¿Cómo te sientes cuando comes más sano? ¿Has comprobado que te encuentras mejor cuando optas por recetas saludables y eliges ingredientes naturales para elaborarlas?

Pues imagina que este beneficio no solo pueda ser bueno para ti sino también provechoso para el medio ambiente. ¿Y si te decimos que es posible? En este post queremos descubrirte este doble beneficio del consumo de comida ecológica, así que te invitamos a adentrarte en él con una pregunta que te abrirá los ojos. ¿Te atreves a responderla?

comida-ecologica

¿Cómo influye sobre el planeta el tipo de cultivo empleado para obtener los alimentos que consumimos?

Comencemos poniendo sobre la mesa un dato de Greenpeace:

El 90% de las plantas silvestres y un tercio de nuestros alimentos dependen de la polinización, pero un 20% de las abejas ha desaparecido en Europa.

¿Te imaginas dónde está la causa de esta situación? La respuesta es simple: en los plaguicidas empleados por la agricultura industrial que merman la población de estos insectos.

¿Qué características definen a la agricultura industrial?

  • Es destructiva. Greenpeace nos habla de la agricultura industrial como un tipo de cultivo de carácter destructivo por el alto consumo de agua y petróleo que precisa.

  • Contribuye al cambio climático. Por el uso de productos fertilizantes y plaguicidas de naturaleza química que generan emisiones de gases efecto invernadero y, por tanto, contribuyen al cambio climático.

  • Es nociva para la biodiversidad. Es un modelo de cultivo relacionado con la deforestación de ecosistemas.

  • Es dañina para los agricultores y agricultoras. Es perjudicial para el pequeño campesinado porque pocas manos son las que aglutinan su control.

¿Imaginabas todas estas consecuencias?

Descarga gratis el ebook

 

¡Pero no todo está perdido! A nuestro alcance tenemos la alternativa para paliar esta realidad: la comida de origen ecológico. ¿Por qué? Por el tipo de cultivo.

Y… ¿cómo es?

  • Es sostenible
  • Protege la biodiversidad
  • Permite conservar los recursos naturales
  • Desarrolla prácticas medioambientales respetuosas
  • Protege el bienestar animal

Y contribuye a mantenernos sanos. ¿Quieres conocer el beneficio que supone para ti su consumo? ¡Sigue leyendo!

¿En qué beneficia a la salud el consumo de comida ecológica?

La clave la encontramos en un estudio de la Universidad de Newcastle, en el Reino Unido, coordinado por el profesor Carlo Leifert. Esto es lo que nos dice:

  • Menor presencia de pesticidas. Los alimentos procedentes de la agricultura ecológica contienen menos índices de pesticidas, y metales tóxicos como el cadmio.

  • Mayor presencia de antioxidante. La investigación muestra que las frutas, las hortalizas y los cereales ecológicos presentan hasta un 60% más de antioxidantes clave si los equiparamos a los tradicionales, es decir, que nos aportarían una dosis complementaria similar a consumir entre una y dos raciones extra de frutas u hortalizas al día.

  • Niveles de sustancias según tipo de cultivo. Nos indica que es cuatro veces más factible localizar restos de pesticidas en los sembrados convencionales frente a los orgánicos.

Cultivo ecológico: aquí no hay “gato por liebre”

"agricultura-ecologica"

Vale, todo esto está muy bien. Pero… como consumidor o consumidora, ¿qué garantías tengo? ¿Cómo sé que los productos que adquiero son realmente ecológicos? Sencillo. Fíjate en el logotipo ecológico de la UE. Cuando lo veas sabrás que, entre otras cuestiones…

  • Es un alimento respetuoso con la naturaleza, pues se ha cultivado o producido de forma sostenible.
  • Procura el bienestar animal de los animales de granja; de ahí que, por ejemplo, estos pasten libremente en el exterior.
  • No es un organismo genéticamente modificado.
  • Respalda un uso limitado de aditivos alimentarios.
  • Implica que los insumos para la producción agrícola provienen mayoritariamente de la propia granja.

ecoetiqueta europeaSi aún no te convence, tienes que saber que para ser un agricultor o agricultora ecológico dentro de la UE es obligatorio que respetes los ciclos de crecimiento naturales, asegures una correcta salud de los suelos, animales y plantas o fomentes la biodiversidad.

