Llega la primavera, suben las temperaturas, llevas meses vistiendo la misma ropa, y aunque ciertamente puedes aprovechar seguro tu armario de la temporada pasada…te apetece un cambio. Paseas por la calle y las grandes marcas de moda anuncian las nuevas colecciones en sus escaparates impecables; maniquíes vestidos en rayas marineras, tonos pasteles, blancos, gasas, transparencias…

Pero, cuando entramos en una tienda, deberíamos ser conscientes del largo proceso de producción que las prendas han sufrido y las importantes implicaciones medioambientales y sociales que han generado.

Tradicionalmente la ropa sólo se producía con fibras textiles naturales; hoy en día se utilizan fibras artificiales, obtenidas mediante síntesis química a partir de derivados como el petróleo. El mayor impacto ambiental lo generan la obtención de materias primas y la producción de los tejidos, especialmente en el uso de tintes y blanqueo de tejidos.

Por otra parte, la gran mayoría de la ropa que consumimos se produce en los países del Sur sin tener en cuenta, en muchos casos, las condiciones laborales y sociales de los trabajadores.

© Chetna Organic Association Trabajadoras de Chetna Organic Association recogiendo algodón orgánico

Trabajadoras de Chetna Organic Association recogiendo algodón orgánico. © Chetna Organic Association

Oxfam Intermón, consciente de todo este cambio, empezó a trabajar en Comercio Justo en 1994. Pero no fue hasta el 2012 cuando desarrolló una nueva iniciativa: crear una alternativa al modelo de producción textil. Y así nació Veraluna Comercio Justo, fruto de la colaboración con la marca de moda Hoss Intropia.

Esta primavera Veraluna cuenta con más de cien ítems (ropa y complementos). Todos los productos han sido desarrollados bajo los principios del comercio justo respetando los derechos laborales de las personas productoras y asegurando el respeto al medio ambiente en el uso de materias primas.

Descarga gratis:

Veraluna Comercio Justo, quiere vestir a todas las mujeres que se preocupan por su salud, el medioambiente y, además, les gusta cuidar su estilo. También cuenta con algunas prendas para hombres, niños y niñas.

Dentro de la colección, sin lugar a dudas, la materia prima protagonista es el algodón. Una amplia gama de la colección está formada por prendas básicas producidas con algodón ecológico de alta calidad. Oxfam Intermón está haciendo una fuerte apuesta por conseguir que toda la materia prima sea ecológica y de excelente calidad. Podrás reconocer estas prendas porque a la altura del cuello tienen una cinta de tela que indica “100% fair and organic made in India”.

¿Pero qué tiene el algodón ecológico que no tenga el algodón convencional?

Según estudios realizados, en el algodón convencional se utilizan más del 10% de los pesticidas del mundo y cerca del 25% de los insecticidas mundiales.

El algodón orgánico o ecológico es beneficioso para el medio ambiente y nuestra salud porque es cultivado y crece en campos de tierra fértil libres de pesticidas, y fertilizantes químicos sintéticos, y es hilado y producido sin químicos tóxicos.

© Amanda Glez Pijamas de algodón 100% ecológico. Producidos por la cooperativa india  The Rajlakshmi Cotton Mills: una sociedad privada cuya sede se encuentra en Calcuta (India) y produce y exporta productos textiles de algodón orgánico y de comercio justo. La calidad de sus productos y diseños va acompañada de unas condiciones laborales dignas para sus trabajadores, cerca de 500 repartidos en dos centros de producción.  Más información: oxfamintermon.org

Pijamas de algodón 100% ecológico. Producidos por la cooperativa india The Rajlakshmi Cotton Mills: una sociedad privada cuya sede se encuentra en Calcuta (India) y produce y exporta productos textiles de algodón orgánico y de comercio justo. La calidad de sus productos y diseños va acompañada de unas condiciones laborales dignas para sus trabajadores, cerca de 500 repartidos en dos centros de producción. Más información: oxfamintermon.org © Amanda Glez

El algodón convencional es blanqueado antes de ser teñido. Se utilizan varios compuestos dañinos para la salud humana como el cloro o la dioxina. Para teñir y confeccionar el algodón se utilizan también metales pesados altamente contaminantes y dañinos para la piel de las personas.

El uso excesivo de pesticidas a la hora de cultivar el algodón tiene un impacto significativo en toda la cadena productiva: desde el medioambiente (contaminación de los ríos, por ejemplo), pasando por los consumidores (usuarios de la ropa) hasta los mismos campesinos, como quemaduras en su piel, y confeccionadores de los tejidos.

Sin embargo, cuando usamos prendas fabricadas con algodón orgánico disminuimos la posibilidad de presentar reacciones alérgicas, nuestra piel respira mejor y son más suaves, y sobretodo respetamos el medioambiente y cuidamos la tierra.

Y seguro que todas estas variables positivas juntas producen que nos sintamos mucho más felices al usar prendas producidas y tejidas de forma respetuosa.

¡Fomenta la compra consciente!

Nuestra colección de moda Veraluna Comercio Justo es un compromiso social y medioambiental. Juntos podemos conseguir que otras empresas textiles vean que propuestas como Veraluna Comercio Justo tienen un apoyo fuerte y creciente, y por lo tanto vayan cambiando sus exigencias sobre las condiciones de trabajo de las personas que están detrás del cultivo de sus materias primas y de la confección de prendas.

No te pierdas el lookbook digital de la colección. y compártelo.

Consulta disponibilidad en tu tienda más cercana de las 38 disponibles por todo el territorio o en la tienda online tienda.oxfamintermon.org

guia gratuita comercio justo descarga gratis