¿Sabías que los primeros trabajos de voluntariado internacional tuvieron lugar en 1920, tras la Primera Guerra Mundial y dentro del marco de reconstrucción de los países europeos? Este conflicto generó numerosas necesidades entre sus protagonistas. Necesidades a las que no se les podía ofrecer la respuesta adecuada debido a que excedía a las capacidades del momento.

El desarrollo rural, la educación, la atención médica de víctimas directas o indirectas de la confrontación y la asistencia en situaciones de catástrofes humanitarias y emergencias fueron algunas de las áreas en las que se llevaron a cabo las tareas incluidas en estos programas.

voluntariado-internacional

A partir de entonces se formalizó este tipo de intervención y se extendió por distintas partes del mundo. La esencia del concepto indica que existen tres agentes para que el voluntariado internacional se haga efectivo: la persona voluntaria, la entidad que le envía  y el país u organización de destino. Y hoy queremos hablarte de ellos. ¿Nos acompañas?

Descarga gratis la guía

Voluntariado internacional: características básicas

Aunque seguramente has escuchado en más de una ocasión este término, y puede que tengas una ligera idea de en qué consiste el voluntariado internacional, tal vez aún tienes dudas sobre algunas cuestiones de este tipo de voluntariado. ¿Cuándo es considerada una acción como voluntariado internacional? ¿Qué diferencia el voluntariado internacional de otras actividades o programas de ayuda? ¿Qué características básicas tienen en común los programas de voluntariado internacional?

Para que una acción sea considerada como voluntariado internacional, debe estar liderada por un país, organización o entidad con capacidad de intervención en otro que requiera algún tipo de ayuda, ya sea por causas políticas, económicas o naturales, entre otras. ¡Vayamos más allá!

La UNESCO, en su documento sobre el Servicio de Voluntariado Internacional, dice que esta relación se entabla especialmente entre países del norte (desarrollados) y países del sur (en vías de desarrollo).

Sin embargo, es necesario distinguir entre el voluntariado de corta duración, es decir, aquel que se realiza durante uno o varios meses, y el de larga duración, cuyo tiempo de intervención es mucho más largo y generalmente supone gastos extras para el alojamiento, la alimentación, los traslados y los viajes de los voluntarios.

En el primer caso, los voluntarios suelen asumir el coste de los desplazamientos y, a veces, otros gastos derivados. Lo hacen para apoyar a la entidad que lidera el proyecto. En España, por ejemplo, la Plataforma de Voluntarios (PVE) recomienda que quienes vayan a participar en una iniciativa de este tipo hablen con la organización para saber el destino del dinero recaudado por este concepto.

Por otro lado, cuando se trata de voluntariado internacional de larga duración la organización suele asumir ciertos los costes, pues son acciones planificadas a las que previamente se les ha asignado un presupuesto general. ¿Ves la diferencia?

Tipos de voluntariado internacional. ¿Cuál es el tuyo?

En la actualidad, el voluntariado internacional es una práctica que cuenta con millones de participantes en todo el mundo. Su labor no solo consiste en asistir y atender en situaciones de crisis humanitarias, sino que se ha consolidado como un ejercicio de solidaridad, altruismo y cooperación.

En ese sentido, por ejemplo, se relaciona con lo que ahora conocemos como redes de ciudadanía global, un concepto que pretende generar conciencia en las personas sobre asuntos como el desarrollo social, la calidad de vida, el consumo responsable y el cuidado y la conservación del medioambiente. 

La ciudadanía global promueve la participación activa de las personas en sus entornos, no solo cuando se trata de la identificación de los problemas y retos, sino también a la hora de proponer soluciones efectivas. 

Una de dichas soluciones es el voluntariado internacional, gracias al cual las personas tienen contacto con las necesidades de otras comunidades y participan en proyectos relacionados con su desarrollo y bienestar. ¿Estás buscando un programa de voluntariado internacional para este 2016? ¡Veamos algunos tipos! 

  • Trabajos sociales

Este voluntariado se centra en la atención de niños, jóvenes, personas mayores y otros grupos sociales en riesgo de exclusión. El voluntario accede directamente al lugar de intervención y conoce la realidad de primera mano. Su labor, además de prestar atención, es proponer soluciones para cubrir las necesidades de cada una de las comunidades y contribuir a su desarrollo.

  • Proyectos medioambientales

Generalmente liderados por asociaciones y entidades ecologistas, esta modalidad de voluntariado se centra en la conservación y la sostenibilidad de los entornos. Esto incluye el trabajo con especies animales, labores de reforestación participativa, vigilancia de áreas forestales y campañas de sensibilización de la población y los visitantes sobre el cuidado del medioambiente.

  • Programas formativos

En este caso, hablamos de programas en los que las personas voluntarias viajan a un tercer país para aportar, de forma altruista, sus conocimientos sobre una problemática o un asunto específico. El énfasis está puesto en la formación que se proporciona a los habitantes de una comunidad o zona para que sean ellos mismos los partícipes de la transformación de sus entornos.

  • Cultural

El objetivo de este voluntariado es fomentar la participación de las personas en la vida cultural de su comunidad. Se promueven actos y eventos en torno a diversas manifestaciones culturales de cada comunidad con el fin de recuperarlas, conservarlas y difundirlas. A través de este voluntariado también se promocionan todo tipo de actividades artísticas, se impulsa la creatividad  y se fomenta la alfabetización. 

  • Voluntariado digital

¿Tienes dificultades para viajar al extranjero? En estos casos el voluntariado online puede ser tu opción. Se trata de una modalidad relativamente reciente en la que los voluntarios asumen la labor de acompañamiento a personas que, apoyadas en las nuevas tecnologías, inicien procesos formativos en cualquier área. En parte, la idea consiste en eliminar las barreras que supone la alfabetización tecnológica en nuestros días. No requiere desplazamientos físicos y se puede ejercer desde cualquier lugar.

Oxfam Intermón gestiona sus ofertas de voluntariado internacional a través de 

Si eres de los que buscan traspasar fronteras y quieres aportar tu granito de arena para el desarrollo de necesidades en terceros países, no dudes en optar por un programa de voluntariado internacional. Recuerda que no solo se trata de tu satisfacción personal (que también llegará), sino que, sobre todo, estarás contribuyendo a la construcción de un mundo más equitativo, justo y en el que predominen las prácticas sostenibles. ¿A qué esperas para dar el paso? ¡Si todavía te quedan dudas, estamos aquí para resolvértelas!

voiluntariado red teje todos