Tiempo de lectura: 2 minutos

El reciclaje no solo tiene que ver con la clasificación de basuras y residuos, es una práctica que podemos extender a otros ámbitos de nuestra vida diaria.

Es más, no solo debemos concebirlo como un ejercicio que consiste en deshacernos de objetos y ponerlos en manos de terceros para ampliar su vida útil o llevarlos a un centro de tratamientos de residuos. También es posible que nosotros mismos seamos los beneficiarios directos de lo que reciclamos. ¿Cómo? Sencillo: basta solo un poco de creatividad.

decoracion-reciclaje

Por ejemplo, hay una gran cantidad de objetos y materiales que, tras cumplir su primer ciclo de vida, se reutilizan y acaban convertidos en soluciones innovadoras para la decoración de nuestro hogar. ¿Lo has intentado alguna vez?

Descubre lo que nuestra nevera esconde

Reciclar objetos, ¿por qué y para qué hacerlo?

Reciclar el vidrio, el plástico, el papel o las prendas textiles, entre otros, es una práctica cada vez más extendida que contribuye notablemente a la conservación y el cuidado del medio ambiente.

La idea es aprovechar al máximo cada objeto que adquirimos en el mercado y clasificar de la mejor forma aquellos que ya no nos sirven. Haciendo esto logramos, entre otros: 

  • Disminuir el uso de materias primas. Reutilizando los objetos evitamos que la industria fabrique nuevos productos.
  • Ahorrar energía y agua, dos elementos fundamentales en cualquier proceso de producción industrial.
  • Disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero producidas en la fabricación de productos y materiales.
  • Generar redes de consumo responsable en las que se fomenten prácticas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente y el desarrollo social.

Ideas para decorar tu hogar con objetos reciclados

Ahora vayamos al terreno práctico. Queremos darte algunas ideas sobre cómo reutilizar ciertos materiales y convertirlos en soluciones decorativas para tu hogar. Seguro que en la red has encontrado una gran cantidad de muebles elaborados con palets, ¿verdad? ¡Atrévete ahora con estas ideas sencillas, divertidas y fáciles para comenzar a decorar tu hogar!

  • Floreros con envases

    Antes de tirar tus envases de vidrio, plástico o metal ¿qué tal si los usas como floreros? ¿O incluso como servilleteros? ¡Es una gran idea! Además, puedes crear flores de papel con periódicos y revistas para tener una decoración 100% reciclada.

  • Vaqueros viejos como organizadores

    ¿Y qué piensas hacer con esos vaqueros que ya no te pones? ¿Tirarlos a la basura? No, espera un poco: dales otra oportunidad. Puedes cortar una de sus piernas en cuadrados y coserlos a la otra, dejando el espacio superior abierto, como si fueran bolsillos. Cuélgalos de una pared y utilízalos como organizador de bufandas, cinturones y otros accesorios. ¿A que no se te había ocurrido?

  • Organizador de copas con tubos PVC

    Los trozos de tubos que te han sobrado de las últimas obras pueden servir como organizador de copas de tu cocina. Ábreles una ranura en uno de los lados y cuélgalo del techo. De esta forma podrás poner boca abajo las copas y tenerlas listas para la próxima vez. Y si eres dueño de un negocio, ¡muchísimo mejor!

  • Cajas de té en los cajones de la ropa

    No, nos hemos vuelto locos. Si te fijas bien, las cajas de té usadas son delgadas y se adaptan bien a los cajones de nuestra ropa. Únelas formando un entramado de la misma extensión del cajón y obtendrás un espacio dividido en varias partes para que guardes tus prendas de forma ordenada y creativa. ¡Será el fin de los cajones revueltos!

decoracion-reciclaje

Sabemos que eres manitas y que te encanta dar rienda suelta a tu imaginación. ¿Por qué no nos das más ideas para decorar el hogar con materiales reciclados? Sea como sea… es hora de ir afilando nuestro lado más creativo y emprender dos acciones formidables en una, sin salir de casa: ¡decorar y reciclar al mismo tiempo! ¿Te animas?

lo que la nevera esconde