Piensa por un momento en hace 30 años… ¿cómo era el lugar dónde vivías? ¿Había mucha variedad en el supermercado? ¿Tenías ordenador o máquina de escribir? ¿Centros comerciales o calle de comercios? Seguro que han aparecido muchos recuerdos que te han hecho ver cómo hemos cambiado, evolucionado… el mundo es muy cambiante, y en este sentido, algunas necesidades también han cambiado, y por ello las ONG han tenido que adaptarse al contexto actual.

Existe una gran variedad de organizaciones fruto de los múltiples desafíos que presenta la acción social hoy. Por eso, la definición de ONG no es sencilla, aunque lo parezca. Esto hace que a veces no tengamos muy claro cómo podemos nosotros ayudar, o a qué ONG podemos acudir para aportar nuestro grano de arena.

Ciñéndonos a las ONG internacionales como Oxfam Intermón, la gran mayoría compartimos en nuestra misión la protección de las personas más pobres y vulnerables y la lucha contra la pobreza como un elemento central de nuestra actuación. Sin embargo cabe diferenciar dos tipos de ONG a la hora de abordar el enfoque y la estrategia que aplican. Es importante conocer estos enfoques para entender bien dónde va nuestra aportación y cómo se utiliza para ayudar a los demás.

oxfam-ong

Un grupo de beneficiarias del programa de alfabetización para mujeres de la comunidad de Nerewalo, Mauritania © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Descarga gratis la guía

Tipos de ONG según su enfoque

Por un lado están aquellas que se ciñen a la situación concreta de privación que sufren las personas vulnerables. Los factores estructurales o de contexto son para ellas, circunstancias sobre las que no se puede influir, forman parte del “paisaje” en el que malviven millones de personas en la miseria. Su estrategia apunta a las consecuencias de la pobreza tratando de mitigarlas, satisfaciendo necesidades, y de revertirlas, dando oportunidades. La capacitación de las personas y colectivos vulnerables forma parte de la actuación de estas organizaciones, aunque con un enfoque de cambio personal, de dotar al individuo o a la comunidad de algunas habilidades que el sistema exige para sobrevivir mejor en él.

Por otro lado están, estamos, las ONG cuya actuación se asienta en el origen de los derechos humanos. Creemos firmemente que las personas tienen derechos, no solo civiles, también sociales, económicos y culturales. Su situación de pobreza y privación es una tragedia personal y una injusticia social que debe enfrentarse de manera integral, yendo a las causas y no solo a las consecuencias. A través de nuestros programas buscamos cambiar las vidas de las personas, aportando recursos y apoyando su afán de lucha y superación. Un cambio que es individual y comunitario pero que inevitablemente debe alcanzar las estructuras que perpetúan la pobreza y la cultura que sustenta situaciones injustas e inaceptables para la humanidad.

El trabajo de estas organizaciones es más arriesgado, qué menos teniendo en cuenta el riesgo diario en el que vive la gente pobre a la que nos debemos. Mantenemos una fuerte independencia partidista e institucional aunque tomamos posición, al lado de los que más sufren, aportando nuestro conocimiento y experiencia al debate político. La diversificación de nuestras fuentes de financiación, con un componente suficiente de recursos privados provenientes de socios, nos permite denunciar lo injusto y proponer alternativas sin estar atenazados por el poder, del tipo que sea.

Una ONG de este tipo se relaciona con muchos actores, desde gobiernos de todo signo a empresas responsables, e incluso irresponsables, orientando la estrategia a provocar cambios sostenibles que sumen voluntades y desequilibren el juego de poder que acostumbra a decantarse del lado de los que siempre ganan.

Ejemplos de programas de Oxfam Intermón

A modo de ejemplo, tenemos programas con las mujeres marroquíes que cultivan la fresa para exportación, en los que trabajamos con cada una de ellas en su situación personal: papeles, vida familiar, trasporte al lugar de trabajo, condiciones. Y también con los dueños de las plantaciones que reciben indicaciones desde los importadores del Reino Unido o Francia, para mejorar la situación de las mujeres so pena de desviar las compras a otros productores más responsables.

Influimos en la ley de víctimas de Colombia para que reconozca como tales a las mujeres que han sufrido violencia sexual en el conflicto, al tiempo que apoyamos una a una a estas mujeres y sus redes. Apoyar las cooperativas de productores de arroz en Haití, para que mejoren su productividad con métodos replicables en otros lugares del país en colaboración con el sector privado, es otro ejemplo de los programas que llevamos a cabo.

Habría otras formas de definir y de diferenciar las organizaciones, abordando su carácter de organizaciones voluntarias, el trabajo de las personas contratadas, su presencia en el territorio o su figura legal. Considero sin embargo que el significado de ONG debe partir de su raíz primera, su misión, sus valores y su enfoque, es decir, cómo aborda la situación de pobreza que pretende revertir.

ong por dentro