Hoy, 5 de junio, celebramos el Día Mundial del Medio Ambiente. Hoy, el calentamiento global sigue siendo un problema cada día más grave: por citar un único ejemplo, se han derretido billones de toneladas de hielo del Polo Norte. Si queremos revertir los problemas que se derivan del aumento de temperaturas del planeta, tenemos que empezar a actuar ya. Está en nuestra mano ponerle freno: tenemos muchos medios para contribuir a la causa, y uno de los más importantes y efectivos es reducir el uso del coche particular lo máximo posible. ¿Te apuntas?

Los coches son los responsables de volcar a la atmósfera casi un 25% del total de gases contaminantes y, por tanto, es crucial adoptar una actitud socialmente responsable para frenar su efecto. Por este motivo, cada vez son más las alternativas al diésel y a la gasolina: ¿Quieres saber cuáles son? ¡Te lo contamos con detalle!

reducir-contaminacion

Carburantes que luchan contra el calentamiento global

Que los coches son contaminantes no es nada nuevo, ¿verdad? Pero no parece que el vehículo particular vaya a ser un ser un elemento que desaparezca de nuestras vidas; por este motivo, se están desarrollando carburantes que permitan conseguir coches más ecológicos. Estos son los más importantes:

  • Biocarburantes. Se trata de combustibles de origen vegetal, los cuales, pese a que también emiten CO2, absorben a su vez dióxido de carbono durante el proceso de fotosíntesis.
  • Biodiésel. Este combustible se obtiene con éter metílico producido con aceite vegetal o animal.
  • Bioetanol. Es un combustible obtenido mediante la fermentación de vegetales con mucha concentración de azúcar o almidón.
  • Biomasa. Este combustible se produce a través de la materia orgánica animal y vegetal que se obtiene como residuo industrial o agrícola.

Aún son pocos los puntos de venta de este tipo de combustibles en nuestras carreteras. Si quieres saber dónde puedes encontrar biodiesel, consulta aquí las estaciones de servicio de biodiesel en España.

Pero además de los biocarburantes, actualmente hay más propuestas en el mercado que permiten reducir las emisiones contaminantes: en primer lugar encontramos los motores híbridos, que se pueden cargar con la corriente y funcionar con autonomía durante kilómetros, sin necesidad de gasolina, pero tienen depósito para rellenar; estos coches, junto con los vehículos eléctricos, están incrementando cada vez más su presencia en el mundo entero, y se venden al mes más de 20.000 coches de este tipo.

En segundo lugar, encontramos la tecnología downsizing. Esta tecnología busca reducir la cilindrada de los motores para aumentar su potencia, de modo que se reduzca el consumo de combustible y, por tanto, se viertan menos gases contaminantes. 

Descarga gratis la guía

5 formas de combatir los efectos de los coches sobre el calentamiento global

Si quieres contribuir a reducir el efecto que producen los coches en el calentamiento global, te proponemos una serie de alternativas que seguro que te serán muy útiles, no solo para cuidar el planeta sino también para ahorrarte unos cuantos euros a fin de mes. ¡Coge papel y lápiz y toma nota!

1. Tú eres tu mejor medio de transporte

La forma más eficaz de reducir el impacto de los coches en el calentamiento global es apostar por los medios de transporte más ecológicos que existen: ir andando o en bicicleta. Procura desplazarte a pie siempre que te sea posible, y si necesitas hacer trayectos algo más largos plantéate la opción de ir en bici: es más sano y te permite recorrer más distancia en menos tiempo. ¿Existe otro medio más saludable y económico?

Además, ambas opciones son perfectas para mantenerte en forma: caminar media hora al día es ideal para mantener tu cuerpo activo, y la bicicleta fortalecerá todo tu cuerpo sin apenas esfuerzo. ¡Así que doble ventaja!

2. Los clásicos perduran: usa el transporte público

El autobús, el metro, el tranvía… El transporte público es un medio perfecto para plantarle cara al calentamiento global y desplazarte por la ciudad. Además, si procuras bajarte una parada antes de tu destino será la excusa perfecta para hacer un poquito más de ejercicio, así que no solo estarás cuidando el planeta sino también tu cuerpo.

3. Coche cuando lo necesitas: alquiler por horas

Una alternativa muy válida al coche particular es el alquiler de vehículos por horas. Empresas como Avancar te permiten alquilar diferentes tipos de coches para cubrir las necesidades del día a día: ir a hacer la compra, hacer un viaje largo, ir a comprar muebles… Las posibilidades son muchísimas y es una forma económica de tener coche únicamente cuando lo necesitas.

4. Tres mejor que dos: compartir coche durante el día a día

Compartir coche es una opción muy buena para combatir el calentamiento global y también para ayudar a ahorrar un poco. Ponte de acuerdo con tus compañeros y compañeras de trabajo y haced rutas semanales para ir y volver todos juntos del trabajo. Y lo mismo puedes hacer con los padres y madres de los amigos de tus hijos: si os planificáis, podéis llevarlos y traerlos del colegio en un único viaje. ¿Imaginas lo práctico que puede llegar a ser?

¿Sabes cuántos vehículos saldrían de las carreteras si en cada coche que va al colegio de tus hijos o hijas o a tu trabajo estuviera lleno? El ahorro de gases emitidos a la atmósfera se reduciría considerablemente y sería un gran avance para luchar contra el calentamiento global. Entre todos es posible conseguirlo. ¿Te animas?

5. Viajes en coche compartido

Si te gusta la libertad de viajar con tu coche o tienes que hacer algún desplazamiento largo, procura consultar compañías como BlablaCar, Carpooling o Amovens: así podrás encontrar a otras personas que vayan a hacer el mismo trayecto que tú (o una parte) y podréis compartir vehículo. Es una forma excelente de repartir gastos de gasolina o peajes y, además, es una alternativa muy buena para combatir el calentamiento global.

voiluntariado red teje todos