Este año hemos querido ayudar un poco a Melchor, Gaspar y Baltasar y nos hemos puesto manos a la obra con unas manualidades para regalar. ¿Nuestro objetivo? Fomentar el reciclaje en nuestros niños y niñas y enseñarles que es posible disfrutar de unos preciosos regalos con materiales reciclados y cuidar, al mismo tiempo, del planeta. ¿Empezamos?

manualidade-sregalar

Ideas de manualidades para regalar

Hoy os traemos un par de ideas de manualidades para regalar. ¿Con cuál os quedáis?:

  • Solución para los calcetines viejos en forma de serpiente multicolor

    En la web de imujer encontraréis un paso a paso muy sencillo para convertir todos esos calcetines muy gastados o desparejados en un divertido muñeco para los más peques. Seguro que pasáis un rato muy entretenido entre hilos y botones, a la vez que dais un nuevo uso a un material que aparentemente ya no servía para nada y creáis un nuevo amiguito de juegos.

  • Hucha cerdito o cómo reutilizar una botella de plástico

    Gracias a esta manualidad de la eduteca lograréis convertir una botella en una simpática hucha. Y lo mejor de todo es que no hará falta romperla para retirar las monedas.

¿Veis lo ameno y sencillo que es reutilizar? Aún estáis a tiempo de incorporar estos DIY en forma de obsequios de Reyes. ¡Cuanto antes comencemos a respetar nuestro entorno, mucho mejor! ¡El tiempo corre!

 Descarga gratis la guía

¿Hay relación entre nuestros hábitos de consumo y el cambio climático?

Empecemos por el principio. ¿Qué es el cambio climático? El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente nos dice que es “la variación global del clima de la Tierra” y que “es debido a causas naturales y también a la acción del ser humano”.

Esta guía gratuita explica qué es el cambio climatico, en qué nos afecta, y cómo podemos combatirlo.

¿Cuál es la realidad actual? Según el quinto informe del panel científico de las Naciones Unidas para el cambio climático, IPCC, el planeta tal y como lo conocemos, cambiará por completo debido a los efectos del cambio climático, porque por ejemplo, el nivel del mar aumentará una media de un metro para el año 2100.

Desde Naciones Unidas nos recuerdan que los cambios nos afectarán a escala global, e Isabel García Tejerina, actual ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, señala que “España es un país muy vulnerable al cambio climático por su condición de península”.

¿Cómo influimos los consumidores y las consumidoras sobre el cambio climático? Nuestros hábitos de consumo están obligando a mantener un sistema de producción abusivo que afecta sobre el clima. Falta de agua potable, cambios en los hábitats, aumento en los índices de mortalidad, sequías, olas de calor, tormentas, extinción de animales y plantas… es el panorama que desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente nos recuerdan que viviremos. Y, por su parte, la Organización Mundial de la Salud ha señalado que no se podrá garantizar la salud de millones de personas debido al aumento de la malaria o la desnutrición. El cambio climático no es un hecho aislado, ¡todo el planeta está amenazado!

¿Está todo perdido? ¡No! Aún podemos contribuir a reducir los impactos del cambio climático. ¿Cómo? Por ejemplo, poniendo en práctica acciones sostenibles como:

  • Usar el transporte público o bicicleta. Es apostar por la reducción de la contaminación, ya que disminuimos las emisiones de gas de efecto invernadero.

  • Elegir los electrodomésticos con etiqueta A+++ y usarlos de forma correcta. Así podremos luchar contra la contaminación empleando la energía de forma óptima y eficaz al mismo tiempo. En esta guía gratuita ahorrar recibos energia nos explican cómo hacer un consumo eficiente de energía en nuestros hogares. 

  • Llevar a cabo las 3R: reducir, reutilizar y reciclar. Son gestos muy sencillos que podemos aplicar en nuestro día a día y reducir así, la huella que dejamos sobre el planeta como consumidores. Si reciclamos, estamos eligiendo que los materiales puedan ser de nuevo utilizados. Si reducimos, estamos disminuyendo la cuantía de residuos sólidos que producimos como compradores y cuidando al medio ambiente. Si reutilizamos, estamos ampliando la vida útil de esos productos y evitamos que la industria tenga que producir más.

  • Adquirir productos de proximidad y alimentos cultivados de forma respetuosa con el medio ambiente. De este modo reducimos los efectos sobre el medio ambiente por el abuso de transportes y el empleo de combustibles ya que los productos que consumimos se han cultivado o elaborado cerca, y mediante cultivo ecológico, estamos contribuyendo a proteger el planeta ya que no se emplean productos químicos. 

¿Tienes otras propuestas para ser respetuosos con el medio ambiente? Cuéntanoslas y entre todos nos pondremos manos a la obra para minimizar los efectos del cambio climático. ¿Cuáles son las tuyas?

manualidades niños niñas