Tiempo de lectura: 2 minutos

La conciliación laboral y familiar sigue siendo un reto en nuestra sociedad actual del que se habla constantemente. En España, por ejemplo, trabajamos 252 horas más de media al año que el resto de países europeos, aunque esto no se traduce en una mayor productividad. Contradictorio, ¿no te parece? De hecho, solo el 35% de la jornada laboral española es productiva, mientras que el resto del tiempo no produce beneficios. Por eso, hoy queremos hablarte de los retos de la conciliación laboral y de qué medidas pueden tomarse para favorecerla y así lograr la estabilidad laboral de la población. ¡Nos interesa a todos!

conciliacion-laboral

Retos de conciliación laboral para poner en marcha

  • Trabajos más estables: una de las principales preocupaciones de los empleados es perder su puesto de trabajo si buscan formas de conciliar ambas esferas, por eso es necesaria una seguridad que ayude a estas personas a tomar estas decisiones cuando son necesarias.
  • Horarios más flexibles: en España estamos acostumbrados a un horario de trabajo que en ocasiones puede llegar a ser improductivo. Hacemos un gran parón durante el mediodía y esto hace que tengamos que salir muy tarde en la segunda parte de la jornada. En otros lugares de Europa, en cambio, han tomado la decisión de empezar antes la jornada y hacerla más intensiva, acabando a las tres o las cuatro de la tarde y teniendo el resto del día libre.

¿Quieres ser pionero del Comercio Justo?

  • Teletrabajo: muchas empresas se están decantando por esta forma de prestar servicios, que no solo tiene beneficios en el plano de la conciliación, sino que implica un menor gasto de recursos, una mayor flexibilidad de las tareas y sobre todo más libertad por parte del trabajador.
  • Servicio médico en el puesto de trabajo, para así evitar desplazamientos innecesarios en cuestiones de poca gravedad y otros recursos, como aparcamiento en la sede de la empresa, que pueden suponer un ahorro considerable de tiempo.

¿Existe conciliación laboral en España?

Con la cultura del trabajo arraigada en nuestro país resulta muy complicado encontrar un hueco para conciliar ambas esferas, por eso todavía queda mucho por hacer. Sin embargo, las nuevas tecnologías, que están irrumpiendo en el mercado laboral de forma muy rápida, están permitiendo que se cambien estas tendencias. 

Otro problema asociado a la conciliación laboral es el de género, ya que en nuestra sociedad el papel del cuidado de los hijos o mayores todavía sigue perteneciendo a las mujeres, y esto provoca que tengan derechos laborales más precarios, como menos prestación o, directamente, que las empresas sean reticentes a contratar mujeres. ¿Te suena?

En Oxfam Intermón luchamos contra la desigualdad también en el plano del género y el trabajo, por eso hemos propuesto una serie de objetivos a promover por los gobiernos hasta el año 2030, entre los que se encuentran los que aquí te citamos. Entre todos podremos conseguir una nueva forma de hacer las cosas que beneficie tanto a trabajadores como a empresas. Tan solo es necesaria la concienciación de unos y otros, y la voluntad de convertir la conciliación en una realidad cercana. ¿Contamos contigo?

descarga guía gratuita consumo responsable