En los últimos treinta años el papel de las mujeres empresarias en el mundo laboral ha dado un gran salto. La mujer se ha ido incorporando al mundo laboral de forma progresiva: primero, ocupando puestos de trabajo tradicionalmente femeninos como maestras, administrativas o enfermeras hasta estar presente, hoy en día, en la mayoría de sectores profesionales.

mujeres-empresarias

Hoy la situación ha cambiado, pero todavía queda mucho trabajo por hacer: solo 2 de cada 10 mujeres en todo el mundo son emprendedoras, y si nos centramos en el ámbito tecnológico nos encontramos con que apenas un 4% del total de emprendedores son mujeres. En España, solo un 4’5% de las mujeres fueron emprendedoras en el 2012; la cifra es baja, pero supuso un incremento de más del 40% respecto a 2010. 

La aparición de redes de apoyo y colaboración como Womenalia están siendo claves para incentivar la emprendeduría femenina: crear sinergias positivas, fomentar el networking y dar respuestas alternativas a los problemas propios de las mujeres empresarias son algunos de los puntos fuertes de este tipo de comunidades virtuales. 

Y, pese a que en España la situación de las mujeres trabajadoras dista aún de equiparse a la de los hombres, en muchos países, esta situación es poco menos que precaria. En Marruecos, por ejemplo, la situación de las mujeres que se ocupan de recoger la fresa soportan unas condiciones laborales abusivas que son recompensadas con unos míseros sueldos que a duras penas les permiten mantener a su familia. 

Descarga gratis la guía Mujeres: Contribuyendo a un mundo mejor

Además, hay muchos países en los que las mujeres ven como su capacidad para decidir sobre su futuro se ve mermada no solo por las condiciones de trabajo, sino por el entorno en el que viven. En Colombia, por ejemplo, los conflictos armados entre los paramilitares, las guerrillas y las fuerzas armadas están cristalizando en una violencia sexual cuyas víctimas son las mujeres: utilizadas muchas veces como trofeos y explotadas sexualmente, en ocasiones son castigadas por denunciar los abusos que sufren sus comunidades. ¿Cómo lanzarte a emprender para dirigir tu propio futuro, si muchas veces tan siquiera tienes la seguridad de poder salir a la calle sin sentirte en peligro, sin que se respeten tus derechos más fundamentales?

Luchar contra todas estas problemáticas es esencial si lo que queremos es un mundo en el que la igualdad de oportunidades sea una realidad. ONG como Oxfam Intermón trabajan para que las mujeres que recogen fresa en la región de Larache y de Moulay Bousselham tengan unas condiciones de trabajo dignas y para que las mujeres colombianas consigan hacer valer sus derechos en un contexto especialmente difícil. 

Mujeres avanzadoras, mujeres empresarias, mujeres que alzan la voz

mujeres-avanzadoras

¿Podemos esperar 75 años para lograr la igualdad salarial? La brecha salarial entre hombres y mujeres se mantendrá durante los próximos 75 años si seguimos el ritmo actual de cambio. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

A menudo solemos pensar que no tenemos las herramientas necesarias a nuestro alcance para conseguir aquello que queremos. En este caso, tal vez te plantees que tú no tienes demasiadas opciones para ayudar a que otras mujeres puedan mejorar su situación, ¿cierto?

Si es así, te diremos que, en realidad, existen diversas fórmulas de conseguir que las mujeres reciban el apoyo que necesitan para adueñarse de su futuro. Por ejemplo, la iniciativa Avanzadoras de Oxfam Intermón está apoyando a las mujeres que, en muchas partes del mundo, luchan por conseguir un futuro libre de violencia, de explotación y de abusos. Nos referimos a mujeres que viven en situación de pobreza y exclusión y a las que acompañamos para que reclamen sus derechos a través de la participación de sus organizaciones en espacios de poder, el control de los recursos productivos y el acceso a servicios sociales básicos.

Adoptar una actitud socialmente responsable y fomentarla en tu entorno más cercano es un pequeño gesto que, sumado al de otras personas como tú, puede generar cambios en la sociedad. Si eres una de las mujeres empresarias de nuestro país, apuesta por favorecer políticas de igualdad que den alas a las mujeres que más lo necesitan. Y si no es el caso, analiza los valores por los que apuestan en tu empresa y lucha por conseguir un trato igualitario.

Entre todos podemos lograr un futuro justo, digno e igualitario para todas las mujeres. Si su mundo cambia, todos cambiamos. Es difícil, hay mucho trabajo por hacer, pero no es imposible. Ellas ya han aceptado el reto, ¿y tú? Solidarízate con las mujeres que luchan y trabajan cada día por conseguir hacerse un hueco profesional y vivir dignamente de ello. Tu apoyo es esencial para contribuir al progreso de la sociedad y sus habitantes. ¡Muévete desde hoy para dar la vuelta a la desigualdad!

guia gratuita mujeres