Cuando acceder a agua limpia y apta para el consumo es tan sencillo como abrir un grifo o comprar una botella de agua embotellada, puede que no nos demos cuenta de lo esencial que es la potabilización del agua.

Pero, ¿recuerdas estos hechos?

© Pablo Tosco/ Oxfam Intermón  (Saim, huyó de su casa con su familia cuando comenzó el terremoto. Ella encontró refugio en el campamento de desplazados internos Tundhuikel en Nepal)

Saim huyó de su casa con su familia cuando comenzó el terremoto. Ella encontró refugio en el campamento de desplazados internos Tundhuikel, en Nepal. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón.

¿Qué pasaría si no pudieras disponer de agua potable?

El pasado 16 de abril, la costa noroeste de Ecuador sufría los efectos de un terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter, lo que provocó muertes y obligó a la población a desplazarse lejos de sus hogares, destruyendo edificios e infraestructuras.

Su epicentro se localizó en la provincia de Manabí, yManta y Portoviejo fueron las ciudades más afectadas. Con ello, se declaró el estado de emergencia en las provincias de Santa Elena, Esmeraldas, Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas y Los Ríos.

Muertes, heridos, viviendas dañadas o totalmente destruidas, personas sin hogar… En abril de 2015 era Nepal quien padecía los efectos devastadores de una serie de terremotos y sus réplicas, que hacían aún más precaria la situación de un país donde la carencia de alimentos, la pobreza y la falta de infraestructuras eran algo cotidiano.

 Descarga gratis la guía Consumo Responsable

Ningún punto del planeta está a salvo. En 2013, los filipinos perdían sus medios de vida agrícolas y pesqueros a consecuencia de un tifón que destruyó sus cosechas y les hizo depender de la ayuda humanitaria durante meses.

¿Qué pasaría si no pudieras disponer de agua potable porque estás sufriendo las consecuencias de un desastre natural como el de Ecuador, Nepal o Filipinas? Ponte en la piel de esas personas que necesitan agua. Y reflexiona un momento: ¿cómo crees que sería tu día a día? Para que te sea más fácil este ejercicio de imaginación, queremos mostrarte la importancia de potabilizar el agua y el trabajo que desarrolla Oxfam Intermón.

Ante una emergencia o crisis humanitaria es fundamental facilitar el acceso al agua potable y al saneamiento para mantener la higiene y salubridad, y prevenir de este modo una segunda crisis asociada a temas epidémicos debidos a la propagación de enfermedades asociadas al consumo de agua en mal estado.

Aisha en el campamento de desplazados internos Tundhuikel, en Nepal. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

La población se vuelve vulnerable y es preciso que dispongan de agua para cubrir sus necesidades de consumo, alimentarias y de higiene personal. ¿Y cómo contribuimos desde nuestra organización?

  • Para asegurar un suministro de agua potable que garantice la cantidad y calidad necesarias, nos ocupamos de la captación de la fuente de agua a través de métodos como la perforación de pozos y de su almacenamiento, tratamiento y distribución posterior.

  • Para facilitar el acceso al saneamiento, construimos infraestructuras como letrinas, áreas de lavado, drenajes o áreas para los desechos sólidos.

  • Para garantizar una correcta higiene y reducir el peligro por brotes de epidemias, promovemos la educación en prácticas de higiene adecuadas y explicamos que hay afecciones relacionadas con el agua y el saneamiento en mal estado.

Por ello, ante la emergencia de Ecuador llegaron 2.000 kg de materiales para asegurar la distribución y potabilización del agua. ¡Y fue posible por la implicación de personas como tú!

En Nepal, contribuimos a proporcionar refugio y acceso al agua potable a su población, distribuyendo kits familiares de higiene, soluciones de potabilización del agua y construyendo letrinas para evitar la difusión de enfermedades.

Las zonas damnificadas de Filipinas precisaban de acceso a agua potable y de instalaciones de saneamiento. Para contribuir a paliar la situación, limpiamos y rehabilitamos las infraestructuras de agua y saneamiento de los hogares y lugares públicos donde la población afectada se había refugiado, y distribuimos kits de higiene (3,5 kilos de jabón, jabonera, dos toallas, dos paquetes de dentífrico de tamaño familiar, sales de rehidratación oral SRO, detergente y lavavajillas). 

Estos son solo algunos ejemplos para recordarte lo importante que es tu aportación, ya sea grande o pequeña, puntual o periódica, en situaciones de máximo riesgo en las que está en juego la vida de miles de personas. Una vez más, ¡gracias!

descarga guía gratuita consumo responsable