Nuestras manos, nuestro rostro, toda nuestra piel está expuesta a diario al estrés, al sol, al frío, a los detergentes o lavavajillas que empleamos…

En EFE salud, web de la agencia de noticias centrada en ampliar información sobre esta temática, nos dicen que “nuestra piel tiene una función de respuesta inmunológica, hormonal y sintetiza la vitamina D, que es importante para nuestros huesos”. Si es así, ¿por qué no cuidarla como se merece? Hoy queremos hablarte de cómo protegerla con los productos de karité de la marca de Comercio Justo Senzia. Si todavía no los conoces, ¡este post te los descubre!

© Marion Joly/Oxfam Intermón

Productos de karité de Senzia, cosmética eficaz y sostenible

Se trata de productos cosméticos naturales y orgánicos de alta calidad porque emplean el mayor porcentaje posible de aceites vegetales en sus fórmulas, enriquecidas con otros ingredientes naturales como por ejemplo el baobab (con su poder regenerante e hidratante), el aceite de argán (con sus vitaminas antioxidantes) o la arcilla blanca (con su capacidad de limpiar nuestra piel de impurezas).

Han sido elaborados en España por Laboratorios Carol y están avalados por Natrue, lo que garantiza la ausencia de fragancias sintéticas, colorantes, parabenos o derivados del petróleo y Eco-Control, que avala que los productos empleados para su elaboración proceden de la agricultura ecológica.

Descarga gratis:

 

Descubre el producto cosmético con karité que mejor se adapta a tus necesidades y encuéntralos todos en la tienda online y en las tiendas solidarias de Oxfam Intermón:

  • Facial

    Protector labial, crema contorno de ojos y crema facial de día, que suman al karité ingredientes como el extracto de manzanilla, el aceite de aguacate o la caléndula.

  • Manos

    Crema de manos con aceite de jojoba, pepitas de uva y vitamina E.

  • Corporal

    Manteca, crema de pies y crema corporal anticelulítica, que refuerzan el poder del karité con componentes como el aceite de almendras, el extracto de menta o el aceite de hibisco.

  • Capilar

    Mascarilla nutritiva y mascarilla capilar, con Ginko Biloba o aceite de jojoba para cuidar nuestro cabello como se merece.

El karité proporciona una intensa nutrición a nuestra piel, previene su deshidratación y la protege de las agresiones externas diarias como el sol y el viento.

Ten presente que el karité es mucho más que un instrumento para cuidar nuestra piel, porque si es de Comercio Justo, está fomentando el acceso de la mujer al trabajo, la mejora de las técnicas de cultivo o la sostenibilidad medioambiental. ¡Más completo, imposible!

karite-cosmetica-natural

Fuente imagen: Flickr / White African

¿Eliges por la etiqueta o por el precio?

Es importante que sepamos fijarnos en las etiquetas. Natrue es el sello de calidad más estricto y completo que podemos encontrar dentro de la cosmética natural. Es una garantía para saber que el producto que emplearemos sobre nuestra piel es totalmente natural y ecológico.

Natrue es sinónimo de ausencia de fragancias sintéticas, colorantes, derivados del petróleo, aceites de silicona y sus derivados e ingredientes modificados genéticamente. Además, nos aseguramos de que no ha habido irradiación del producto final ni en los ingredientes botánicos y que no ha sido testado en animales. ¿Cuántos productos nos garantizan lo mismo?

¿Cómo es realmente la cosmética natural? Desde Natural Carol nos lo explican:

Es aquella que emplea ingredientes de origen natural y que no hayan sido tratados. Es decir, entre sus componentes nos encontraremos aceites vegetales y esenciales, mantecas, extractos de plantas, ceras o esencias naturales. En ella descubriremos una mayor cantidad de ingredientes activos en su formulación, y es por eso que serán productos más efectivos. Además, este tipo de cosmética beneficia el desarrollo natural de regeneración de nuestra piel, respetando su equilibrio durante el proceso y ayudándola a sentirse sana y purificada.

Con su certificación tendremos la seguridad de saber que los ingredientes proceden de la agricultura ecológica o de la recolección silvestre controlada, así como que han sido cultivados sin el empleo de pesticidas o abonos químicos, perjudiciales para nuestra salud.

¿Y cómo es la cosmética tradicional? Desde Saludalia nos explican que un cosmético tradicional puede contener entre sus ingredientes unos diez productos de tipo químico, pues lo que se busca es conseguir prolongar la vida útil del producto o hacer más atractivo su aspecto potenciando su color o aroma. Y nos dicen que, entre ellos, podemos encontrar los parabenos, “un compuesto químico que se utiliza principalmente para aumentar la vida útil del producto cosmético, conservándolo durante más tiempo”.

El karité, una nutrición intensa, un producto procedente de la agricultura ecológica, los principios del Comercio Justo… ¡Hemos encontrado el cosmético perfecto para nuestra piel! ¿Probamos su eficacia?

guia gratuita comercio justo descarga gratis