Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Has oído hablar de los programas de educación para la salud? Se trata de proyectos diseñados para solventar una situación o paliar los problemas que afectan a la salud de las personas de una zona concreta o de un grupo social.

Para que estos programas tengan éxito es fundamental una buena planificación antes de actuar. ¡Te mostramos paso a paso su desarrollo!

Descárgate aquí nuestra guía gratuita "Cosmética natural"

¿Cuál es la finalidad de un programa de educación para la salud?

Hay varios objetivos posibles de un programa de educación para la salud:

  • La educación y el fomento de hábitos de vida saludable.
  • La prevención de enfermedades.
  • El tratamiento de enfermedades que afecten a un porcentaje considerable de la población.
  • La restauración de la situación tras una crisis (catástrofe natural, guerras, etc.).

"programa-de-educación-para-la-salud"

Fases para el desarrollo de un programa de educación para la salud

Desarrollar un programa de educación para la salud de manera adecuada es vital en todos los casos, pero lo es más, si cabe, en determinadas situaciones de crisis, como en epidemias o cuando hay escasez de agua potable. En el proceso de diseñarlo existen cuatro fases:

  1. Diagnóstico. Antes de comenzar a trabajar hay que determinar con exactitud cuál es la situación y qué queremos conseguir, cuál es nuestro objetivo.
  2. Planificación. Necesitamos saber de qué recursos disponemos (humanos, económicos, materiales, etc.) para distribuirlos de manera efectiva: qué acciones se van a llevar a cabo, durante cuánto tiempo, a cuántas personas queremos atender o qué extensión vamos a abarcar.
  3. Ejecución. Nos ponemos manos a la obra y comenzamos a actuar siguiendo nuestra planificación.
  4. Evaluación. Esta fase no es menos importante que las anteriores, ya que valorando los resultados obtenidos y comparándolos con los que nos marcamos como objetivo podremos mejorar nuestro trabajo en el futuro. También es posible que durante la valoración encontremos nuevas necesidades en las que no habíamos pensado al inicio.

 

Descarga gratis la guía "Cosmética natural" 

Desde Oxfam Intermón actuamos en situaciones de crisis humanitarias

El agua, el saneamiento y la higiene son básicos en una crisis humanitaria, por eso, tener acceso a agua potable es vital para la supervivencia de una población (consumo, preparación de alimentos e higiene personal). En una zona en la que exista una aglomeración de personas, si los saneamientos no están en buenas condiciones o son insuficientes, se pueden producir brotes de epidemias.

Los y las profesionales de Oxfam Intermón (ingenieras, hidrogeólogos, promotoras de salud pública, enfermeros, etc.) se desplazan a la zona para dar una respuesta rápida y eficaz en un momento de emergencia. Nos apoyamos en los equipos humanitarios establecidos en cada país en el que actuamos, junto con la colaboración que recibimos de la comunidad afectada. ¿Y cómo lo hacemos?

  • Garantizamos el acceso al agua potable que cubra las necesidades de la población mediante la perforación de pozos, extracción de aguas superficiales, captación de fuentes y almacenando, tratando y distribuyendo el agua.
  • Proveemos del número suficiente de letrinas, áreas de lavado y de desechos sólidos eficientes.
  • Damos educación para la salud y la higiene a la población con el fin de que adopten buenos hábitos y eviten la propagación de enfermedades. También distribuimos material como jabón, mosquiteras, contenedores de agua, etc.

Con todas estas acciones obtenemos resultados muy favorables en situaciones de emergencia en las poblaciones del marco geográfico en el que actuamos. Pero debemos recordarte que, sin ti, nada de esto sería posible. ¡Descubre todo lo que está en tu mano!

 

Cosmética natural