El café nos acompaña en nuestro día a día. Nos levantamos con él y nos da fuerza para la jornada, está presente en esos momentos de relax entre amigos y amigas y en las sobremesas familiares. Además de su color característico y ese aroma delicioso que inunda la cocina, ¿cuánto sabemos realmente sobre el café que consumimos?

Si eres de las personas que compra café de Comercio Justo, ese que proviene de organizaciones de pequeños productores y productoras a las que se paga un precio justo por su excelente café, no tienes más que seguir leyendo y conocer algunas de las cooperativas alimentarias que hay detrás de él. ¿Nos acompañas?

cooperativas-cafe

Conoce las cooperativas de Uganda a las que apoyas con tu café solidario

“En comparación con mis vecinos que no están en el Comercio Justo, tengo mejores ingresos por mi café y puedo pagar la escuela de mis hijos, entre otras cosas.” Violet Byamighisana, una mujer productora de café, nos explica todo lo que ha supuesto formar parte de una de estas cooperativas alimentarias y vender su café a través del Comercio Justo. Ella, al igual que muchas de sus compatriotas, paga las matrículas escolares de sus hijos gracias al café de Comercio Justo que vende a través de ACPCU (Ankole Coffee Producers Cooperative Union), una organización que agrupa a 10 cooperativas de productores y productoras de café en los distritos de Bushenyi y Ntugamo, en la zona suroeste de Uganda, segundo productor de café del continente africano.

En ACPCU trabajan 4.300 pequeños campesinos y campesinas que gracias a su trabajo y a la venta de su café a través del Comercio Justo pueden tener una vida digna, ya que reciben por él un precio tres veces superior al que obtendrían dentro del mercado tradicional. ¡Ahí radica la diferencia!

Descarga gratis:

 

En las cooperativas, hombres y mujeres participan de forma democrática en la toma de decisiones y eligen qué quieren hacer con la prima social que recibirán por la venta de su café. De las diez cooperativas alimentarias que forman ACPCU, tres están presididas por mujeres. Este es uno de los objetivos del Comercio Justo: luchar por la autonomía y el empoderamiento de las mujeres que hasta ahora trabajaban las mismas horas pero con peores condiciones laborales que el hombre. ¿Te unes a él?

cafe-comercio-justo-violet

Violet Byamigisha, campesina de la comunidad de Katenga, recogiendo granos de café arábica. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

cafe-comercio-justo-violet-2

Violet Byamigisha secando granos de café arábica al sol. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

La cooperativa Aldea Global: el café que llega desde Nicaragua

En la Nicaragua rural no es lo mismo ser hombre que mujer. El hombre es considerado el cabeza de familia, el dueño de la casa, el propietario de la tierra, el que gestiona el dinero, mientras la mujer solo es considerada dueña del trabajo doméstico y el cuidado de hijos e hijas. Gracias a Oxfam Intermón y el café Tierra Madre que elabora la cooperativa Aldea Global, las mujeres están logrando ser propietarias de las tierras que cultivan en Nicaragua.

Porque el café Tierra Madre, de aroma arábica, está cultivado por mujeres propietarias de su tierra. Al exigir que las mujeres tengan el título de propiedad de sus parcelas, se promueven cambios de titularidad de las tierras, que normalmente están a nombre de hombres. Estas mujeres caficultoras, aparte de recibir un precio justo por su producción y la llamada prima social (un plus de 10 céntimos de dólar por libra de café -0,45 kg- para proyectos sociales). 

Lourdes- Café Tierra Madre

Lourdes Altamirano Blandón, realizando tareas de limpieza en su parcela de café, es productora de la comunidad de Jigüiña. Su café se comercializa en España bajo el nombre de Tierra Madre. Es socia de Aldea Global. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

granos-cafe-nicaragua

Granos de café © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Eva Pineda, responsable de género de la cooperativa Aldea Global de Nicaragua, explica el papel tan amplio e importante que desarrolla la mujer en la producción del café: ella se encarga de cosecharlo, de trabajar la tierra y de la logística. Pero también se ocupa del cuidado de su familia, del ganado y de su casa. Como dice: “Una manera de combatir la pobreza es que tanto el hombre como la mujer participen en la toma de decisiones, que los dos puedan ser dueños de algo“.

La cooperativa alimentaria Aldea Global ha traído unos mayores ingresos, acceso a créditos y asesoramiento, una calidad de vida superior, una mejor alimentación en los niños y las niñas… ¿Imaginabas que todo ello podía caber en una taza de café?

En las tiendas de Oxfam Intermón podrás encontrar café de Comercio Justo proveniente de todas estas cooperativas. Di sí al café solidario, cada vez que decides disfrutar de este café estás asegurando unas condiciones de vida dignas de las personas que lo cultivan y producen. ¿Necesitas más razones?

guia gratuita comercio justo descarga gratis