El verano es la época por excelencia de los campamentos, una experiencia sin duda inolvidable para los niños y niñas que participan en ellos.

Apuntarlos a una de estas actividades les permitirá experimentar una vivencia diferente, estar rodeados de otros menores y aprender mucho. A su regreso no tienen por qué olvidar todo lo que han aprendido, sino que podéis aprovechar para poner en práctica sus nuevos conocimientos.

Hoy te damos algunas ideas de juegos de campamento que podéis practicar todo el año para educar en valores. ¡Te contamos cómo sacarles todo su jugo!

juegos-solidarios-fiestas-niños

New Call-to-action

Juegos de campamento: una oportunidad para aprender

Enviar a tu peque a un campamento de verano es una idea la mar de acertada. Piensa que puede aprender muchas cosas nuevas, como convivir con otras personas, la responsabilidad de tener que cuidar de sus cosas, la vida en la naturaleza y, sobre todo, valores como el respeto, la generosidad o el altruismo.

Por eso, si estás pensando en esta alternativa tienes que saber que transformará su mente y que verás un cambio muy grande que no tenéis que desaprovechar el resto del año. Por eso, seguir poniendo en práctica lo aprendido en el campamento puede ser una idea para pasar un invierno aprendiendo de cara al próximo verano. ¿Empezamos?

Descarga gratis el ebook

Juegos de campamento que podéis seguir practicando

Hablemos de casos concretos: ¿que juegos, actividades o dinámicas puedes seguir practicando junto a tus hijos e hijas una vez terminado el verano? Si no se te ocurre ninguna, aquí te damos algunas ideas:

  • Fútbol de tres piernas: 

    Este juego les ayudará a reforzar el trabajo en equipo y la cooperación, y además es un ejercicio cardiovascular muy bueno. Consiste en juntar a los niños y niñas por parejas y atar una de las piernas de cada uno con una cuerda. Luego deben jugar un partido de fútbol coordinando sus movimientos con el compañero o compañera para evitar caerse o que todo salga mal. Poco a poco irán cooperando mejor y se verán los resultados de sus esfuerzos.

  • El transporte de agua:

    Se necesitan cuatro tinas, agua y vasos de plástico. El juego consiste en que cada equipo debe llenar una de las tinas, situada a una distancia determinada, con el agua de la otra, pero para ello solo pueden usar vasos, es decir, transportarla poco a poco. La dificultad añadida está en que otro compañero o compañera debe agarrar la pierna de quien transporta para añadir dificultad, y si se cae debe repetirlo desde el principio. Este ejercicio ayuda a la coordinación y a entender el esfuerzo mutuo y la cooperación en equipos.

  • Conseguir las maravillas: 

    Este juego es perfecto para un espacio abierto y para estar en contacto con la naturaleza. Se divide a los participantes en grupos y se les da una lista de objetos que deben conseguir. Cuanto más difícil sea, más durará el juego. Puedes poner flores, piedras o incluso desechos. Pasado el tiempo, el equipo que haya conseguido más objetos y de la forma más creativa… ¡gana!

  • Hielitos de colores:

La coordinación, el trabajo conjunto y la creatividad son los elementos esenciales de este juego. La idea es elaborar unos hielitos de colores empleando agua y un poco de témpera en una cubitera. Una vez estén listos, debes pedirle a los niños y niñas que pinten conjuntamente en una cartulina o acuarela un cuadro que tenga un sentido concreto y hacia el que todos y todas sientan cercanía.

Juegos-valores-campamento

Otros beneficios de un campamento con valores para niños y niñas

Además de la responsabilidad personal y de valores como el respeto y la cooperación, los niños y las niñas que acuden a un campamento de verano obtienen otros beneficios.

Para empezar, ganan en sociabilidad y aprenden a entablar relaciones con otros niños y niñas de su edad y con intereses similares. Esto les lleva, casi con total seguridad, a crear nuevos lazos de amistad y al intercambio de experiencias.

En el aspecto personal, ganan en temas como la autonomía, la independencia o la formación de un criterio propio para entender la realidad, lo cual es la base para la formación de una nueva ciudadanía más crítica y comprometida.

Otro elemento importante de un campamento con valores es el nivel de confianza en sí mismos y mismas, así como el aumento de la autoestima por el solo hecho de sentirse útiles en equipos de trabajo o dinámicas de grupo en los que tomen parte.

¿Qué te han parecido nuestras propuestas de juegos de campamento con valores para niños y niñas? Puedes poner en práctica cualquiera de ellas: son divertidas y les harás pasar un buen rato pese a que ya no estemos en verano, y además potenciarás su cooperación, su creatividad y su organización.

Ah, y claro: otra ventaja es que también pueden participar las personas adultas, lo cual supone un extra de diversión. ¿Estáis a punto para ello?

guía gratuita juegos con valores