Hoy, en el Día Internacional de las Cooperativas, te queremos contar cómo detrás de los productos de Comercio Justo se encuentran valientes historias de mujeres de carne y hueso que demuestran que algunas desigualdades sí se pueden cambiar.

Historias, en este caso, de mujeres que luchan día a día para sacar adelante a sus familias.

Empezaremos conociendo a Viviane y Omou, dos mujeres que trabajan en la Asociación Wouol de Bérégadougou y que nos contarán lo que ha significado una fruta como el mango en sus vidas. ¡Déjate conmover por sus historias!

© Pablo Tosco/Oxfam Intermón  Viviane Barro, trabajadora de la sección de secado de mangos de Wouol

Viviane Barro, trabajadora de la sección de secado de mangos de Wouol © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

La cooperativa Wouol nace a finales de los años 70 en la localidad de Bérégadougou, dentro de la región de Cascades, al suroeste de Burkina Faso, uno de los países más pobres del mundo. Su objetivo era impulsar los cultivos propios como el mango en una zona donde el 90% de su población es campesina. 

El mango ahora ofrece trabajo a unas 600 mujeres a través de esta cooperativa, lo que repercute en mejoras para toda la comunidad. Antoine Sombié, su presidente, explicaba cómo antes casi la mitad de la cosecha de mango se pudría, por lo que surgió la idea de secar el fruto. Y así Wouol, que cuenta con 22 hornos de secado, exporta mangos que tras la limpieza, pelado, corte, secado, clasificación según niveles de calidad, empaquetado y almacenamiento, viajan como mangos secos de producción biológica a través de las redes de Comercio Justo.

Descarga gratis:

 

Oxfam Intermón trabaja con la Asociación Wouol desde el año 2002 ayudando a cambiar vidas como la de Viviane Barro, una mujer casada y con 4 hijos que trabaja en la unidad de transformación de mangos y que nos comenta lo importante que es este trabajo para ella:

Ahora gano una cantidad fija a final de mes y, con eso, puedo pagar la educación de mis niños, la salud de mi familia, la alimentación y la ropa.

 La cooperativa también realiza trabajo de tipo social, ofreciendo formación profesional a sus trabajadoras, impartiendo cursos de alfabetización e inviertiendo en proyectos de protección del medioambiente y mejora del acceso al agua potable. ¡He ahí el gran papel transformador de este tipo de iniciativas!

Así lo comenta otra de las trabajadoras, Omou Kone:

Lo que más me gusta de este trabajo es la solidaridad que existe entre las trabajadoras. Además, he recibido formación en higiene alimentaria, técnicas de secado y de comunicación. Por otro lado, trabajar ha contribuido a que cambie mi rol en casa y en la comunidad: soy una mujer independiente económicamente y me siento responsable.

cooperativas-mujeres

Mmujeres seleccionando mangos para su secado en hornos. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

cooperativas-mujeres

Cajón de mangos para su secado en hornos. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Antoine Sombié, presidente de Wouol, no duda ni un segundo de cuál es el secreto de su éxito. Para él está muy claro: “Hacer que la solidaridad sea el motor de nuestro trabajo y no el dinero”.

Cambiar la vida de muchas personas está más a nuestro alcance de lo que creemos: te animamos a que cada vez que vayas a comprar, recuerdes estas historias y optes por productos de Comercio Justo: la calidad de vida de muchas familias está en tus manos. 

guia gratuita comercio justo descarga gratis