¿Quieres practicar yoga pero no tienes mucho tiempo para desplazarte al gimnasio, o los horarios en los que puedes hacer ejercicio no siempre son los mismos? Practicar yoga en casa te permitirá disfrutar de los beneficios de esta técnica además de determinar cuánto tiempo le quieres dedicar, de manera que con sólo disponer de 15 o 20 minutos puedes hacer algunas posturas y empezar a notar los beneficios.

Para hacerlo, el único requerimiento necesario es una buena dosis de disciplina, además de conocer algunas posturas básicas y estar un poco atentos a nuestras propias limitaciones físicas. La Fundación Española del Corazón (FEC) lo recomienda incluso en mujeres embarazadas (siempre con el consentimiento de su médico), personas de avanzada edad, con dolores de espalda o problemas de estrés. ¡Nadie queda fuera!

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre alimentación saludable y empieza a  practicar una dieta sana y equilibrada.

yoga-en-casa-sin-instructor

Pautas de yoga para realizar sin instructor

Para ponerte de lleno a practicar yoga en casa puedes consultar multitud de libros sobre la materia. No obstante, aquí te presentamos las pautas básicas para que puedas empezar desde hoy. ¡Apunta!

  • El entorno: elige un lugar limpio, ordenado, silencioso y donde no tengas distracciones, ya que necesitarás concentrarte.
  • No comas nada durante las dos horas antes de practicar: los ejercicios presionan el estómago, por lo que puede provocarte náuseas si el esfuerzo realizado es grande mientras estás realizando la digestión.
  • Vístete con ropa cómoda y hazte con una esterilla para hacer tus posturas sobre ella. Cubre la esterilla con una toalla para evitar resbalarte.
  • Realiza algunas respiraciones profundas antes de empezar, te ayudarán a calmarte y conectar.
  • Aprende las posturas básicas y hazlas despacio, sin prisa. Mejor hacer menos posturas de la forma correcta que hacer más.
  • No te olvides de respirar durante el esfuerzo, el oxígeno tonifica tus músculos.
  • Controla tus límites, esfuérzate sin llegar al punto del dolor. Poco a poco irás consiguiendo mejores resultados.
  • Descansa entre posturas unos segundos. Para hacerlo, túmbate boca arriba, con las piernas estiradas y las palmas de las manos mirando al techo.
  • Termina tu práctica con un par de minutos en la postura de descanso.
Descarga gratis el ebook

 

Si no quieres aprender tu rutina de ejercicios de memoria, puedes ayudarte de vídeos gratuitos que puedes encontrar en internet y que te facilitarán la tarea. Por ejemplo, este que compartimos a continuación de CiudadYoga, o los de Yogahora, ambos canales de Youtube que comparten clases de yoga online para todos los niveles. ¡Es un muy buen modo de empezar!

Factores que pueden sabotear tu práctica de yoga en casa

Lo más importante en la práctica de yoga en casa es conseguir crear el hábito, de manera que llegue un momento en el que no te cueste ponerte a ello. Es como lavarse los dientes, o subir por las escaleras en lugar de coger el ascensor. Una vez que lo hayas interiorizado, poner en marcha las pautas básicas de yoga será sencillo. Hay algunos lastres que tenemos que vencer para lograrlo:

  • Dejarlo para mañana: porque “hoy solo tengo quince minutos y entre que me pongo y me quito…”. Ese pensamiento de entrada es limitante y es una de las barreras principales. Con diez minutos que tengas es suficiente para que puedas practicar dos o tres posturas de yoga. Diez minutos al levantarte y diez minutos antes de acostarte ya harán mucho más por tu salud que nada.
  • Tener poca motivación: si quieres que tu práctica de yoga se convierta en una rutina, debes conocer cuáles son tus verdaderas motivaciones para realizarlo. Recuerda esa motivación cada vez que estés en casa y tengas un rato libre.
  • Falta de plan: intenta planificar un poco el horario en el que practicarás. No te frustres si no siempre lo cumples, utilízalo simplemente para ayudarte a tener más disciplina.
  • Seleccionar un lugar poco adecuado: elige un lugar de la casa tranquilo y sin interrupciones, para que se convierta en tu espacio de yoga. Así, cada vez que estés en ese lugar, tendrás más predisposición a practicar.

yoga-en-casa

Si ya has hecho tus incursiones en el yoga o sueles practicarlo con asiduidad, tal vez puedas completar nuestra lista con otros consejos o recomendaciones. Y si tienes pensado iniciarte en él por primera vez, con estas pautas básicas tienes todos los ingredientes para hacerlo. ¡Cuéntanos tu experiencia: entre todas y todos sumamos!

cocina valores