Si todavía tienes dudas, es buen momento para saber que te someterán a controles y exámenes, como mínimo, una vez cada año.

Si todavía sigues desconfiando, la mejor garantía la encontrarás en los propios agricultores y agricultoras ecológicos, un colectivo que comprende que es posible alimentarnos sin destruir el planeta ni comprometer con nuestro estilo de vida a las generaciones futuras.

Son un colectivo que no se ha dejado llevar por el consumismo y despilfarro de la sociedad moderna y nos redescubre, con sus alimentos naturales, cuestiones que habíamos olvidado:

  • La importancia del suelo. A través de él se nutren las plantas, que alimentan a los seres vivos y aportan oxígeno al ser humano.

  • La trascendencia del agua. Es un recurso natural esencial para la vida en el planeta. Tanto para animales, plantas y seres vivos actuales como para generar vida en el futuro.

  • La magnitud de la biodiversidad. Todo organismo vivo cumple una función dentro del ciclo de la naturaleza. Los insectos son esenciales para la polinización: gracias a ella brotan plantas o crecen frutos con los que se alimentan los animales y el propio ser humano.

Por ello, los agricultores y agricultoras ecológicos cuidan y favorecen la fertilidad de los suelos que cultivan. Saben que el agua no es otro insumo agrícola más dentro del ciclo de labranza, y realizan una gestión responsable del agua, sin desperdiciarla. Comprenden que cada ser vivo tiene su hábitat y evitan modificarlo, contribuyendo así al mantenimiento del medio ambiente natural.

La apuesta del Comercio Justo por el cultivo ecológico

"productora-cafe-tierra-madre"

Luz Evelia Godines Solano en su parcela vivero de café. Es productora del café Tierra Madre que se comercializa en España y es también campesina de la comunidad de La Chiripa. Es socia de Aldea Global. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Desde Oxfam Intermón llevamos años impulsando los productos de origen ecológico a través del Comercio Justo. Uno de los grupos productores de donde procede el chocolate de nuestras tabletas bio, la cooperativa boliviana El Ceibo, produce cacao y chocolate orgánico desde 1977, y desde 1993 la organización de productores y productoras Sofa Biofoods, de cuyas pequeñas plantaciones procede uno de los tés empleados en nuestra gama bio a granel, desarrolla en sus plantíos los principios de la agricultura ecológica.

¿Sabías que en nuestra tienda online puedes encontrar una amplia gama de artículos tanto de alimentación como textiles y cosméticos naturales, para cuya elaboración hemos empleado materias primas cultivadas según los criterios de la agricultura ecológica? ¡Pruébalos!

Productos de cultivo ecológico: no solo saludables para ti o el medio ambiente

En el caso de los productos de Comercio Justo de procedencia ecológica, sumamos un beneficio extra al cuidado ambiental y de nuestra salud, ya que con cada artículo estamos generando solidaridad en forma de justicia, igualdad y dignidad para las familias y comunidades que están detrás de los productos que consumimos. ¡Esta es una de nuestras razones de ser!

Un ejemplo de ello lo encontramos en el café ecológico 100% arábica, un producto que, además de ser de Comercio Justo, defiende los derechos de las mujeres campesinas que lo cultivan. 

¿Qué beneficios implica este café?:

  • Mujeres empoderadas. Con cada taza de este café que consumas, estarás garantizando el empoderamiento de la mujer nicaragüense al permitir que pueda registrar a su nombre las tierras que siembran y trabajan.

  • Igualdad de género. En Nicaragua, normalmente son los hombres quienes poseen la tierra, aunque sean las mujeres quienes la trabajan. Bajo el Comercio Justo, al exigir que sean ellas quienes tengan un título de propiedad, estamos consiguiendo el derecho a que puedan cobrar por su trabajo. De esta manera, desde Oxfam Intermón luchamos por la igualdad de hombres y mujeres y les damos esperanza para mejorar su futuro.

cafe-tierra-madre

Con este artículo hemos querido mostrarte que la comida ecológica es más que un alimento. Es el ingrediente que nos permite cuidar y a la vez disfrutar de nuestro planeta, para saborear una vida sana y para construir una sociedad más habitable. ¡El condimento perfecto es “eco”! ¿Te animas a llenar tu despensa de sostenibilidad, justicia e igualdad?

cocina valores