Vamos a comenzar este post con un ejercicio de reflexión: ¿eres capaz de enumerar fácilmente 20 nombres de hombres que ocupan un cargo público o que son relevantes dentro de un partido político? Seguro que enseguida te vienen a la mente personajes clave de la vida política y administrativa, pero… ¿eres capaz de hacer lo mismo con nombres de mujeres?

En la política y el sistema de toma de decisiones de España todavía queda mucho por hacer en materia de igualdad de género. Las élites políticas de nuestro país son sobre todo masculinas, y los altos cargos o las decisiones son tomadas normalmente por hombres. Históricamente, las mujeres no eran consideradas sujetos de derecho, y esta tendencia se ha ido trasladando a su participación en la vida política. ¡Veámoslo!

Democracia paritaria

La democracia paritaria responde a una necesidad de lucha para la inclusión del género femenino en los organismos de toma de decisiones, no solo en nuestro país, sino en todo el mundo. Para que te hagas una idea, según datos de 2014 manejados por WomenCeo, solo 17 países de los 194 formados en el mundo tienen a una mujer al frente de su gobierno. Si analizamos estas cifras por continentes, América cuenta con 6 de los 35 países con una mujer al frente (Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Jamaica y Trinidad y Tobago). Europa también cuenta con 6 países de 50 en los que una mujer dirige la política: Alemania, Dinamarca, Eslovenia, Lituania, Noruega y Suiza. Asia solo cuenta con 3 mujeres presidentas o primeras ministras de los 41 países que la integran: Bangladesh, Corea del Sur y Tailandia. Por último, la cifra se reduce a 2 en África, pertenecientes a Liberia y Malawi. ¿Qué te dicen estas cifras?

Descarga gratis la guía

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), a fecha de julio de 2015 la presencia de mujeres con cargos ejecutivos en los principales partidos políticos era del 34,9%, muy por debajo de la representación masculina. Esto dista mucho de lo dispuesto por la Ley Orgánica 3/2007 de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, que insta a aumentar la presencia de mujeres en órganos oficiales, no pudiendo representar menos del 40% de su composición.

Si analizamos el número de mujeres que forman parte del gobierno actual en funciones, cuatro ocupan sendos ministerios, lo que supone el 30,8% del total. Como vemos, sigue siendo un porcentaje menor que el expuesto en la Ley Orgánica. ¿Y vamos a quedarnos de brazos cruzados?

En Oxfam Intermón somos conscientes del largo camino que queda por andar en cuestiones de igualdad de género, no solo en la vida política, sino en cuestiones salariales o sociales. En nuestro post “5 ejemplos de desigualdad entre hombres y mujeres” ya te hablábamos de otras brechas de género importantes en nuestra sociedad y te mencionábamos proyectos que hemos puesto en marcha, como es el caso de Avanzadoras, que trata de apoyar y dar visibilidad a mujeres que hacen valer sus derechos, que denuncian la discriminación que sufren y que apuestan por crear una sociedad más justa. ¡No las perdamos de vista!

Es por ello que en conjunto es importante trabajar sobre diferentes frentes, tanto en la educación contra la discriminación como en la imposición de cuotas de paridad en organismos públicos y privados, o la lucha contra las diferencias salariales en empresas. Así, lograremos que la discriminación de género se convierta en historia y que por fin las mujeres tengan el peso que se merecen en la toma de decisiones. ¿Nos ponemos en marcha?

New Call-to-action