Cuando nos cuidamos y practicamos un estilo de vida sostenible y saludable nos sentimos más sanos y llenos de vitalidad. El consumo de productos naturales dentro de nuestra dieta diaria tiene mucho que ver con este equilibro. Si a esto le sumamos el plus de elegir alimentos de temporada, conseguimos también un beneficio para nuestro bolsillo y el planeta. ¿Quieres ver cómo? ¡No te pierdas este post y descubre con nosotros la triple ventaja de optar por productos naturales y de temporada!

productos-naturales

Ventajas de consumir productos naturales y de temporada

1. Alimentación saludable

Dentro de su Decálogo de la Dieta Mediterránea, el Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente nos recuerda que:

“Los alimentos poco procesados, frescos y de temporada son los más adecuados. En el caso de las frutas y verduras, nos permite consumirlas en su mejor momento, tanto a nivel de aportación de nutrientes como por su aroma y sabor”.

Aunque hoy en día podemos adquirir prácticamente cualquier alimento a lo largo del año, consumir productos de temporada implica que éstos mantienen intactas todas sus propiedades nutricionales, vitaminas y minerales, así como sus características como sabor, olor y textura, al haber sido recolectados en su momento óptimo de maduración.

Descarga gratis el ebook

2. Mejor precio

Al ser alimentos que siguen su ciclo natural de crecimiento, las cosechas de frutas, verduras u hortalizas o la reproducción, en el caso de pescados o mariscos, tendrán lugar en una temporada delimitada del año, haciendo que sus existencias sean mayores.

Y esto repercutirá, efectivamente, en el precio que pagarás por ellos. ¿Necesitas otro motivo? ¡Veamos la tercera ventaja! 

3. Protección de nuestro entorno

¿Cómo consumir y, a la vez, proteger el medio ambiente? Reduciendo las emisiones de CO2 a la atmósfera disminuimos el empleo de medios de transporte, ya que un producto de temporada está relacionado con el cultivo agrícola local. Además, tal y como nos recuerdan desde ecologistas en acción:

“Evitamos el cultivo masivo en condiciones muy forzadas, como grandes extensiones de invernaderos con calefacción o regadíos intensivos en zonas secas”.

Una receta con productos naturales y de temporada

Para demostrártelo, hoy te traemos una receta para preparar unos riquísimos garbanzos con tomates. Con estos sanos y sabrosos ingredientes vamos a celebrar que estamos en el año internacional de la legumbre, y a disfrutar del sabor y la frescura de una hortaliza que se encuentra en la temporada ideal para su consumo. ¡Coge tu cuchara y siéntate a disfrutar!

Chhloe, garbanzos con tomates

garbanzos-con-tomate-india

Esta receta de la India procede del libro Platos vegetarianosde Troth Wells.

Ingredientes para 4 personas

  • 225 g de garbanzos, cocidos
  • 4 tomates, a trozos
  • 2 cebollas, cortadas muy finas
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 1-2 chiles verdes, muy picados
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de páprika
  • 1 cucharada de cominos molidos
  • 1 cucharada de cilantro en polvo
  • 1 cucharadita de garam masala
  • 2 cucharadas de hojas de cilantro frescas, picadas
  • 2 cucharadas de menta fresca o 1 seca
  • Aceite o ghee
  • Sal y pimienta

Modo de elaboración

  1. En una cazuela gruesa, calienta el aceite o el ghee. Saltea la cebolla y el ajo unos 5 minutos hasta que estén dorados.

  2. Agrega el chile, la cúrcuma, la páprika, el comino, el cilantro en polvo y el garam masala y fríelo unos 2 minutos, removiendo todo el tiempo.

  3. Añade los tomates, una cucharada de las hojas de cilantro junto con la menta y déjalo al fuego durante 10 minutos, removiendo, hasta que los tomates se hayan convertido en puré.

  4. Agrega ahora los garbanzos y déjalos unos 10-15 minutos más, o incluso mejor si lo retiras del fuego y lo dejas macerar así varias horas para que los sabores se mezclen bien. Antes de servir el plato, recaliéntalo y esparce por encima el resto de las hojas de cilantro. Sírvelo con yogur y raita de pepino o sambal.

¿Sabes qué nos aporta la combinación de garbanzos y tomates? La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, nos dice que las legumbres presentan un alto contenido en hierro y zinc, son ricas en minerales y vitaminas del grupo B y son una fuente de proteínas y fibra. Además, tienen un bajo contenido en grasa y cero colesterol. Más aún si recordamos que contribuyen a proteger el medioambiente, ya que como fijadoras de nitrógeno, aumentan la fertilidad de los campos de cultivo. ¡Hazlas protagonista de tus platos!

Además, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente nos señala que el tomate presenta un alto contenido de agua (94%), nos aporta potasio y yodo, además de vitamina E, vitamina A, vitamina C, ácido fólico y niacina.

¿Quieres comer rico y sano y proteger el planeta? Pues sigue el consejo de Ecologistas en Acción y adapta tu alimentación a la temporalidad y la disponibilidad natural de los productos, evitando alimentos importados o exóticos. Sienta los productos de temporada a tu mesa: ¡tu salud y el planeta te lo están pidiendo!

New Call-to-action