Las becas de comedor son un complemento indispensable para la educación de muchos de los niños y niñas en edad escolar. Aunque en principio se les atribuye una función nutritiva, estos espacios también suponen la transmisión de valores y conductas que favorecen la convivencia y el respeto en sociedad. 

New Call-to-action

En España, un buen número de padres y madres recurren cada año a los comedores escolares. Como apuntaba El País recientemente, en Cataluña, por ejemplo, las becas comedor han aumentado un 45% en tres cursos hasta un total de 88.000 ayudas otorgadas para el curso 2015-2016.

¡Te contamos en qué consisten estas becas!

"becas-de-comedor"

Becas de comedor escolar, una opción contra la desigualdad

Un reciente informe de la Comisión Europea alerta sobre las graves consecuencias que puede tener el aumento de la desigualdad en España, un problema que ya existía antes de la crisis económica de la década pasada y que en la actualidad es aún más notorio.

Las cifras son desalentadoras: el 28,6% de las personas se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión social, una cifra en la que se incluye el 13% de los trabajadores que en la actualidad están empleados. En cuanto a la niñez, el 34% de los y las menores de entre 0 y 17 años se sitúan en la misma situación. ¡Los números hablan por sí solos!

En este contexto, las becas de comedor escolar son mucho más que una manera de complementar la labor educativa; son también la alternativa para cientos de familias con problemas económicos y una forma de contribuir a las redes de ciudadanía global, cuyo fin es aumentar el compromiso de la ciudadanía hacia su entorno.

¿Conoces los Derechos Humanos? Descarga gratis esta guía
 

¿Cuál es la importancia de las becas de comedor escolar?

Las becas de comedor escolar forman parte de un paquete de subvenciones que las comunidades autónomas y los ayuntamientos de nuestro país destinan a una serie de aspectos relacionados con la labor educativa, por ejemplo, las ayudas para la guardería, los libros de texto y el transporte, entre otras.

Sin embargo, al tratarse de la alimentación diaria de los niños y las niñas, tienen un componente que las hace diferentes al resto de becas: el aspecto nutricional, que es uno de los que mayor influencia tiene en el rendimiento escolar. ¡Y que no es baladí!

Además, las becas de comedor también cumplen una labor social que se refleja en determinadas situaciones. ¿Se te ocurre alguna?

Veamos algunos ejemplos en los que queda clara su importancia:

  • Mitigan los efectos de la malnutrición infantil, un problema que ha ido en aumento en nuestro país a raíz de la crisis económica de finales de la década pasada. Los niños y las niñas acceden a una alimentación balanceada y rica en los nutrientes básicos para el funcionamiento de su organismo.
  • Ayudan a la organización familiar, especialmente en casos en que tanto la madre como el padre tienen jornadas de tiempo completo y no pueden atender a sus hijos e hijas durante el horario escolar.
  • Fomentan la educación para la convivencia y el respeto, valores básicos para el buen funcionamiento de la sociedad. Cuanto antes transmitamos estos valores a nuestros hijos e hijas, mayor conciencia tendrán de su entorno y de los problemas y necesidades de sus semejantes.

becas-de-comedor

Son varias las razones por las que debemos apostar por las becas de comedor escolar en los centros educativos de nuestro país. Ahora que ya las conoces, ¿por qué no sacamos partido de nuestro rol ciudadano para apoyar estas iniciativas? ¡El beneficio es para todos y todas!

guía gratuita derechos humanos