¿San Valentín y tú sin regalo? No te preocupes, hay innumerables maneras de decirle “te quiero” a la persona amada sin dejarnos atrapar por el espíritu consumista de esta fecha del calendario. Siempre hay obsequios que son doblemente especiales: nos ayudan a decir cuánto amamos a una persona y contribuye, además, a ayudar a familias y comunidades en muchos puntos del planeta. ¿Sabes por dónde vamos?

Este San Valentín puede ser muy dulce y solidario si optas por adquirir una sencilla caja de bombones. En ella no solo hay pequeños bocados de chocolate sino también la esperanza de cambiar la vida y el entorno en el que residen muchas personas. Lo has adivinado: ¡los bombones de Comercio Justo!

Como nos comenta Maribel Villar, productora de cacao en la comunidad de Jaya, en República Dominicana, los productos de Comercio Justo suponen para ellos la llegada de caminos, una escuela o clínicas y la igualdad entre hombres y mujeres. Y por ello nos da la clave para elegirlos:

Los consumidores y consumidoras pueden ayudar a los productores y las comunidades a desarrollarse a la vez que están consumiendo un producto de buena calidad. 

¿Qué más podemos pedir?

cacao-comercio-justo

© Guadalupe de la Vallina (Maribel Villar trabajando en su plantación de cacao)

¿Aún no sabes todo lo que encuentras en una caja de bombones de Comercio Justo?

  • Productos saludables: porque han sido elaborados con ingredientes procedentes de la agricultura ecológica.

  • Ingredientes como el maíz y la lecitina de soja, con garantía de estar libres de transgénicos.

  • Respeto al medioambiente, porque el cacao o el azúcar han sido cultivados y elaborados evitando el uso de productos tóxicos para el planeta o la sobreexplotación de las parcelas, y se ha cuidado la protección de la biodiversidad de las zonas de producción.

  • Una garantía de salarios dignos e igualdad entre hombres y mujeres, para los agricultores, agricultoras, trabajadores y trabajadoras que han participado en el proceso de cultivo y fabricación.

  • Una seguridad hacia la infancia al garantizar la ausencia de trabajo infantil.

  • Un impulso al desarrollo a través del acceso a la educación, la formación y la salud.

  • Una lucha contra el comercio tradicional que fomenta la pobreza y la desigualdad mundial.

  • El progreso para las comunidades a través de infraestructuras que garanticen, por ejemplo, el acceso al agua potable o a centros de salud.

  • Y, por supuesto, chocolate. Mucho chocolate combinado con ingredientes procedentes de cultivo ecológico como el azúcar de caña sin refinar de Paraguay o los granos de café de México.

Descarga gratis el ebook

Recuerda que una caja de bombones de Comercio Justo es una manera solidaria de decir lo mucho que amas a una persona. En la tienda online y en las tiendas solidarias de Oxfam Intermón podrás encontrar bombones de grano de café cubiertos de chocolate donde se mezcla la intensidad del café y la suavidad del chocolate (¡irresistibles!), o bombones praliné rellenos con crema de avellanas (¡no podrás evitar caer en la tentación!). Descubre las demás opciones y elige la que más te guste: ¡hay una perfecta para él o ella, esperándote!

Sólo un dato curioso para terminar. Entre las listas de búsquedas más populares de Google encontramos en el primer puesto de los más buscados “Cómo ser feliz”. ¿Y si la felicidad se encontrase en las cosas más sencillas como una caja de bombones de Comercio Justo, trayendo alegría al ser querido y esperanza a los productores y productoras? ¡Celebremos que hemos encontrado la respuesta a la pregunta!

cocina valores