¿Eres un amante de los crepes? ¿Has probado a hacerlos alguna vez con ingredientes naturales y de comercio justo? Es una buena manera de probar alimentos de gran calidad y, además, contribuir a una causa justa, por eso en el post de hoy queremos darte algunas ideas de crepes salados y dulces con una combinación de ingredientes traídos directamente de la zona de importación.

Te van a encantar, así que te recomendamos que cojas papel y lápiz y tomes nota de las siguientes recetas, muy diferentes de las clásicas que seguro que ya has probado. ¡El triunfo en la mesa está asegurado!

Tres alternativas de crepes salados con ingredientes de Comercio Justo

crepes salados

A nosotros nos encanta juntar sabores, por eso una de nuestras recetas favoritas de crepes salados es mezclar la masa original con algún ingrediente que rompa la monotonía. Por eso te traemos tres alternativas que quizás te gusten. Pero antes, recordemos cómo se prepara la masa original:

Esta receta es para 7 u 8 crepes, y tendrás que aumentar las cantidades en función de cuántos seáis a la mesa:

  • 150 g de harina, mejor si es especial para repostería.
  • 250 ml de leche. Puedes optar por leche sin lactosa, leche de soja o de almendra para dar un toque más dulce.
  • 15 ml de aceite de oliva virgen extra, que le dará, además, un toque muy saludable.
  • 3 huevos grandes.
  • Una pizca de sal que va a realzar el sabor.
Descarga gratis el ebook

crepes salados

Ahora que tenemos la masa original, es hora de mezclarlo todo y pensar qué recubrimiento le vas a poner. Nosotros te damos tres alternativas de comercio justo que harán que consigas un plato original y sabroso en poco tiempo:

  • Con chocolate puro

    Aunque pienses que el chocolate y los crepes salados no son una buena combinación, esta sí lo es, porque se trata de chocolate con un 98 % de pureza traído directamente de África y producido por familias locales. En el proceso de comercialización se han respetado en todo momento sus derechos, así que también estarás apostando por el Comercio Justo.
    Puedes disolverlo con un poco de leche de la que has usado para la masa hasta que quede líquido y usarlo para untar vuestros crepes salados. ¡Una delicia!

  • Leche de coco

    La traemos más como una alternativa a la leche que lleva la masa original de los crepes salados. Con ella conseguirás un contraste de sabores estupendo y, además, este tipo de leche es muy sana y aporta proteínas naturales de los alimentos. En este caso, te proponemos una opción que llega directamente de Sri Lanka y que proviene de la agricultura ecológica. Es perfecta para intolerantes a la lactosa, pero también para los que quieren potenciar notablemente el sabor.

  • Panela

    Se trata de un tipo de azúcar sin refinar, más puro y de gran consistencia que puedes usar para convertir tus crepes salados en dulces. Solo tienes que añadirlo a la masa original y así apostar por este alimento en el desayuno o la merienda.
    No contiene ningún tipo de aditivo ni colorante, y una de las principales ventajas de la panela es su alto contenido en vitaminas. Proviene directamente de Ecuador y no ha sido sometida a ningún proceso de refinado. ¡Merece la pena probarla!

¿Qué te han parecido estas ideas para crepes salados y dulces? ¿Conoces otras? Recuerda que, además, apostar por el comercio justo es una forma de contribuir a una causa en la que priman los derechos de los agricultores de las zonas más desfavorecidas, y te aseguras de que estás consumiendo productos cultivados de forma natural. ¿Y si echas un vistazo a nuestro catálogo de productos de comercio justo de nuestra tienda online? ¡Inspírate para tus recetas y cuéntanos los resultados!

cocina valores