¿Sabías que hay una forma de seguir viajando aun cuando no dispongas de todos los recursos que te gustaría? Hoy queremos hablarte del concepto de turismo colaborativo, una nueva forma de disfrutar de lugares maravillosos a precios muy buenos pero que también ofrece ventajas para los comerciantes. ¿Quieres conocer más sobre este término? ¡Descúbrelo todo en este post!

turismo colaborativo

El turismo colaborativo, haciendo historia

En realidad, no se trata de un concepto nuevo. ¿Recuerdas cuando eras más joven y entre unos cuantos compartíais un coche para ir de vacaciones? ¿O cuando te quedabas en la casa que un familiar tiene en la playa? Desde hace años, nos las hemos arreglado para encontrar opciones asequibles e irnos de vacaciones a pesar de las vacas flacas.

Pues hoy en día se ha vuelto a poner de moda eso de organizar unas vacaciones low cost, pero aprovechando el poder que nos da la red para encontrar opciones interesantes tanto para aquellas personas que son huéspedes como para las que ejercen de anfritionas. ¡Te las presentamos!

 Descarga gratis la guía Consumo Responsable

¿En qué consiste el turismo colaborativo? Algunos ejemplos

En realidad, este concepto no se limita a una única actividad. La red ha propiciado formas muy interesantes de compartir opciones para viajar, que nos gustaría resumirte en este post. Así sabrás cuál es la perfecta para ti o para tu familia y amistades, dependiendo del tipo de viaje que queráis hacer. ¡Apunta!

  • Nightswapping

    ¿Y si pudieras conseguir alojamiento completamente gratuito? Esta aplicación te permite registrarte y ofrecer tu casa como intercambio con otras personas que viajan sin que medie dinero. Así, podrás disfrutar de unos días en cualquier parte del mundo completamente gratis, solo a cambio de dejar que otras personas se alojen en tu hogar para disfrutar de tu ciudad. ¿Te parece una buena alternativa? Cuentan con un sistema que te permitirá tener tu seguridad garantizada, con un seguro de cobertura total por si acaso.

  • Airbnb o Wimdu

    Estos portales de alquiler de pisos o habitaciones son algo diferente de la opción anterior, porque en este caso sí que existe una cuota de por medio. Airbnb o Wimdu te dan la oportunidad de registrarte en sus plataformas para alquilar tu piso completo o una habitación. Lo mismo puedes hacer tú, y quedarte en casa de un particular en tu viaje por un precio muy reducido. Se ha convertido en una verdadera revolución a la hora de planificar vacaciones, y estas plataformas han ganado muchos adeptos en los últimos años.

  • Joinuptaxi

    Además del alojamiento, otro de los principales gastos en unas vacaciones son los trayectos. Ya no hablamos de la forma de llegar al país o ciudad de destino, sino de moverse por él, por eso otra forma de turismo colaborativo es compartir gastos de este tipo. En esta aplicación puedes encontrar a alguien que necesite coger un taxi en la misma zona que tú o desde el mismo sitio, y que compartáis los gastos para que os salga mucho más barato. Si tienes una visita programada, por ejemplo, podrás organizar este trayecto incluso con una semana de antelación.

  • Blablacar

    Otra alternativa parecida al caso anterior, pero más enfocada a trayectos largos, es la que ofrecen compañías como Blablacar, donde un particular puede decidir compartir los gastos de un viaje con otras personas que hagan, por ejemplo, el mismo trayecto. Esta plataforma en concreto está disponible en toda España y muchos lugares de Europa, así que te será muy sencillo planificar tu viaje.

  • The Hospitality Club

    Modelos como el que propone The Hospitality Club, que se dedica a poner en contacto a personas que ejercen de anfitrionas y personas invitadas procedentes de todo el mundo, ya sea ofreciendo alojamiento o con una visita guiada por la ciudad, cada vez son más habituales. Así hacen posible conocer el destino de la mano de personas locales.

El turismo colaborativo: asociando comerciantes

Nos ha llamado la atención esta forma que tienen los comerciantes de usar las nuevas tecnologías para captar visitantes a una ciudad concreta. El turismo colaborativo también es un beneficio para los propios comerciantes, con acciones sencillas muy interesantes para las personas que viajeran que apuestan por los negocios locales y la economía turística a pequeña escala.

turismo-colaborativo

Así, establecimientos con ofertas parecidas se asocian para ofrecer paquetes de turismo a quien quiera disfrutar de unas vacaciones tradicionales y baratas. Por ejemplo, un hotel puede asociarse con un restaurante para ofrecer opciones de alojamiento y comidas a un precio asequible durante toda la estancia.

Otras alternativas son las visitas organizadas, que reúnen diferentes actividades relacionadas con la restauración, los museos o las tiendas típicas para que todas las perosnas que participen salgan ganando, tanto quienes viajan y quieren conocer la ciudad como los pequeños hosteleros y hosteleras de la zona. 

Ventajas del turismo colaborativo

Como ves, este concepto tiene ventajas tanto para las personas que viajan como para los pequeños comerciantes que han encontrado una nueva forma de aumentar sus ganancias. Estas son algunas de ellas, ¡seguro que te convencen!:

  • Más barato. Está claro que apostando por estas plataformas o visitas organizadas puedes ahorrar mucho dinero en comparación con hacerlo por tu cuenta, por eso es una alternativa perfecta para unas vacaciones low cost.
  • Más sostenible. Compartir alojamiento o transporte hará que se gasten muchos menos recursos que apostar por un taxi o un hotel, así que también estarás ayudando a nuestro planeta y a alargar su vida mientras disfrutas de unos días libres.
  • Más oportunidades de conocer las ciudades. Si contactas con anfitriones, como en el caso de compartir un piso particular, podrán hablarte de cuál es la mejor forma de hacer turismo en su ciudad y de ideas que tal vez no salgan en las guías habituales.

En este post te hemos hablado de algunas opciones de turismo colaborativo para que puedas programar un viaje barato, sostenible y que ayude al pequeño comercio. Apostar por la colaboración no solo en el turismo sino en nuevas formas de consumo como las cooperativas de comercio justo o ecológico nos ayuda a construir una sociedad con una orientación más solidaria y sostenible. 

Recuerda que las nuevas tecnologías han creado plataformas en las que puedes organizar tu viaje de forma íntegra y al mejor precio, y conocer todos los rincones de tus ciudades favoritas de una forma completamente nueva, así que prueba a descargarte alguna app para empezar a echar un vistazo. ¿Ya has decidido cuál será tu próximo destino?

descarga guía gratuita consumo responsable