Los locales tradicionales, los centros comerciales y las grandes plataformas de consumo no son las únicas opciones de comercio que existen hoy día. También está la figura del mercadillo solidario, un espacio donde el intercambio de productos y servicios está inspirado en valores sociales antes que en el beneficio económico.

New Call-to-action

Si todavía no sabes en qué consiste un mercadillo solidario y cómo puede ofrecerte aquello que estás buscando, ¡has dado con el post adecuado!

"mercadillo-solidario"

El mercadillo solidario: otro concepto de consumo

El mercadillo es una figura que nos resulta familiar. Se trata de mercados, casi siempre itinerantes, en los que podemos encontrar productos o servicios a precios bajos si se les compara con los de las tiendas y los locales tradicionales.

Este tipo de espacios han existido siempre, aunque fue a raíz de la crisis económica, cerca del año 2008, cuando adquirieron mayor protagonismo en las ciudades y los pueblos.

Los mercadillos acogen productos de todo tipo y están orientados a impulsar las ideas de negocio de pequeños comerciantes, al mismo tiempo que fomentan la interacción entre estos y las personas de su región o comunidad.

Si al mercadillo le añadimos el calificativo “solidario”, quiere decir que su principal objetivo es satisfacer necesidades con un determinado valor social, como por ejemplo reciclar, intercambiar productos o realizar donaciones, entre otras. ¿Quieres más detalles?

Descarga gratis:

Valores y objetivos de un mercadillo solidario

El mercadillo solidario siempre persigue un fin social. Aunque el aspecto económico es importante (especialmente si se trata de recaudar fondos para una causa concreta), lo más significativo de este tipo de espacios es su labor social y comunitaria. Para que tengas más claridad sobre su funcionamiento, echa un vistazo a los siguientes ejemplos:

  • Mercadillo para fomentar el consumo responsable 

    Son aquellos espacios en los que se invita a las personas a donar o intercambiar los artículos que no usen y que estén en condiciones de ser reutilizados. Se les conoce como “mercadillos de segunda mano”. La idea principal es fomentar el reciclaje como práctica y generar conciencia sobre la importancia de cambiar nuestro modelo de consumo por uno más respetuoso con el medio ambiente. Un ejemplo de este tipo de mercadillos es el Mercado de Motores de Madrid, que se celebra el segundo fin de semana de cada mes en el Museo del Ferrocarril. En él podrás encontrar una multitud de puestos de segunda mano, además de otros puestos con artesanías.

  • Mercadillo para recaudar fondos

    En otros casos, el mercadillo solidario se orienta a la recaudación de fondos para un fin concreto, que puede ser de carácter educativo, sanitario, cultural o de ayuda humanitaria. Es decir, el mercadillo es una herramienta para conseguir determinados objetivos. Son muy típicos durante las fiestas navideñas, pero no exclusivos de estas fechas. Por ejemplo, el próximo mes de mayo se celebrará en Valladolid el XX mercado Solidario a favor de ACLAFEBA, una asociación que trabaja a favor de los familiares y enfermos de bulimia y anorexia. Y si vives en Barcelona o alrededores, quizá te puedas acercar al mercado solidario de segunda mano de Sant Fost de Campsentelles.

  •  Mercadillo para apoyar ideas de Comercio Justo

    También existen mercadillos que impulsan las redes de Comercio Justo, es decir, aquellas que quieren dar visibilidad a los productores y comerciales que se han quedado al margen de las lógicas del mercado tradicional y que reclaman a las grandes compañías unas condiciones más justas. Apoyar a estos productores significa contribuir al desarrollo social de sus comunidades, especialmente en países pobres o con bajos niveles de desarrollo. Ocasionalmente se celebran ferias y mercados para impulsar el Comercio Justo, en especial durante el Día Mundial del Comercio Justo, que se celebra el segundo sábado de mayo de cada año.

  • Mercadillo para impulsar proyectos sociales

    Otras veces se organizan mercadillos para reunir a organizaciones, entidades, instituciones y terceros agentes interesados en un área o tema específico. Son algo así como ferias en las que cada participante expone su proyecto y hace un llamamiento para que las personas se unan a él. Sin embargo, esto no quiere decir que los bienes que se ofrezcan en ellos sean todos inmateriales; por el contrario, los productos tangibles son un recurso para recaudar fondos y difundir tanto como se pueda la idea central de cada iniciativa. Un ejemplo de este tipo de mercados sería la Feria de Economía Solidaria de Madrid.

etiqueta-comercio-justo

(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Como has podido comprobar, los mercadillos solidarios tiene diversas variantes y objetivos. Pero si algo tienen en común es su fin esencial: la contribución social y comunitaria. Y tú, ¿ya te diste un paseo por alguno? ¿Cuál es el más cercano a tu casa? ¡Mantennos al día!

guia gratuita comercio justo descarga gratis