El reciclaje afortunadamente se ha convertido en un hábito cada vez más frecuente en nuestro día a día: reutilizamos objetos, separamos los residuos… Pero, más allá del reciclaje como un comportamiento sostenible, el reciclaje creativo se abre también como una nueva vía a través de la cual podrás expresar toda tu creatividad. 

Consiste, básicamente, en utilizar residuos para crear objetos cotidianos increíbles: pendientes, pulseras, colgadores, jarrones… ¡incluso zapatos! Hoy queremos presentarte dos ideas muy sencillas de reciclaje creativo que podrás poner en práctica en cualquier lugar y te llevarán muy poco tiempo, pero seguro que te sirven para dar un uso original y diferente a objetos que suelen acumularse en todos los hogares. ¿Quieres saber cuáles son? ¡En este post te las desvelamos!

2 ideas de reciclaje creativo que puedes realizar en un momento

Como te decíamos, cualquier objeto es susceptible de adoptar una funcionalidad muy diferente gracias al reciclaje creativo: hemos seleccionado una manualidad con objetos poco habituales y otra con unos mucho más comunes para que veas que, efectivamente, el reciclaje creativo no tiene más límites que aquellos que tú quieras ponerle.

1. Colgador con cucharas

Muchas veces acabamos juntándonos con una buena colección de cubiertos a los que no solo no sacamos demasiado partido, sino que ocupan mucho sitio y, además, acaban poniéndose feos, estropeándose… ¿Quieres darles una nueva vida a todas esas cucharas que ya se han quedado muy viejas? Entonces, no te pierdas este pequeño tutorial sobre cómo hacer un perchero con cubiertos. ¡Vamos allá!

  1. Limpia bien los cubiertos que quieras utilizar. Cuando se sequen, dóblalos con cuidado, ayudándote de unos alicates.
  2. Piensa en qué tipo de colgador vas a querer: si es de tipo rústico, puedes barnizar las cucharas o tenedores con betún de Judea para darles un aire más antiguo. Si quieres un colgador moderno, aplica una capa de barniz transparente o incluso laca de color que combine con tu cocina.
  3. Haz lo mismo con la base del perchero: decide si la quieres de madera natural, lacada…
  4. Haz un agujero en el mango de cada cubierto para atornillarlo a la base, con ayuda de un taladro y una broca de metal. También tendrás que taladrar la base para anclarla a la pared.
  5. Dobla las cucharas por la mitad, de tal manera que formen una especie de “U” para poder colgar las cosas.
  6. Atornilla… ¡Y listo!

Con estos pasos tan sencillos conseguirás un colgador perfecto para colgar trapos de cocina, por ejemplo. Solo tendrás que decidir dónde colocarlo.

 Descarga gratis la guía

2. Monedero de botellas

 

Para las monedas, para las pastillas, para botones… ¡Para lo que tú quieras! Una excelente idea de reciclaje creativo es hacer pequeños neceseres uniendo las partes inferiores de dos botellas. Lo único que tendrás que hacer es recortar los bordes en línea recta y pegar ambas partes con una cremallera, que podrás pegar con una pistola de silicona o con pegamento ultra resistente, por ejemplo.

¿Y te preguntas qué puedes hacer con lo que te ha sobrado de las botellas? ¿Qué te parece un práctico sistema de riego para tus macetas? Hazles varios agujeritos con un alfiler, llénalas de agua con el tapón enterrado en la tierra, ¡y listos! ¡Se acabo preocuparse por ellas durante unos días!

Ya lo ves: hay mil y una posibilidades para poner en práctica el reciclaje creativo y conseguir resultados verdaderamente increíbles; la única frontera está en tu imaginación, así que sácale punta y descubre cuántas cosas eres capaz de hacer. Y si queréis pasar ratos de lo más divertidos y didácticos, implicáos todos los miembros de la familia: os sorprenderéis unos a otros de vuestras capacidades artísticas. ¡Pero atención, pequeños artistas: no temáis vuestra creatividad! ¡Vosotros ponéis los límites!

reciclaje niños niñas