La educación es fundamental para que nuestros hijos e hijas adquieran los valores y conductas que les permitan integrarse en la sociedad en la que crecen y, en un futuro, en la que tendrán poder para decidir e intervenir sobre todo aquello que les rodea. Y el primer lugar donde un niño o una niña adquiere las pautas socioculturales es en el seno de la familia; por tanto, para conseguir la igualdad de la mujer en nuestra sociedad de una vez por todas es fundamental educar a las personas más jóvenes de casa en torno a esta convicción. ¡Ahí está tu papel!

Los roles de la sociedad se perpetúan en la familia, porque los interiorizamos durante los primeros años de nuestra vida: a través del juego, tu hijo o tu hija aprenden cuál es el lugar que les corresponde en la sociedad, y tú, mediante los juguetes que les compras, les das unas directrices muy claras sobre qué se espera de cada uno. ¿Eliges conscientemente?

igualdad-de-la-mujer

Cómo fomentar en tus hijos e hijas el valor de la igualdad de la mujer

Si quieres que tus hijos crezcan con una mentalidad en la que la desigualdad entre géneros y sexos no tenga cabida, puede que lo primero que tengas que hacer es cambiar ciertos hábitos de tu hogar para predicar con el ejemplo y enseñarles que no hay tareas diferentes en función del sexo, sino de las habilidades de cada uno. ¡Puedes ponerlo en práctica desde hoy mismo!

Por ejemplo, ¿quién cocina y limpia en casa, y quién se encarga de reparar algo que se ha estropeado? Tradicionalmente, lo primero se asociará a la mujer y lo segundo, al hombre, y puede que, de forma inconsciente, así se lo estés transmitiendo a tus hijos. No obstante, puede que a una mujer se le dé mejor el bricolaje o que a un hombre le apasione la cocina: ¿por qué no intercambiar papeles en casa y dejarnos llevar por aquello que realmente nos gusta?

En este sentido, otro estereotipo a erradicar es el que se corresponde con los juguetes: si tu hijo prefiere jugar con muñecas a hacerlo con coches, o si a tu hija le gusta más el taekwondo que el ballet, no les coartes. Cada persona es única y tiene unos intereses personales y propios, y quererlos es aceptarlos tal como son; por tanto, la próxima vez que tus hijos te pidan juguetes que no consideres aptos para su sexo, párate a pensar y reflexiona sobre qué tiene de malo que un niño juegue a las cocinitas o una niña al Scalextric.

Descarga gratis el ebook

Recursos infantiles para educar en la igualdad de la mujer

En Internet encontrarás muchas guías y recursos con actividades y directrices para que puedas enseñar a tus hijos el respeto y la tolerancia hacia ambos sexos y hacia la diferencia de género. Aquí van dos ejemplos:

  • Jugar creando igualdad

    Aquí encontrarás una recopilación de dinámicas muy divertidas y educativas para llevar a cabo con los más pequeños de la casa.

Aun así, con muy poco esfuerzo encontrarás muchísimas pautas para desarrollar una conducta que entienda la igualdad de la mujer como algo normal y necesario, con actividades tan dispares como los teatros de títeres para los más pequeños o reflexiones para adolescentes sobre género e identidad.

Nuestro trabajo, en este sentido, se basa en fomentar en casa valores sólidos como la igualdad y la tolerancia, con los que podremos conseguir la paridad real de la mujer, así como el respeto por las diferentes identidades de las personas, sus intereses y sus inquietudes. De este modo es posible, todavía, construir una sociedad justa, tolerante y respetuosa con todos. Y la tarea empieza por nuestro rincón de mundo, por nuestra casa y por nuestros pequeños. ¡Ellos y tú podéis dar forma a este sueño para que deje de serlo!

guía gratuita juegos con valores