La crisis económica ha dejado devastadores efectos a su paso: la falta de oportunidades laborales y la burbuja inmobiliaria han sesgado el futuro de muchísimas personas. Y, además, otra sombra se extiende sobre la población: la evasión fiscal de las grandes fortunas y grandes empresas, que eluden sus responsabilidades y ponen en riesgo las políticas sociales de los diferentes países, al aumentar su presencia en lo que conocemos como paraísos fiscales. 

¿Cuántas veces al día oímos hablar de ello en los medios de comunicación? Te contamos un poco más acerca de su significado y las consecuencias en nuestra economía. ¡Te interesa!

paraiso-fiscal

¿Qué son los paraísos fiscales?

Un paraíso fiscal es un territorio donde la tributación fiscal es muy baja o prácticamente nula, en donde pueden hacerse transacciones y operaciones de casi cualquier tipo sin necesidad de registros o controles. Por supuesto, no todos tienen las mismas características y algunos son los preferidos para las fortunas personales, como Mónaco, mientras que otros son el campo de cultivo perfecto para malas prácticas empresariales, como es el caso de Panamá o Liberia; es decir, que dentro de lo que denominamos paraísos fiscales hay una especie de especialización en diferentes materias fiscales.

Un estudio realizado por Oxfam Intermón expone que las empresas que componen el Ibex 35 aumentaron en un 205% su presencia en estos paraísos. ¿Y sabes qué significó esto? Que la recaudación a través del impuesto de sociedades descendió en más de un 50%, es decir, que España dejó de ingresar 25.000 millones de euros. Este dinero hubiera sido suficiente, por ejemplo, para duplicar las prestaciones por desempleo de todo un año. ¡Que no es poco!

Y no solo eso: estas grandes empresas, que eluden sus responsabilidades, están sujetas a un tipo impositivo del 5,3%, mientras que el de las pymes y los autónomos es del 16%. ¿Sabes qué habría pasado si las empresas del Ibex 35 hubieran pagado lo mismo que cualquier pyme? Que el Estado habría ganado más de 8.000 millones de euros. Esto hubiera servido para cubrir las necesidades de las personas adscritas a la Ley de dependencia. ¿Sientes indignación? ¿Impotencia? ¡Veamos cómo podemos cambiar la situación!

Descarga gratis la guía

 

Haz que los paraísos fiscales cumplan con su responsabilidad social

La evasión fiscal de las grandes empresas y fortunas personales tiene efectos negativos sobre el presupuesto del Estado y, por tanto, afecta directamente a la sanidad o a la educación del país, por ejemplo. Pero, además, en los países donde se instalan estas filiales, las arcas se van vaciando lentamente fruto de la falta de escrúpulos de estos empresarios. Los países en desarrollo pierden año tras año alrededor de 100.000 millones de dólares debido a la actuación fiscalmente irresponsable de las multinacionales.

El fraude fiscal nos afecta a todos. Súmate a la campaña: los impuestos son el medio que garantiza la pervivencia de las políticas sociales de las que todos nos beneficiamos. Y la evasión fiscal hace que los pobres sean cada vez más vulnerables y los ricos, cada vez más poderosos. ¡Es hora de actuar! Ayúdanos a conseguir una ley fiscal justa que obligue a las grandes fortunas y a las grandes empresas a cumplir con sus obligaciones fiscales. ¡Firma ahora la petición!

Es hora de conseguir un marco de protección fiscal para todos los países que garantice la permanencia de servicios tan esenciales como la educación, la protección social o la sanidad y no ponga en riesgo la subsistencia de las personas ni les impida salir de la pobreza. Si tomamos conciencia de ello conseguiremos un mundo más justo. Porque es una realidad que tenemos muy cerca: en cada familia que le cuesta llegar a fin de mes, en cada niño que no realiza sus cinco comidas al día, en cada anciano que pasa frío en invierno. ¡Contribuye a dar la vuelta a esta situación! Entre todos… ¡sí es posible!

ong por dentro