Arrancamos este artículo con una de esas preguntas que, si nunca te has planteado, tal vez hoy te haga reflexionar: ¿eres de los que piensa y actúa en su propio interés o por el bien del grupo?

A partir de esta cuestión, hoy vamos a acercarnos al concepto de conciencia colectiva y de cómo esta nos ayuda a construir una sociedad donde prime el beneficio común sobre el individual. ¿Lo hacemos juntos?

conciencia-colectiva

¿A qué nos referimos cuando hablamos de conciencia colectiva?

Por conciencia colectiva entendemos ese conjunto de valores, creencias, ideales, principios o sentimientos que unen a los individuos que conforman la sociedad creando lazos entre ellos.

La conciencia colectiva, pues, asentaría los valores de tipo moral, precisando lo que es bueno o malo, honesto o injusto, correcto o equivocado… y así intervendría en gran medida sobre las acciones de cada persona. ¡Y aquí empieza todo!

Descarga gratis la guía

Gracias a ella, es posible el nacimiento de la solidaridad, pues cuanto más poderosa sea esa unión comunitaria, menos importantes serán las diferencias particulares de cada individuo y mayores los lazos sociales que les conducen a cooperar y colaborar.

¡Que hablen los ejemplos! Para ello, nos gustaría mostrarte dos vertientes de la labor que realiza nuestra ONG a través de dos situaciones muy diferentes que afectan plenamente a la población de España y de República Centroafricana. ¡Te las contamos!

© Oxfam Intermón Informe Iguales. Acabemos con la desigualdad extrema. Es hora de cambiar las reglas

© Oxfam Intermón / Informe Iguales. Acabemos con la desigualdad extrema. Es hora de cambiar las reglas.

Combatir un problema actual: la desigualdad

Seamos claros. Para acabar con la pobreza, primero debemos eliminar la traba de la desigualdad económica.

Es ella la que está generando que los ricos sean cada vez más pudientes y adinerados, y los pobres vivan en condiciones cada vez más humildes y estén desamparados.

Pero debemos ser realistas. Mientras las políticas se centren en favorecer y continuar con unas leyes que claramente benefician y amparen a las élites económicas, es complicado que situación se modifique. ¿Estás de acuerdo?

Ya que como consecuencia de la evasión y la existencia de los paraísos fiscales, en España podríamos estar perdiendo una cantidad de entre 100 y más de 500 millones de euros al año. ¡Sí, lo has leído bien!

Sin embargo, si desde los gobiernos se apostara por implantar una legislación honesta y equitativa, donde haya una recaudación de índole más progresiva y adecuada, al mismo tiempo que se combata este fraude monetario, se podrá acceder a una mayor cantidad de recursos económicos que podrán ser destinados a la puesta en marcha de políticas públicas para la totalidad de la sociedad, que garanticen el estado de bienestar permitiendo de ese modo que la población disponga de servicios esenciales y de calidad como la sanidad y la educación.  

Para que la economía pase a estar al servicio de toda la sociedad y no simplemente de las élites, desde Oxfam Intermón se plantea eliminar estos privilegios y se propone:

  • Desarrollar en nuestro país una legislación contraria a la evasión.

  • Instituir una entidad fiscal a nivel mundial. 

  • Establecer la obligatoriedad de que las compañías informen sobre los impuestos que pagan. 

  • Crear un registro de carácter público con los auténticos dueños de las compañías. 

Si quieres, ¡tú también puedes sumarte a nuestra petición!

© Pablo Tosco/Oxfam Intermón El campo de desplazados de Carmel, en la ciudad de Bangui, alberga a 3.500 personas que huyeron de las matanzas, la violencia y los saqueos provocados por las milicias Seleka en 2013.

© Pablo Tosco. Oxfam Intermón / El campo de desplazados de Carmel, en la ciudad de Bangui, alberga a 3.500 personas que huyeron de las matanzas, la violencia y los saqueos provocados por las milicias Seleka en 2013.

Dar visibilidad a conflictos olvidados

República Centroafricana, uno de los países más pobres del planeta a pesar de disponer de importantes recursos naturales, es un país ignorado.

¿Sabías que cerca de un millón de personas se han visto obligadas a huir de su hogar debido al conflicto armado que se inició hace más de cuatro años en su país?

A la pérdida de familiares y viviendas, los hombres y mujeres sumaban la imposibilidad de reconstruir sus vidas, ya que incluso carecían de acceso a agua potable, al haberse encargado las milicias de contaminar sus pozos arrojando en ellos los cuerpos de los fallecidos.

Desde Oxfam Intermón se puso en marcha una campaña para aprovisionar de agua potable a las más de 150.000 personas desplazadas en su capital, Bangui. 

Mediante la rehabilitación de puntos de suministro, camiones cisterna, construcción de duchas y letrinas, materiales de higiene e iniciativas de sensibilización ante posibles problemas sanitarios y enfermedades, se trabajó para lograr cubrir las necesidades primordiales de sus habitantes. ¡Aunque no es suficiente!

Además, allí la violencia sigue estando presente: hay desplazados internos y refugiados en países vecinos, y debido a la creciente inseguridad de las rutas comerciales ha aumentado el precio de los alimentos, provocando que sean escasos.

Vuelven a ser las mujeres, niñas y niños, y los hombres, los que sufren las consecuencias de los conflictos armados, y se enfrentan al hambre y la desnutrición. ¿Cuánto más podrán resistir?

La urgencia de la situación hace que sea necesaria la colaboración de la comunidad internacional para proteger a la población civil y garantizar su seguridad.

Si en tu día a día estás poniendo tu granito de arena para ayudar en tu entorno, imagínate si entre todos sumamos gestos como el tuyo. El resultado es una gran fuerza transformadora que genera beneficios tangibles para comunidades y familias. Si estás de acuerdo con ello, ¡te acabas de responder la pregunta que te planteábamos al empezar este post!

ong por dentro