Los bajos precios de los ejemplares, la búsqueda de títulos raros y hasta el atractivo que generan los libros usados en sí mismos, son algunas de las razones por las que muchas personas acuden a redes de comercio en las que se ofrece literatura de segunda mano.

¿Has participado en alguna de ellas o consumes habitualmente este tipo de libros? Si todavía no eres fan de esta práctica, hoy te convertirás en el más acérrimo. ¡Averigua por qué!

libros usados

Se trata de una práctica que desde hace algunos años se ha ido extendiendo por varios países y regiones. Su objetivo no es otro que reutilizar los libros que han cumplido un primer ciclo de vida y resultan útiles a nuevos lectores o usuarios. ¿Quién dijo que un libro era un objeto de un solo uso?

Las redes de lectura de segunda mano han surgido, en parte, tras la irrupción de las nuevas tecnologías y los formatos digitales. Tablets, ebooks y hasta ordenadores cumplen en muchos casos la función que antes era exclusiva de los libros: servir de soporte para la transmisión y divulgación de textos escritos. ¡Pero hay más!

 Descarga gratis la guía Educar en valores

Beneficios prácticos de la compraventa de libros

Sin embargo, la compraventa de libros usados debe entenderse dentro de la dinámica del consumo responsable. Es decir, igual que prácticas como el reciclaje y el ahorro de energía, esta es una alternativa eficaz para frenar el consumo desmedido y evitar la producción de nuevos ejemplares.

Son varias las ventajas que supone participar, ya sea como vendedor o como comprador, en una red de literatura de segunda mano. ¡Repasemos las más destacadas!

  • Menor impacto medioambiental

Solamente en los Estados Unidos se publican 2 millones de libros cada año, lo cual representa un promedio de 32 millones de árboles talados. Si, por el contrario, el uso circular de los libros se generalizara, estaríamos contribuyendo al cuidado y la conservación de miles de árboles en el mundo y a los beneficios asociados que esto supone, como una mejor calidad del aire que respiramos y la protección de las especies animales que viven en bosques y selvas. ¡No es poco!

  • Ayuda a libreros

De esta dinámica también se benefician los pequeños libreros. Ayudarles implica invertir en el mantenimiento y la restauración de ejemplares que pueden encontrar nuevos dueños e impulsar prácticas sostenibles para el cuidado del medio ambiente.

  • Precios bajos

Una de las ventajas que más anima a las personas a acudir al comercio de libros usados es su bajo coste. Los comercios que se dedican a este negocio tasan el precio de cada libro en función de su antigüedad, calidad, estado y demanda. Aun así, en términos generales son libros que valen menos de la mitad que los libros nuevos. Sin duda, una gran alternativa si tu deseo es ahorrar.

Compraventa de libros de texto

La comunidad educativa puede ser una de las más beneficiadas con la compraventa de libros usados. Aunque muchos de los centros actualizan sus libros con frecuencia, el uso de libros de texto de segunda mano es una alternativa rentable y útil para toda la comunidad educativa, en especial para las familias. En la actualidad, existen varios bancos de libros de texto usados cuya acción se basa en principios como los siguientes:

  • Solidaridad con las familias con escasos recursos
  • Conservación del material escolar
  • Impulso de redes editoriales de Comercio Justo
  • Circularidad del conocimiento

¿Necesitas más motivos para sumarte al equipo de los consumidores responsables? ¡Tanto si eres asiduo a las librerías de segunda mano como si acabas de iniciarte, ¿por qué no nos cuentas tu experiencia? ¡Cada día somos más!

guía gratuita educar en valores