¿Recuerdas cuando en tu infancia te imaginabas un mundo perfecto? Allí todo era mágico. Las personas que lo habitaban eran solidarias y generosas, cuidaban de su planeta y no necesitaban del dinero para conseguir las cosas que precisaban. Gracias a la economía colaborativa, construir ese mundo perfecto está mucho más cerca. ¡Hoy, te lo traemos para que siempre te acompañe!

Las personas han dicho basta a la economía tradicional que implicaba un sistema con grandes desequilibrios, que potenciaba el mantenimiento de la pobreza y la desigualdad, y han pasado a un modelo de intercambio, de colaboración, de trueque, mucho más ético y solidario para las personas y cuidadoso con el medio ambiente, al contribuir a la reutilización o reciclaje de objetos ya existentes.

Pero este tipo de economía no está basada sólo en conseguir los bienes materiales que necesitamos, también nos permite obtener bienes intangibles a través del intercambio de conocimientos, el asesoramiento, o la ayuda desinteresada entre personas. ¡Y cada vez hay más!

Economía colaborativa

Economía colaborativa: intercambiar frente a acumular

La economía colaborativa nos está humanizado, y ha conseguido que la sociedad dé un paso más en el ámbito de la cooperación, encaminándonos a compartir sobre algo tan preciado para nosotros como es nuestra salud.

Es cierto que entre familiares o amigos, debido a la confianza y el lazo que los une, siempre ha existido una ayuda mutua, actuando unos y otros como sostén o apoyo ante una enfermedad, o cediéndose incluso productos de tipo ortopédico. Pero ahora estamos asistiendo a un movimiento donde las personas comparten y colaboran entre auténticos desconocidos. ¡Viva la solidaridad!

Están surgiendo plataformas online que nos permiten intercambiar recursos, información e incluso nuestras propias experiencias sobre salud.

Un ejemplo claro lo encontramos en México, donde se ha puesto en marcha el conocido como “dispensario comunitario de medicamentos”. Su función es abastecer a la comunidad mediante fármacos que otras personas han entregado de forma altruista, al no necesitar ya hacer uso de ellos.

 Descarga gratis la guía Consumo Responsable

Plataformas on-line de economía colaborativa en el ámbito de la salud

El deseo por colaborar y cooperar en el ámbito de la salud se refleja en todas estas plataformas:

Healthmap 

Esta es una plataformas que a través de medios sociales online identifican brotes de enfermedades más rápidamente que mediante los métodos tradicionales y sirve para predecir y vigilarlas.

TeamUp 

Servicio online de Macmillan Cancer Support, actualmente en idioma inglés, destinado a que familiares y pacientes de cáncer puedan ayudarse entre sí y encuentren un apoyo en personas que están pasando o han pasado por su misma situación.

Patientslikeme

En esta web, también en inglés, los pacientes pueden compartir sus historiales médicos con el objetivo de dar a conocer sus síntomas y experiencias sobre diversas enfermedades, y contribuir de este modo a mejorar la vida de otros pacientes y familiares.

Esta nueva dimensión de la economía colaborativa no debería sorprendernos, sino demostrarnos que transformar la sociedad es fácil cuando estamos dispuestos a promover ese cambio. Recuerda que son personas anónimas como tú las que lo están logrando. Y, como has visto, hay muchas maneras de colaborar. ¡Elige la tuya y ponte en marcha!

descarga guía gratuita consumo responsable