El término ONG es habitual para muchos de nosotros y nosotras. De hecho, hoy día casi todos tenemos una idea aproximada de la labor que realizan las ONG en la sociedad actual, así como de sus principales aportes y beneficios. ¿Nos equivocamos

New Call-to-action

Sin embargo, no siempre fue así. Este tipo de organizaciones han ganado protagonismo hace apenas dos o tres décadas, cuando diversos grupos de personas expertas y voluntarias se unieron en torno a preocupaciones sociales, económicas, ambientales, culturales y de diversa índole, especialmente en regiones del mundo con bajos niveles de desarrollo.

"ONG"

Hoy día las ONG juegan un papel determinante en el mundo. El artículo 71 de la Carta de la Organización de Naciones Unidas (ONU) reconoce dicho papel y hace un llamamiento a su Consejo Económico y Social para mantener vínculos directos con ellas e incluirlas en las consultas para la ejecución y desarrollo de proyectos sociales.

En España, la aparición de estas organizaciones ha sido significativa en las últimas dos décadas. Gobierno, comunidades autónomas, ayuntamientos y diputaciones destinan cada año una parte de su presupuesto a la financiación de proyectos sociales en países en vías de desarrollo, especialmente en América Latina y África. Este porcentaje ha ido desciendo de forma sustancial año tras año, como nos señalan desde el portal  de transparencia y vigilancia de la cooperación española La realidad de la Ayuda.

Cómo saber si se trata de una ONG: características

En términos prácticos, una ONG es una entidad de carácter privado cuyos objetivos se orientan a la consecución de fines sociales y la cobertura de necesidades en espacios determinados, casi siempre de carácter altruista y humanitario. Repasemos otras de las características más significativas de estas entidades:

  • Son organizaciones privadas o particulares cuyo capital depende de las contribuciones de las personas que forman parte del proyecto. Esto no quiere decir que no puedan recibir dinero proveniente de instituciones públicas o de otras entidades privadas, tal como sucede a menudo.
  • No tienen ánimo de lucro, es decir, su propósito no es aumentar los beneficios económicos de sus socios o contribuyentes. Todo lo contrario, su acción está determinada por una serie de valores sociales como la solidaridad, la cooperación o la ayuda humanitaria.
  • Invierten los donativos que reciben en el campo social donde operan, lo cual confirma su carácter altruista. Esto es más evidente en los proyectos en los que las personas que integran una comunidad trabajan en la ejecución de tareas y, por tanto, son receptoras directas de los beneficios.
  • Son autónomas en su gestión administrativa y en sus decisiones. Ninguna institución o autoridad gubernamental, oficial o pública puede interferir en este aspecto. Como contrapartida, a las ONG les corresponde cumplir con una serie de requisitos y normas para su constitución y funcionamiento.
  • Incentivan la participación de comunidades y grupos sociales, pues el eje de su acción no solo es la cooperación y la ejecución de labores en sí mismas. De lo que se trata, a la vez, es de motivar y vincular a las personas de las comunidades beneficiadas para que sean ellas mismas quienes ejecuten las labores y, de este modo, garanticen la continuidad y sostenibilidad de los proyectos.
  • Desempeñan una labor pedagógica en los entornos en los que operan. La promoción de valores como la justicia social, la participación, la equidad, la igualdad y la democracia es una de las labores paralelas a la ejecución de obras de infraestructura o de dotación de bienes materiales. No son solo soluciones; son acciones con sentido social de largo alcance.

¿Qué tipos de ONG existen en la actualidad?

Aunque todas las ONG comparten el carácter altruista y el compromiso social, esto no significa que todas sean iguales. De hecho, entre ellas existen diferencias que por lo general se determinan por factores como su forma de constitución, su orientación o su área de influencia. ¡Aunque eso no es todo!

Vale la pena aclarar que una misma ONG puede abarcar más de un ámbito, sobre todo si su estructura es especialmente compleja o si opera en varios campos o terrenos. Esto les pasa, por ejemplo, a las ONG más grandes.

Existen muchos tipos de ONG y muchas formas diversas de clasificarlas. En realidad no hay unanimidad a la hora de realizar una clasificación. Una de las más sencillas es la realizada por Raquel Herranz en el libro Las ONG: un sistema de indicadores para su evaluación y gestión. En esta obra, la autora divide a las ONG en cuatro grupos diferentes:

  • ONG de Promoción y Sensibilización

    Su principal objetivo es influir en la estructura social imperante y generar cambios relacionados con los derechos humanos, de un grupo social o colectivo en concreto, pero también en los derechos naturales. Las más conocidas son las organizaciones que velan por la visibilidad y la participación de grupos minoritarios, como por ejemplo la comunidad LGTBI, las personas inmigrantes, las personas discapacitadas, las mujeres víctimas de violencia de género y las personas en riesgo de exclusión social. También pueden incluirse las ONG que defienden los derechos de los animales o aquellas otras que velan por el cuidado medioambiental en general. De todos los tipos de organizaciones no gubernamentales, estas son las más reivindicativas y su principal valor es el activismo.

