Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Queremos que nuestros hijos e hijas se conviertan en ciudadanos y ciudadanas globales, responsables con la humanidad y con el planeta? Si es así, es bueno que empecemos a trabajar junto a ellos y ellas valores cívicos desde pequeños. Valores que apuesten por la defensa del medio ambiente, la valoración de la diversidad, el consumo responsable y el respeto a los derechos humanos individuales y sociales.

Hoy repasamos 2 de estos valores cívicos y ponemos a tu disposición distintas herramientas y recursos que podrás utilizar para introducir estos conceptos. A través de estos ejemplos prácticos pretendemos despertar la creatividad e imaginación de los pequeños, en búsqueda de soluciones. ¡Repasémoslos!

1. Defensa del medioambiente

Para trabajar el respeto por el medioambiente puedes hacer muchas actividades distintas que les resultarán entretenidas e inolvidables al mismo tiempo. ¡Les estarás involucrando en la construcción de un mundo más verde!

valores-civicos

 Aquí te dejamos tres ideas:

Crea junto a ellos un pequeño huerto urbano: disfrutarás de un espacio verde en casa, dispondrás de un recurso educativo sin igual para aprender constantemente cosas nuevas y llevarás a la mesa productos sanos cultivados con tus propias manos. Tienes disponible nuestra guía Cómo hacer un huerto urbano, donde encontrarás las claves y los pasos a seguir para que montéis vuestro propio huerto en casa sin complicaciones y aprovechando al máximo los recursos disponibles.

Aprender a separar la basura: prepara con ellos los distintos recipientes de reciclado, que podéis decorar dibujando ejemplos de los tipos de productos que van en cada uno. Decidid juntos en qué lugar de la casa es mejor colocarlos. De esta forma el niño o niña se sentirá más motivado a colaborar con el reciclaje e interiorizará este hábito desde el principio.

Jugar con materiales reciclados: enséñale a tus hijos o hijas que para divertirse no hace falta tener el último juguete del mercado. Juega con ellos reutilizando cajas de cartón, ropa vieja o botellas de plástico, podéis construir cosas, fabricar disfraces… `¡sólo hace falta echar a volar la imaginación! En la guía Ideas de reciclaje para niños y niñas encontrarás muchas ideas para hacer manualidades divertidas con objetos reciclados y hacer del reciclaje un juego.

¿Sabías que el arroz tiene el poder de enseñar a leer?

2. Valoración de la diversidad

Una buena manera de trabajar el valor de la diversidad y reflexionar sobre la importancia de favorecer el diálogo y la cooperación puede ser a través de cuentos, grandes potenciadores de la imaginación y la creatividad.

Te proponemos este pequeño cuento de “La niña y el monstruo”, extraído del monográfico Construyamos la paz de Kaidara:

 

 

 

valores-civicos-respeto

Hace mucho tiempo, en un reino sin nombre que se alzaba sobre una montaña frondosa, apareció un monstruo de dos cabezas.

Ante semejante rareza, el rey mandó matar al monstruo y envió de inmediato a todas sus tropas, armadas hasta los dientes.

Aunque el monstruo nunca devolvió los ataques, ni todos los fusiles ni todas las lanzas del reino consiguieron alejarlo. Entonces, una niña pequeña, desobedeciendo los deseos del rey, que había ordenado a los habitantes que se encerraran en sus casas y se mantuvieran armados, se acercó al monstruo… y le preguntó: –Disculpe, señor monstruo, ¿por qué ha venido a molestar a nuestro pueblo? –¿Molestar? –respondió sorprendido el monstruo–. Yo sólo buscaba un lugar alto para que mis dos cabezas pudieran contarme qué se ve a uno y otro lado del valle. –Si es así –propuso la niña–, ¿qué le parece si me sube a una de sus cabezas y buscamos un lugar por aquí cerca donde la gente no se sienta amenazada y usted pueda contemplar el valle?

Y así lo hicieron.

En nuestro blog nunca nos cansamos de buscar fórmulas para que los más pequeños trabajen los valores que les van a guiar en convertirse en adultos responsables y comprometidos. Y sabemos que la mejor forma de que los asimilen es a través del juego y la pedagogía. Por eso, si tú tienes otras ideas que complementen las que hoy te relatamos, te animamos a que nos las cuentes. ¡Entre las aportaciones de todos lograremos conseguirlo! ¿Nos acompañas en el camino?

cambiamos vidas que cambian vidas cadena cambio