Otro día más te levantas, enciendes la radio o accedes a las noticias de actualidad a través de tu móvil, y escuchas o lees información sobre desigualdad, sobre abusos, sobre injusticias… Y te preguntas: ¿algún día dejarán de ocupar titulares?

La respuesta es “sí”. A través del desarrollo comunitario es posible luchar contra las lacras de la sociedad e instaurar entornos que nos beneficien a todos por igual. ¿Sabes cómo? ¡Sigue leyendo!

desarrollo-comunitario-ong

Un grupo de alumnos asisten a una clase de la escuela construida por el grupo productor de Comercio Justo Amar Kutir de la comunidad de Bolpur en India. Apoyando a los productores de Comercio Justo contribuimos a que muchas familias tengan un trabajo digno. © Pablo Tosco/Oxfam Intermón

Como seguramente ya sabes, el desarrollo social es un proceso que requiere la implicación de todos. En él, la población, las autoridades públicas y los profesionales y técnicos trabajan codo con codo en busca de una mejora para la comunidad y el empoderamiento de las personas que viven en ella. Y hoy queremos contártelo.

Tomando como punto de partida las necesidades reales de un pueblo, una localidad o un barrio, siguiéndose las directrices marcadas en un proyecto y mediante la participación activa, el objetivo de esta acción social es enriquecer su calidad de vida, mejorando las oportunidades en especial de aquellos colectivos en riesgo de exclusión o más necesitados. Pero no se persigue sólo una mejora material, sino también garantizar la autonomía, el bienestar y la independencia de las personas.

Además, el desarrollo comunitario también tiene una vertiente educativa, al fomentar actitudes cívicas, concienciación social o promover valores solidarios.

¿Quieres ver cómo una ONG logra transformar la sociedad a través del desarrollo comunitario? Te lo mostramos a través de 3 de los proyectos donde participa Oxfam Intermón. ¡No pierdas detalle!

Descarga gratis la guía

Guatemala: capacitación de las mujeres guatemaltecas para luchar por sus derechos

En este estado de América Central los agresores disfrutan de impunidad: el 98% de la violencia denunciada por mujeres queda sin castigo hacia la persona que lo ha cometido.

Oxfam Intermón ampara a organizaciones como AMUTED y Majawil Q’ij, que facultan a autoridades ancestrales como comadronas, curanderas y guías espirituales, a la hora de sensibilizar e intervenir contra cualquier tipo de violencia que se ejerce en sus comunidades contra las mujeres, debido a la confianza y el respeto que el resto de féminas sienten hacia ellas y también porque tristemente conocen por sí mismas esta cruda realidad al haber padecido violencia machista o trata de blanca por parte de sus propios familiares.

Se han convertido en las psicólogas, médicas y abogadas que actúan en lugar de un Estado con carencias a la hora de combatir esta lacra. Son las lideresas que luchan para que la víctima obtenga apoyo emocional a nivel comunitario, así como una reparación a través del reconocimiento público por parte del agresor del daño que ha cometido sobre la mujer.

Burkina Faso: construcción de almacenes agrícolas

En este país del África Occidental hay un gran empobrecimiento rural. De ahí que sea prioritario mejorar la calidad de vida de una de las clases sociales más necesitadas: la de los agricultores y las agricultoras.

Un programa iniciado en el año 2010 por Oxfam Intermón bajo financiación de la Fundació La Caixa permitía la construcción de almacenes, el equipamiento necesario y la formación de los profesionales de 12 agrupaciones de agricultores del sur del país, impulsando, de este modo, su actividad comercial y obteniendo un mayor rendimiento por la venta de su maíz.

Así se la logrado fortalecer la economía local y dar respuesta a la inseguridad alimentaria que sufre Burkina Faso, y se seguirá robusteciendo mediante una mejora en la gestión de almacenes y el apoyo de actividades relacionadas con la transformación del maíz, que realizarán mujeres.

Ecuador: gestión social del agua

En este país de América del Sur ha habido, históricamente, un acceso desigual al agua de riego, y el campesinado ecuatoriano ha sido el más afectado por ello. Sus tierras, sus cultivos y sus familias sufrían la escasez de agua.

Oxfam Intermón trabaja con ellos para fortalecer su capacidad de autosubsistencia y poder cultivar excedentes destinados a la comercialización, mejorando, así, su economía familiar.

Para ello se está llevando a cabo un proceso de recuperación de la capa arable de los suelos de sembrado y optimizando el uso del agua disponible mediante sistemas comunitarios de riego por aspersión, cuyo objetivo es reducir al mínimo las pérdidas de agua.

Como puedes imaginar, el desarrollo comunitario es un auténtico reto que transforma comunidades y que logra el empoderamiento de las personas que lo conforman. No es una acción puntual, es un proceso que requiere tiempo y esfuerzo por parte de todos, pero en el que merece la pena involucrarse para ver los cambios que aporta a los hombres, las mujeres o las familias que habitan esas comunidades. ¡Si quieres, puedes implicarte y contribuir a que la vida de todos ellos sea un poquito menos difícil! ¿Cuál es tu respuesta?

ong por dentro