¿Qué sueles hacer tú con los libros cuando ya los has leído? Los dejas adormilados en una estantería, los vendes, los donas a una biblioteca…

New Call-to-action

¡Te animamos a que compartas tus libros! Deja que los demás disfruten de su lectura y celebra de un modo especial el Día Internacional del Libro con nuestra propuesta de hoy. ¡No te la pierdas!

comparte-libros

Comparte tus libros y abre las puertas del universo de las letras

Hay una pequeña anécdota que queremos compartir contigo y que explica el porqué de la elección del contenido de este post.

Hace ya algunos meses, mientras una de las redactoras de este blog paseaba con su mascota por el parque más cercano a su domicilio, se encontró un libro. El volumen estaba sobre un banco. Boca abajo. Era negro.

Aunque no tenía la solapa exterior, tanto la cubierta de tapas duras como las hojas estaban en perfecto estado.

Era una obra de la escritora chilena Isabel Allende, y como nuestra redactora leyó en su época estudiantil La casa de los espíritus, dejó el libro en el instituto del barrio al suponer que habría sido olvidado por algún estudiante.

Fue mucho tiempo después, hablando con sus amistades, cuando conoció el fenómeno que se conoce como ‘liberación de libros’, que consiste en dejarlos en lugares públicos una vez que han sido leídos para que otras personas accedan a ellos y repitan esta misma operación.

 Descarga gratis la guía Consumo Responsable

comparte-libros

Únete al bookcrossing y comparte tus libros

Puede que tú también hayas vivido una experiencia similar a esta. Si no es así y quieres formar parte de esta iniciativa que pretende convertir nuestro planeta en una gigantesca biblioteca, te explicamos los pasos a seguir.

  1. Entra en bookcrossing.

  2. Regístrate.

  3. Consigue un número de identificación para el libro que desees ceder.

  4. Deja que comience su viaje, eligiendo la manera en que deseas compartirlo. Puedes hacer una liberación controlada si se lo entregas a alguien conocido, depositarlo en una zona oficial de bookcrossing o bien dejarlo en un lugar público y efectuar una liberación en la jungla.

Gracias a la identificación de cada volumen, los usuarios podrán seguir las peripecias de los libros y saber dónde podrán encontrarlos una vez que estos se hayan compartido.

Eso sí, no te olvides de proteger correctamente el libro si decides dejarlo a la intemperie e introdúcelo, por ejemplo, en un embalaje traslúcido. ¡Y que empiece la aventura!

¿Qué tipo de consumo practicas?

Si eres de los que te da algo de repelús eso de tener entre tus manos un libro usado o cualquier otro objeto que no sea nuevo, puede que te haya costado horrores continuar la lectura hasta este punto. ¿Cierto?

Sin embargo, si eres un comprador o compradora responsable y prefieres sumarte a este proyecto de intercambio en vez de comprar textos nuevos, te damos la enhorabuena porque comprendes lo importantes que son tus acciones cotidianas para cuidar del planeta.


Y tú, ¿con qué tipo de consumidor te identificas?

En cualquier caso, siempre podemos mejorar aún más nuestros hábitos de consumo, ¿no te parece? A continuación te dejamos algunos datos que nos estimulan a hacerlo:

  • Compartir libros contribuye a proteger la biodiversidad

    La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) nos recuerda que en los bosques, esencialmente en los tropicales, se encuentra cerca del 75% de la biodiversidad de la tierra y que esta contribuye a garantizar la seguridad alimentaria al asegurar, por ejemplo, la polinización.

  • Evitar el despilfarro de alimentos también supone no derrochar agua

    ¿Nunca te has planteado que las verduras y frutas de tus platos precisan de riego durante su cultivo?

    Las Naciones Unidas estiman que malgastamos una tercera parte de los alimentos que producimos cada año. Y también nos alertan de que solo disponemos del 0,5% del agua dulce, pues la restante se encuentra en los glaciares, el Ártico y la Antártida.

  • Adquirir prendas de segunda mano implica disminuir residuos textiles y contaminación del agua

    Hace años que Greenpeace nos prevenía sobre los efectos que estaba generando la industria textil: con la campaña “Pasarela Detox” quieren acabar con el uso de componentes tóxicos por parte de las marcas.

Compartir tus libros, comprar ropa en tiendas segunda oportunidad, reciclar correctamente nuestros residuos domésticos…
Hay cientos de opciones para ser sostenibles. ¡Anímate a dar el paso y disfruta de los beneficios que te aporta una vida de consumo responsable!

descarga guía gratuita consumo responsable