Si eres mujer te interesa, y mucho, este post. Y si eres hombre, continúa leyendo, porque tu papel también es crucial para seguir avanzando: vamos a enseñarte algunas circunstancias que ilustran a la perfección, con ejemplos, la presencia de micromachismos en nuestra sociedad.

¿Quieres verlos? Están más cerca de lo que crees…

micromachismos-ejemplos

¿Qué se entiende por ‘micromachismos’?

Este vídeo de Jaume Quiles, Micromachismos a un click, finalista en la XV Edición del Certamen Internacional Videominuto 2016 de la Universidad de Zaragoza, pone en evidencia algunas situaciones que hacen referencia a este término.

Están presentes en nuestro día a día, pero están tan arraigadas y son tan sutiles, que aunque estén manifestando la falta de igualdad entre hombres y mujeres podemos no percibirlo al ser conductas tradicionalmente toleradas. ¿Qué te parecen?

Cinco ejemplos de micromachismos

Las mujeres sujetan paraguas y entregan ramos de flores

En muchos eventos deportivos o presentaciones de marcas de vehículos, la figura de la mujer queda relegada a sostener un paraguas en el pit lane, ofrecer un ramillete al ganador o ser un atractivo visual para el posible comprador. 

iStock-458935441

Descarga gratis la guía

Las mujeres que están en política y son juzgadas por su vestimenta

Puede que ellas estén trabajando codo con codo con sus compañeros para desarrollar políticas públicas para la ciudadanía, pero algunos medios de comunicación, como El Periódico en este caso, prefiere centrarse en destacar las prendas que usan en vez de hablar de sus intervenciones.

Fuente El Diario

Las mujeres pueden alcanzar grandes logros como deportistas, pero no será eso lo que destaquen algunos medios

iStock-497447320

Pocos periódicos señalaron que en los pasados JJ.OO. de Río de Janeiro las mujeres superaron en número a las medallas conseguidas por los hombres. ¿Conocías este dato?

En cambio, sí se centraron en su físico o en estimar que sus triunfos eran fruto de su entrenador.

Las niñas son princesitas de cuento

De ahí que las marcas textiles hayan decidido vestirlas con estampados florales o de corazones, con dibujos de coronas doradas, con falditas con brillantinas o tipo tutú, con camisetas con lentejuelas…

Un estilo que junto con el predominio de colores en tonalidades rosa, perpetúan la sensación de dulzura o fragilidad, muy alejada de la fuerza o valentía que transmiten las prendas para chicos.

Este vídeo con la reacción de Daisy, una niña de 8 años, al ver la ropa de Tesco es la mar de significativo (y aunque es posible que sus padres y madres la hayan ayudado a reflexionar acerca de ello, todo lo que dice es ciertamente revelador).

Image of beautiful little girl, shallow depth of field

Las mujeres pueden ser protagonistas en películas, pero desaparecen del merchandising

La marca Hasbro quiso dotar a Rey, interpretada por Daisy Ridley en El despertar de la Fuerza, del don de la invisibilidad, por lo que en un primer momento la eliminó de los juguetes promocionales.

Sin embargo, ante la polémica y la viralidad del hastag #WhereisRey, la multinacional tuvo que corregir su error.

Florida, USA: June 2, 2015- Star Wars republic figurines

Carta a los papás para que actúen contra los micromachismos

Querido papá que nos estás leyendo:

Debes saber que no podrás cambiar a tu bebé en un baño público, ya que solo los aseos de señoras disponen de esta opción.

También que muchas marcas siguen ofreciendo, cada Navidad, muñecas y juegos que fomentan los roles de género.

Sabemos que se te cae la baba con cada mueca de tu retoño, por lo que no nos creemos que te vayas a quedar impasible.

¡Así que implícate y rechaza estas prácticas junto a los juguetes sexistas!

© Pablo Tosco/ Oxfam Intermón Victoria González en su parcela de café, productora de la comunidad de Palo Blanco, que comercializa su café en España bajo el nombre de Madre Tierra. Es socia de Aldea Global.

© Pablo Tosco. Oxfam Intermón / Victoria González en su parcela de café, productora de la comunidad de Palo Blanco, que comercializa su café en España bajo el nombre de Madre Tierra. Es socia de Aldea Global.

Cuando existe desigualdad y se vulneran derechos

El derecho a la tierra sigue siendo un espejismo para las mujeres rurales campesinas e indígenas en Centroamérica.

Su papel es sumamente relevante tanto para la producción de alimentos como para el mantenimiento de los cultivos tradicionales. Además, cuidan de los mayores, los niños y niñas, y se encargan del trabajo de los huertos familiares donde también siembran para el mercado local, y de muchas otras tareas como traer agua o recolectar leña.

A pesar de ser un pilar que garantiza el alimento a sus hogares y su contribución al funcionamiento de los cultivos familiares, no se les reconoce su función como productoras ni toman parte en la vida pública, quedando arrinconadas a un ámbito doméstico, donde persiste una autoridad de carácter patriarcal.

Es necesario romper con esta situación de desigualdad y que ellas puedan ser dueñas de la tierra que cultivan, tomando decisiones libremente.

Como has podido ver, no se trata solo de los derechos de la mujer. Se trata también de una garantía para reducir la pobreza y el hambre en el ámbito rural.

Con un cambio de actitud es posible acabar con estos desequilibrios, empezando por nuestro entorno más cercano y colaborando, en la medida de lo posible, más lejos de nuestras fronteras. Este cambio empieza y acaba en ti: en la relación con tus compañeros y compañeras, en tu familia, en tu forma de hablar… ¡Toma partido y actúa!

New Call-to-action