¿Recuerdas la emoción de cuando te contaban cuentos? Ahora puede que seas tú quien se los cuente a los más pequeños. ¿Piensas tal vez que no es suficiente con que sean historias divertidas; sino que quieres, que además tengan un fondo de valores?

Cuentos con valores

 Descarga gratis el ebook Érase una vez

 

Los cuentos son uno de los mejores vehículos para transmitir valores a los más pequeños. A través de historias y personajes fantásticos, puedes educar y enseñar a tus hijos, tus sobrinas o tus alumnos y alumnas. Desde los cuentos clásicos hasta las historias más modernas, la gran mayoría tienen una moraleja que se corresponde con situaciones de la vida real con las que los niños y niñas se encontrarán en más de una ocasión. Aquí te dejamos algunos cuentos clásicos para niños y niñas que pueden inspirarte. ¡Te traerán muchos recuerdos, pero seguramente ahora los verás de una forma diferente!

  • Hansel y Gretel: este es uno de los muchos cuentos en que un hermano y una hermana colaboran para salvarse mutuamente y lo consiguen gracias a sus esfuerzos conjuntos. Hansel y Gretel se demostraron a sí mismos que, mediante esta fuerza conjunta, fueron  capaces de vencer y salir victoriosos de aquella situación. La destreza, en el sentido de que es capaz de sacar algo bueno de un material pobre, es el verdadero objetivo de los más pequeños de edad escolar. Por eso es perfecto para estas edades, ya que las peleas de los niños y niñas cuando tienen que trabajar en grupo hace más que necesario enseñarles a ayudarse entre sí.
  • Cenicienta: uno de los mensajes más importantes que transmite el cuento de Cenicienta es que estamos equivocados si pensamos que debemos aferrarnos a algún objeto del mundo externo para lograr la felicidad en la vida. Todos los esfuerzos de las hermanastras por conseguir sus objetivos mediante cosas puramente materiales resultan inútiles; de nada les sirve elegir cuidadosamente los mejores vestidos ni el engaño que pretenden llevar a cabo para que el zapato se ajuste en sus pies. Sólo aquel que es sincero consigo mismo, como lo es Cenicienta, alcanza la victoria final.
  • La Bella Durmiente: en el cuento de Perrault, las hadas madrinas simbolizan el bien, la generosidad, el compromiso personal para que los demás crezcan y se desarrollen como personas. El bien, es decir, el amor desinteresado, triunfa al final, ayudado por otros valores, como la astucia de la primera hada, que logra deshacer parte del hechizo, la compasión, el compromiso y el coraje. Aunque los personajes malvados parecen triunfar en un momento, terminan por fracasar y destruirse. Aunque el mal se muestra muy poderoso, la bondad, unida a la inteligencia, siempre acaba triunfando.
  • Blancanieves: El cuento de Blancanieves es uno de los más entretenidos para los peques. Además, algunos de los elementos y personajes que aparecen en sus páginas han pasado incluso a la historia cultural. Ejemplo de ello son la manzana envenenada, los siete enanitos o el espejo mágico. Este cuento es idóneo para enseñar a los niños y niñas el daño que puede causar la envidia y trabajarla desde bien pequeños. 

Todos estos cuentos infantiles, clásicos de la literatura, los encontrarás en el libro El mundo de las hadas, de Oxfam Intermón. Aprovecha estas historias como herramientas para enseñar valores positivos a los niños y niñas para que poco a poco y desde bien pequeños sepan construir una escala de valores en la que primen la bondad, el esfuerzo, la solidaridad, el compañerismo y el amor. Les estarás preparando, también, para que aprendan a leer más allá de lo que la historia cuenta.

guía gratuita cuentos niños y niñas