yoga puede ayudarles a mantener mejor la atención en los momentos en que lo necesitan. ¿Habías pensado en esta opción para los más pequeños?

  5. Mejora el rendimiento académico: de la misma manera, otro estudio realizado con 800 estudiantes, una parte de los cuales fueron expuestos a prácticas de yoga durante un periodo de siete semanas, muestra cómo esta técnica redujo sus niveles de estrés, lo que resultó en unos mejores resultados educativos. Para el estudio, se realizaron pruebas a los estudiantes en materias de matemáticas, ciencia y estudios sociales. La meditación, como una parte de las técnicas de yoga aplicadas a estos estudiantes, hizo que alcanzaran un estado mental más favorable al control de la ansiedad y a la serenidad mental.

Y tú, ¿has probado el yoga alguna vez o eres practicante habitual? Si la respuesta es “no”, te animamos a que pruebes una sesión en algún centro de tu barrio o municipio y compruebes, aunque solo sea en una clase, las repercusiones positivas que puede tener en ti. Si la respuesta es “sí”, seguramente en seguida experimentaste sus beneficios en tu bienestar mental y corporal. ¿Nos los cuentas?

descarga guía gratuita consumo responsable