Tiempo de lectura: 2 minutos

El otoño es una muy buena época del año para pasar días en familia antes de que llegue el invierno y aprovechar el paisaje que nos deja esta estación, por eso hoy queremos proponerte algunas actividades de otoño que, además de haceros pasar un buen rato, pueden esconder un fondo educativo muy útil para los más pequeños. ¿Nos calzamos las botas?

actividades-otoño-familia

Actividades de otoño para trabajar valores positivos

En estas propuestas intentaremos ayudarte a transmitir el concepto de consumo responsable, que podrás ir aplicando durante todo el año. ¡Recuerda que el ejemplo y la constancia son siempre la mejor lección!

¿Sabías que el arroz tiene el poder de enseñar a leer?

  • Estudiar el ciclo de vida de los árboles

    Los árboles y las plantas son fundamentales en el desarrollo del planeta. Durante el año, sufren diferentes cambios, que se pueden ver muy bien durante el otoño y la caída de las hojas, por eso te proponemos que busquéis un parque cercano y que os animéis a recoger hojas de diferentes árboles mientras les explicas la función de las plantas en el ecosistema y la importancia de los espacios verdes en la ciudad. Desde la Fundación Tierra nos dan ideas prácticas para ayudar a los niños y niñas a apreciar la vida vegetal, a entender la importancia de las plantas para su vida y la de la salud de su entorno.

  • La época de las actividades de interior

    Una de las cosas buenas del verano es que con el sol y el calor apetece pasear o ir a la playa, pero aunque llueva, el otoño también tiene su encanto. Te proponemos que aproveches para informarte sobre actividades organizadas en tu ciudad o en tu barrio por asociaciones o visitar algún museo, perfectos para tardes lluviosas. Busca recomendaciones de los que serán más divertidos para los peques, como estas de museos para ir con niños y niñas en Barcelona, Madrid o Valencia

  • El reciclaje de juguetes de verano

    El cubo o la pala que habéis llevado este verano a la playa no tiene que quedarse muerto de risa en un armario. Como alternativa, puedes proponerle actividades de reciclaje como estas, con las que pasaréis una buena tarde: 

    • Una batería para jugar a hacer música: utiliza el cubo de la playa y las palas para diseñar una batería con tus hijos. Puedes cortar el mango de las palas y decorar los cubos para darle un aspecto más realista.
    • Un cojín con un flotador: Proponle decorar su habitación con su viejo flotador, utilizando lana para forrarlo. Deja la válvula para hincharlo por fuera, así si pierde aire podréis volver a inflarlo. ¿A que es una buena alternativa para una tarde lluviosa?

Cuéntanos: ¿qué te han parecido estas actividades de otoño para toda la familia? El objetivo es siempre el mismo: transmitir a los más pequeños valores relacionados con el consumo responsable para que puedan aplicarlos en su día a día.

Sin embargo, además de estos juegos hay que procurar introducir el concepto de reciclaje y reducción del consumo en su día a día, y no hay mejor forma de hacerlo que a través de nuestras acciones. Por eso te animamos a que tú también incluyas en tu rutina diaria iniciativas de consumo responsable como las que te proponemos en nuestra guía gratuita. Si todavía no la conoces, ¡no te la pierdas! En ella podrás encontrar ideas para reciclar y reducir tu consumo diario de recursos, contribuir a un mundo más sostenible y enseñar a las siguienets generaciones la importancia de preservar la salud del planeta. ¡Es tan fácil como necesario!

cambiamos vidas que cambian vidas cadena cambio