  • ONG de Ayuda Humanitaria y de Emergencia

    Son organizaciones dedicadas a la cobertura de necesidades básicas de personas en riesgo de pobreza o exclusión social. Se dedican básicamente a facilitar el acceso a ropa, medicinas, alimentos, provisiones para vivienda, transportes, libros de texto, entre otras carencias. Estas ONG también se implican en las actividades de socorro y evacuación durante emergencias humanitarias.

  • ONG de Desarrollo

    Este tipo de organizaciones se caracterzian por llevar a cabo su labor en países empobrecidos. El objetivo final de estas entidades no lucrativas el fomentar el empoderamiento de estas zonas en todas sus facetas: social, económica, cultural y política. Trabajan en áreas muy diversas que van desde la sanidad hasta la educación. 

  • ONG de Acción Social

    Se trata de iniciativas sin ánimo de lucro que surgen en el seno de una comunidad. Los colaboradores o contribuyentes son sus mismos beneficiarios. La constitución de este tipo de organizaciones puede dar lugar a redes de vecinos, agrupaciones de mujeres, espacios culturales, clubes deportivos e iniciativas religiosas o educativas. Todo lo relativo a los proyectos se gesta y ocurre en el terreno de intervención.

Descarga gratis la guía

cooperacion-reforzada

Las ONG por dentro: conoce cuál es su funcionamiento

El funcionamiento de una ONG depende de sus valores, de su estructura y, sobre todo, de la causa o proyecto que quiera desarrollar. A partir de esto, les corresponde a sus colaboradores definir las formas de trabajo en función de los recursos disponibles.

Puede que, llegado este momento, te estés preguntando: ¿De dónde procede su financiación?. Como decíamos antes, las organizaciones no gubernamentales pueden recibir dinero, donaciones y otras aportaciones de agentes privados (incluidas otras ONG) o también de gobiernos, entidades públicas e instituciones oficiales. De esta manera se define si sus fondos son públicos o si son particulares.

En el primer caso, las ONG realizan campañas para que tanto personas particulares como jurídicas se vinculen a las causas sociales y realicen aportaciones, no solamente económicas sino también de infraestructura, bienes materiales y todo lo que pueda contribuir a la ejecución y desarrollo de sus iniciativas humanitarias.

Cuando los fondos son públicos, por lo general están regulados por leyes oficiales y se asignan en función de una serie de requisitos que deben cumplir las organizaciones. En la mayoría de los presupuestos generales se destina una cuota para la cooperación, la ayuda humanitaria y la labor de las ONG.

Sin embargo, las aportaciones que estas reciben no son siempre iguales ni tienen la misma periodicidad. Algunas son semanales, mensuales, trimestrales, semestrales o incluso anuales. Otras son puntuales, es decir, que no tienen continuidad en el tiempo y responden a motivaciones o intereses esporádicos. 

¿Qué habilidades necesito para vincularme a una ONG?

El rol de las ONG en nuestra sociedad es amplio y se puede apreciar en diversas áreas, campos o disciplinas. Las hay de muchos tipos y con diversos objetivos. Por tanto, si tienes interés en vincularte a una de ellas, antes debes saber los aspectos que no pueden faltar en tu día a día. ¡Conócelos y empieza ahora!

  • Compromiso

A las ONG acuden personas dinámicas, proactivas y con una visión práctica de las situaciones. Son personas que hacen cosas todo el tiempo y que buscan ser eficaces en todo lo que hacen. Están en el terreno, se comprometen de lleno y no se dan por satisfechas hasta que no han alcanzado los objetivos previstos.

  • Altruismo

Más allá de si la actividad que vas a realizar es remunerada o no, lo importante de vincularte a una ONG es que comprendas el valor del altruismo, es decir, aquella cualidad humana que nos permite realizar determinadas cosas sin esperar nada a cambio. Eso es el altruismo: solidaridad en estado puro.

  • Capacidad de contribución

Sin embargo, no solo basta con hacer cosas todo el rato. Lo esencial de vincularte a una ONG es que contribuyas de alguna forma al entorno en el que te desempeñas.

  • Empatía y sensibilidad

No puede faltar la capacidad de ponerse en el lugar de los otros, de entender sus motivaciones y razones. Tienes que ser sensible ante la realidad que aprecias y, a la vez, saber plantear soluciones originales, eficaces y sostenibles.

  • Formación

Por último, es importante que cuentes con formación o experiencia en el tercer sector, es decir, el terreno exclusivo de las ONG. Cuanta más formación tengas, más opciones tendrás de desarrollar proyectos sociales con éxito.

Si después de leer este post te has dado cuenta de que tienes mucho por ofrecer, ¡lánzate! Te recomendamos que busques una causa y un ámbito de actuación, siendo siempre consciente de tu disponibilidad y recursos, y te impliques en ella. ¿Aportación en bienes o voluntariado (¡o ambos!)? ¡Tú decides! 

ong por dentro