Cuando pensamos en organizar nuestras próximas vacaciones en familia nos asaltan todo tipo de preocupaciones, muchas relacionadas con nuestras necesidades materiales más básicas: dónde dormir y descansar, cómo planificar las comidas, qué llevar en la maleta y qué dejar en casa, entre otras.

New Call-to-action

Sin embargo, existen otras menos inmediatas, pero no por ello son menos importantes, por ejemplo cómo podemos convertirlas en unas vacaciones solidarias basadas en principios como el respeto hacia los entorno naturales y el medio ambiente en general.

Si este último es tu caso, conviene que le eches un vistazo a algunas cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de planificar tus vacaciones en familia.

"vacaciones-solidarias"

Consejos para pasar unas vacaciones solidarias en familia

1. Reduce el impacto ambiental de tu viaje:

Cualquier actividad humana tiene un impacto sobre el medio natural, incluidas las vacaciones (viajes, transporte). Nunca está de más tener controlado el factor contaminación, algo que no resulta complicado si utilizamos recursos como los que nos ofrece el portal Turismo Sostenible, el cual nos permite usar una herramienta gratuita para calcular las emisiones de CO² según el destino elegido y el medio de transporte utilizado.

También existen algunas agencias de viajes especialmente sensibilizadas con la sostenibilidad del planeta, como Turismo Responsable, una agencia que te ayuda a programar tus vacaciones solidarias teniendo en cuenta factores como el del respeto al medioambiente y te proporciona la alternativa de apadrinar árboles para compensar las emisiones de gases contaminantes que pueda generar tu desplazamiento.

Otro ejemplo de agencias de turismo responsable es Tarannà, que además de lo anterior también ofrece consejos y prácticas responsables para conseguir que tus vacaciones sean aún más solidarias.

Descarga gratis la guía

2. Desplázate con medios de transporte sostenibles:

Ten en cuenta que algunos medios de transporte contaminan más que otros. A veces no tenemos muchas opciones para decidir qué transporte usar, pero otras sí que está en nuestras manos desplazarnos hasta nuestro destino y movernos por la zona de un modo ecológicamente más respetuoso y sostenible. Esto es bueno tenerlo en cuenta durante unas vacaciones solidarias.

Al llegar a nuestro destino, en cualquier oficina de turismo nos informarán sobre las opciones de transporte público a nuestro alcance. También, para moverte por la zona y cubrir distancias cortas, puede ser interesante alquilar vehículos libres de emisiones de gases de efecto invernadero, como por ejemplo coches eléctricos hasta bicicletas. De hecho, esta última opción es ideal no solo para conocer los lugares de cerca, sino también para el cuidado y la preservación del medioambiente. ¿Ya la has probado?

© Pablo Tosco / Oxfam Intermón

3. Usa los recursos con moderación:

El agua, la luz, el gas, entre otros, son recursos limitados. Si en casa los usas con moderación, durante tus vacaciones solidarias no debe ser la excepción. Al contrario, puedes disfrutar tu tiempo libre consumiendo con responsabilidad.

En relación a esto, puedes plantearte dónde alojarte en función de si el lugar dispone de mecanismos para racionalizar el consumo de suministros o de otras medidas respetuosas con el medio ambiente. Si las opciones que te brinda el circuito turístico habitual no te convencen y quieres tener la seguridad de alojarte en un centro, casa rural u hotel que tenga el respeto por el medio ambiente y su entorno social, en cualquiera de las agencias de viajes que hemos mencionado encontrarás información al respecto. 

También puedes usar páginas como la de CERES Ecotur para encontrar lugares ecológicamente sostenibles en los que alojarte, si planeas pasar tus vacaciones en cualquier punto de España.

4. Procura favorecer la economía local:

Sal de los circuitos turísticos habituales para realizar tus compras, para almorzar, cenar o para adquirir tus recuerdos de viaje. Conocerás más de cerca la cultura del lugar, favorecerás la economía local y tradicional, y encima podrás ahorrar algún que otro euro (las zonas turísticas suelen ser bastante más caras que las que están alejadas del circuito habitual).

