Hay regalos que no sólo son especiales para las personas que los reciben, sino que también suponen un cambio en la vida de muchas familias. Hombres y mujeres como tú, con niños y niñas a los que les querrían ofrecer la oportunidad de valerse por sí mismos, de acceder a educación y formación y de poder tener un trabajo cuyo sueldo les permita vivir una vida digna.

Y es que hay regalos que son mucho más que un obsequio. Son solidaridad y esperanza. Son un cambio positivo para el mundo.

¿Quieres practicar el consumo responsable y regalar uno de estos regalos? Te presentamos las cestas de Navidad originales y solidarias de Oxfam Intermón.

cesta-navidad-original-solidaria

Son especiales porque están llenas de productos de Comercio Justo. Café, chocolate, vino, té… productos que son garantía de calidad  y de sostenibilidad, y tras los cuales se encuentran grandes historias. 

Descarga gratis:

Historias como la de Violet Byamigisha, una mujer que cultiva café de Comercio Justo en la comunidad de Katenga, en Uganda, y que tras quedarse viuda pudo hacerse socia de la cooperativa ACPU y conseguir que su esfuerzo y trabajo diario tuviera la recompensa que se merece: recibir un precio justo por el café que cultiva. Un café orgánico de alta calidad que si tú adquieres, permitirá que Violet pueda dar a sus cinco hijos la oportunidad de acceder a la educación.

Sus sueños son los mismos que los de cualquier otra madre: un futuro mejor para sus hijos. ¿Quién renunciaría a ello?

cestas-navidad-originales-solidarias

Violet Byamigisha, campesina de la comunidad de Katenga, recogiendo granos de café arábica. La Cooperativa Ankole de Comercio Justo agrupa a asociaciones de pequeñas y pequeños campesinos de la región promoviendo la producción de café para su posterior comercialización por medio del comercio justo. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

O personas como Sapia Khatun, de Bangladesh, cuyos padres no tenían dinero para que ella pudiera acabar la educación primaria. Tampoco tenían tierra para cultivar, ni un trabajo fijo. Las fuertes inundaciones del año 2000 en Bangladesh les dejaron aún más hundidos en la nada. La oportunidad para el cambio llegó cuando Sapia comenzó a trabajar en BASE, una cooperativa de Comercio Justo que produce cestas.

Gracias a ella, Sapia recibió formación técnica para fabricar estas cestas, además de aprender a leer y a escribir. Con su trabajo puede ayudar a sus padres y pagar los estudios de su hermana, con lo que conseguirá que ella no se vea obligada, como la mayoría de mujeres y niñas de Bangladesh, a trabajar largas jornadas laborales en condiciones infrahumanas a cambio de un salario de miseria.

cesta-navidad-original-solidaria-3

Trabajadoras de la cooperativa BASE, productora de cestas de Comercio Justo © Rafael Sanchís / Oxfam Intermón

Todos y todas podemos disfrutar de unas felices fiestas si somos consumidores responsables y optamos por regalar productos de Comercio Justo. Gracias a gestos como estos es posible cambiar vidas como las de Violet o Sapia.

¡Pero aún nos quedan muchas vidas por cambiar! Si no lo has hecho ya, ¡apúntate al Comercio Justo!

guia gratuita comercio justo descarga gratis