En las últimas décadas la humanidad hemos conseguido avanzar en la lucha por los derechos de las personas, es cierto. Sin embargo, a pesar de todos los logros alcanzados hasta ahora, aún hoy vivimos en una sociedad injusta y desigual.

Una de las maneras imprescindibles de seguir avanzando es a través del trabajo de las asociaciones sin ánimo de lucro, que permite paliar estas deficiencias y sensibilizar a la ciudadanía. ¿Conoces la importancia de su labor? ¡Después de este post, la verás con otros ojos!

asociacione-sin-ánimo-de-lucro

Empecemos por descubrir unas entidades sin ánimo de lucro cuyo trabajo es reflejo de su compromiso con la sociedad.

Tres entidades sin ánimo de lucro comprometidas con la sociedad

  • Fundación Ana Bella

    Trabaja a favor de las mujeres que han sufrido violencia de género. A través de la Escuela Ana Bella, la entidad ofrece formación profesional y coaching individual para lograr su empoderamiento. El objetivo es acabar con su exclusión social y que las víctimas de este tipo de violencia desarrollen trabajos valorados socialmente y bien remunerados. Mediante el Programa Amiga se brinda apoyo a las mujeres víctimas de maltrato, y son las propias mujeres que han superado esa situación las que ofrecen acompañamiento y auxilio en esos complicados momentos.

  • Alboan

    Promovida por los jesuitas, esta ONG dedicada a la cooperación internacional lucha por crear una sociedad que acabe con las injusticias y desigualdades, y recupere el derecho de toda persona a tener una vida digna con independencia de su lugar de nacimiento. Para ello trabaja a favor de la equidad de género o una educación de calidad a la que puedan acceder colectivos excluidos o comunidades marginales.

  • Fundació Formació i Treball

    Promovida por Cáritas Diocesana de Barcelona, su misión se enmarca dentro de dos ámbitos: laboral y social. Así encontramos la formación e inserción laboral de aquellas personas que padecen especiales dificultades de tipo personal y sociolaboral para ingresar dentro del mercado de trabajo. Para alcanzar este objetivo, la fundación ofrece formación ocupacional y actividades económicas que beneficien su inserción profesional. En el ámbito comunitario desarrolla un programa de entrega social (PES) cuyo objetivo es ofrecer suministro de hogar, enseres o ropa a familias con escasos recursos económicos.

Descarga gratis la guía

Cuando la riqueza no es sinónimo de lucha contra la pobreza

Mediante el informe Riqueza: tenerlo todo y querer más, la ONG Oxfam Intermón ponía de manifiesto el desigual reparto de la riqueza mundial, al concentrarse esta cada vez más en torno a una pequeña élite. Y eso, ¿en qué se traduce?

Las grandes empresas del sector financiero y de seguros, del farmacéutico y de atención sanitaria generan unas cuantiosas ganancias anuales. Disponer de estos recursos permite a sus dueños e inversores acrecentar su fortuna personal. Pero también poder desarrollar estrategias de lobby directo a los gobiernos, encaminadas a proteger sus intereses y fomentar entornos normativos que protejan su actividad comercial.

Si estas actividades de lobby van dirigidas a influir sobre temas presupuestarios y fiscales, se está actuando sobre los recursos públicos disponibles y, por tanto, el conjunto de la ciudadanía se verá afectada por ellas, ya que no percibirá el provecho de dichos recursos. ¿Qué te parece?

Todo esto nos lleva a ver la necesidad de construir un sistema político y económico equitativo que valore al conjunto de la sociedad. Se requieren políticas que redistribuyan el dinero y el poder que está en manos de estas pequeñas élites, y que aborden los problemas que están generando situaciones de desigualdad tan extremas a nivel mundial.

davos-desigualdad

Oxfam Intermón, a través de su informe Iguales: acabemos con la desigualdad extrema. Es hora de cambiar las reglas, ofrecía una lista de recomendaciones a gobiernos, instituciones y empresas, para poner fin a la desigualdad. ¡Consúltalo!

Como ves, el trabajo de las asociaciones sin ánimo de lucro sigue siendo esencial, pero el compromiso de la ciudadanía, dejando oír su voz, puede mostrar a la administración y a las empresas qué tipo de sociedad queremos tener. Esa voz no debe acallarse nunca. ¿Oiremos la tuya?

ong por dentro