5. Participa en un proyecto de voluntariado:

Algunas ONG y entidades solidarias, como por ejemplo Sodepaz, ofrecen viajes a distintos destinos para dar a conocer proyectos de cooperación y ayuda al desarrollo. Palestina, Nicaragua, Bolivia, Cuba, Guatemala, Grecia o Guinea Bissau forman parte de la gama de posibilidades al alcance para viajar solidariamente y con toda la familia.

También la Fundación Vicente Ferrer permite pasar, junto a sus activistas, cuatro días conociendo sus proyectos educativos, sanitarios, medioambientales y de protección de los derechos de las mujeres en Andhra Pradesh. Además, la fundación dispone de acuerdos con agencias de viajes que facilitan el vuelo y la estancia y nos orientan sobre las opciones de vacaciones de voluntariado que mejor encajen con lo que buscamos.

Razones para irte de vacaciones solidarias

Te acabamos de mostrar algunos recursos a tu alcance para indagar sobre destinos solidarios y métodos para que tus próximos días de descanso, sean realmente especiales.

Ahora vamos a presentarte algunos motivos para que de ahora en adelante, no dudes ni un segundo en practicar este tipo de turismo alternativo y te apuntes a algún viaje solidario con toda la familia.

  • Explorar nuestros entornos naturales, redescubrir un patrimonio único de cada región y comprender la importancia de proteger la biodiversidad que nos rodea. Si te olvidas de los abarrotados hoteles o zonas turísticas habituales y eliges casas rurales u hospedajes campestres, tendrás la oportunidad de sorprender a tus sentidos con nuevas experiencias. ¡Date el capricho!
  • Practicar deporte o realizar actividades al aire libre. Montar a caballo, excursiones en bici por rutas silvestres, tranquilos paseos por sendas… ¡Desconecta y olvídate de la rutina diaria!
  • Activar puestos de trabajo sostenibles. Alojamientos rurales que cuentan con huertas para el autoconsumo o que planean actividades como el cuidado de los animales de la granja son ejemplo de ello.

Otros motivos para ello son:

  • Mostrar a los más peques que la diversidad cultural o étnica, no es una barrera entre pueblos sino un elemento que nos enriquecey que nos permite mejorar y aprender mutuamente.
  • Inculcar a nuestros hijos e hijas valores esenciales como la solidaridad, el compañerismo, así como aprender a compartir y pensar en los demás alejándonos del aspecto materialista e individualista que marca la sociedad actual.
  • Favorecer la construcción de una sociedad igualitaria y justa, al involucrar a los miembros de la unidad familiar en la puesta en marcha de iniciativas o proyectos que contribuyen a mejorar las condiciones de vida de muchas personas.

Consumo responsable, otra razón para tus vacaciones solidarias

Si aún no te animas a vivir unas vacaciones solidarias al lado de tu familia, quizá debes saber que otro de los aportes de esta práctica es el impulso del consumo responsable. ¿Sabes lo que significa este concepto?

El consumo responsable no es otra cosa que un modelo que busca revertir los efectos del consumo masivo de productos y servicios en el mercado y fomentar la sensibilidad y el sentido crítico de las personas hacia los bienes que adquieren.

Las vacaciones solidarias  no solo te permiten interactuar con los entornos de forma directa. También impulsan prácticas como el ahorro y preservación de los recursos naturales y la clasificación de residuos.

© Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Viajar con la familia por el mundo ya es, por sí solo, tentador. Pero si además podemos hacerlo de forma solidaria, es decir, respetando el medioambiente y los entornos social y natural, así como participando en proyectos solidarios, nuestro viaje adquiere nuevas dimensiones. No olvides que el valor incuestionable de este tipo de iniciativas tiene nombre propio: la solidaridad.

voiluntariado red teje todos