Nos resulta gratificante sentir que colaboramos para que el mundo sea un lugar mejor para vivir, por eso no desaprovechamos la oportunidad cada vez que nos proponen una acción solidaria. Más de una vez habrás pensado que podrías hacer más, pero no has terminado de decidirte por múltiples razones: no tener tiempo suficiente, no saber muy bien dónde dirigirte, cómo contribuir… Si es así, ¡te interesará lo que hoy te contamos!

voluntariado

Tipos de voluntariado

Cada uno de nosotros tiene que elegir en qué lugar resulta más útil, y para eso es importante conocer dónde y cómo podríamos realizar una buena labor de voluntariado. Puedes realizar tu labor voluntaria en distintos ámbitos, que puedes encontrar detallados en nuestra guía. ¿Tienes claro el tuyo?

La acción social, por ejemplo, interviene en proyectos en los que se ayuda a minorías en exclusión. Puedes buscar en tu localidad organizaciones que trabajen con discapacitados, niños y niñas en riesgo de exclusión, inmigrantes con necesidades de apoyo u otros colectivos excluidos.

Otro ámbito de actuación es el ambiental. En este sentido, puedes colaborar con organizaciones que tengan proyectos de repoblación de bosques, limpieza de ríos, cuidado y recuperación de animales, y un largo etcétera.

El voluntariado educativo, deportivo y cultural, por su parte, se implica en la organización de eventos y actividades relacionadas con extender el impacto de la cultura. Hay muchas instituciones que realizan acciones de este tipo, como lecturas en bibliotecas, proyecciones de cine, organización de carreras deportivas, guías en museos y otros similares.

¿Cuál de estas alternativas está más cerca de tu vocación?

Formas de ser voluntario

Entre el trabajo, la familia y el resto de nuestras obligaciones, muchas veces no disponemos del tiempo suficiente para implicarnos en una acción voluntaria tanto como nos gustaría. No obstante, eso no significa que no podamos aportar también nuestro granito de arena, aunque sea en menor medida. ¡Siempre será más que permanecer de brazos cruzados!

Puedes participar en un evento como voluntario de forma puntual, durante algunos días de las vacaciones o el fin de semana. Involucra al resto de tu familia para que compartan contigo la sensación gratificante de ayudar a los demás.

Descarga gratis la guía

También puedes hacer tu labor voluntaria on-line, ayudando a las organizaciones a expandir sus campañas en Internet, recaudar fondos y publicitar sus contenidos. Sería el equivalente a recoger firmas en la calle, pero desde casa. Conviértete en ciberactivista para que cada campaña consiga el mayor impacto posible. ¿Puedes tenerlo más fácil?

Otra forma de colaborar es ser embajador o embajadora de una ONG. Difunde sus proyectos entre tus conocidos y amigos y convénceles de que pueden ayudar. ¡Conviértete en portavoz de una causa!

Cómo hacerse voluntario

Identifica qué se te da bien y cuáles son tus ideales. De esta forma, podrás canalizar tu talento en beneficio de otros para perseguir el propósito que consideras justo. Encuentra una organización que trabaje en esa misma línea y ponte en contacto con ellos.

No hace faltan que se encuentre en tu ciudad, con los medios que hay actualmente, puedes hacer mucho sin ni siquiera moverte del sofá. Conócelos y pregunta dónde puedes aportar, seguro que te recibirán con los brazos abiertos y encontrarás tu hueco, ya sea en la acción directa o en tareas de gestión o sensibilización.

A partir de ahí, márcate un objetivo. Implícate hasta donde puedas. Serás consciente de que queda mucho por hacer y posiblemente te frustrará no llegar a todo, pero valora por encima de todo lo que ya haces. Los voluntarios son una pieza clave, sin ellos, muchas de las necesidades existentes en la sociedad no se solucionarían. ¡Es importante tenerlo siempre presente!

Solidaridad como principio

Existen muchas formas de ayudar y muchos tipos de voluntariado. Lo importante para que tu acción sea voluntaria es que la realices de forma desinteresada y vaya destinada al beneficio de otros. Con ello demuestras tu solidaridad, porque te involucras y sientes como si los problemas de los demás fueran también tuyos. Pero, por encima de todo, estás devolviendo a la sociedad aquello que te ha dado, y contribuyendo a hacer más fácil la vida de aquellos que lo necesitan. No importa qué, dónde ni cuánto tiempo dediques: lo que cuenta es actuar. ¿Empezamos hoy mismo? 

Dónde acudir

Recuerda que internet es una fuente inagotable de información. Las ONG ofrecen en sus páginas las claves para colaborar con ellas, y además se sirven de portales especializados donde publican las oportunidades que van surgiendo en cuanto a necesidades de colaboración por parte de voluntarios. Puedes suscribirte a estos portales y hacer seguimiento hasta que llegue la que más se ajuste a tus posibilidades. Te señalamos tres de ellos:

  1. Portal Hacesfalta.org
  2. Portal de voluntariado de Infojobs
voiluntariado red teje todos