¿Qué haces cuando tienes hambre entre horas? Hay numerosas maneras de apostar por un tentempié saludable, y además puedes sacar muchas ideas sin necesidad de usar productos de procedencia animal.

¿La imaginación se ha ido de vacaciones? ¡Que no cunda el pánico! En este post queremos darte algunas ideas de batidos veganos sencillos para que los tomes en tu día a día o en una ocasión especial ¡A batir se ha dicho!

New Call-to-action

"batidos-veganos"

5 batidos veganos para cuidar tu salud

1. Batido de piña y moras

"batido-piña-bayas-vegano"

Lo bueno de este batido vegano es que puedes utilizar cualquier tipo de baya, dependiendo de la temporada. Así, puedes usar también frambuesas o grosellas. Necesitas:

  • 225 g de piña en rodajas (y una más para decorar)
  • 1 taza de yogur de soja
  • 1 taza de zumo de piña
  • 1 taza de zumo de bayas (puedes triturarlas)
  • 1 plátano mediano
  • cubitos de hielo (si lo quieres bien fresquito)
  • hojas de menta para decorar

Ahora solo tienes que meter todos los ingredientes en una batidora y batirlo hasta que quede cremoso. Puede servirlo directamente con un trozo de piña para darle un aspecto más apetitoso.

Descarga gratis el ebook

2. Batido de plátano, kiwi y pera

"batido-vegano-kiwi-platano"

He aquí otra alternativa fresca con frutas nutritivas que seguro que te encanta:

  • 1 plátano pelado y picado
  • 3 kiwis, también pelados y en rodajas
  • 1 taza de peras picadas
  • 1/2 taza de leche de soja de vainilla
  • 1 chorrito de jugo de limón

Mezcla bien todos los ingredientes hasta que el resultado quede espumoso y sírvelo directamente. ¡Un tentempié para chuparse los dedos!

3. Batido verde de fruta y verdura

"receta-batido-vegano"

Es perfecto para dar verduras a los más peques de la casa, ya que con el sabor de la fruta seguro que no lo notan, y además podréis disfrutar de un buen rato en familia preparándolo:

  • 300 g de espinacas
  • 1 plátano congelado
  • 1 manzana roja
  • 1 taza de agua fría

Bátelo todo con fuerza para que coja cuerpo y sírvelo para beberlo directamente. ¡Está riquísimo!

4. Batido picante de remolacha

"batido-vegano-remolacha"

¿Quieres probar con algo atrevido? Es perfecto para una fiesta o una ocasión especial, y seguro que te acaba encantando:

  • 50 g de remolacha (cocida)
  • 1 cucharadita de jengibre recién rallado
  • 1 manzana sin piel ni corazón
  • 1 zanahoria grande pelada y cortada
  • pimienta negra para decorar

Bátelo todo hasta que quede cremoso y decóralo con la pimienta. ¡Aquí entra en juego tu gusto por el picante!

5. Batido de menta y chocolate

"smoothie-vegano"

Un clásico para todos los gustos que endulza y refresca a la vez. ¡Tienes que probarlo!

  • 1 plátano maduro grande
  • trocitos de chocolate negro sin lácteos
  • 2 gotas de extracto de menta
  • 1 taza de leche de almendras o de coco
  • 100 g de espinacas frescas

Bátelo todo hasta que quede cremoso y, si quieres, déjalo un rato en el frigorífico para tomarlo bien frío. ¡Te sorprenderá!

Pon en marcha tu huerto urbano y practica el autoconsumo

Antes de terminar nos gustaría hacerte una propuesta: ¿y si para preparar tus batidos utilizas productos cultivados en tu propia casa? ¡Imagínate la frescura de esos ingredientes!

De forma muy sencilla puedes hacer un huerto urbano, cultivando, por ejemplo, hierbas aromáticas como la menta para este último batido, o incluso atreverte con algún árbol frutal.

"huertos-ecologicos"

Echa un vistazo a nuestras propuestas de huerto urbano. ¡Te van a encantar!

Envases, cámaras frigoríficas o transporte de mercancías son elementos que evitamos si consumimos aquellos alimentos producidos por nosotros mismos en nuestros hogares, es decir, si practicamos el autoconsumo.

¿Sabías que en Oxfam Intermón apostamos por el autoconsumo como una de las formas de consumir de manera responsable? Así, evitamos consumir productos manufacturados en cuyo proceso de elaboración se ha dañado el planeta.

Por eso damos tanta importancia al consumo responsable y otros hábitos cotidianos que tengan en cuenta la salud de nuestro medio ambiente. Y tú, ¿qué elementos tienes en cuenta cuando llenas la despensa?

Cuidar nuestra alimentación no está reñido con el respeto medioambiental. Podemos mimar nuestra salud y la del planeta añadiendo a nuestros platos ingredientes naturales cultivados en nuestro propio hogar. ¡Más natural, imposible! ¿Te apuntas al consumo sostenible?

recetas vegetarianas