Tiempo de lectura: 3 minutos

Hoy nos acercamos a la figura de los cooperantes, que trabajan con generosidad y en condiciones muy duras por la defensa de los derechos fundamentales de las personas en situación de pobreza.

oxfam-cooperantes

Un grupo de beneficiarias del programa de alfabetización para mujeres de la comunidad de Nerewalo, Mauritania © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Cooperantes: el nexo entre las ONG y las comunidades

En la mayoría de los casos, los cooperantes son quienes ejecutan los proyectos que las ONG definen y los que verifican in situ el desarrollo de los proyectos y las necesidades que se derivan.

Estas son algunas premisas que los cooperantes suelen tener en cuenta a la hora de trabajar:

  • Dejar que sean las comunidades locales las protagonistas del proyecto: no se trata de imponer nuevas formas de trabajar, nuevos hábitos o formas de entender la vida comunitaria. Se trata de hacer partícipes a las personas en situación de pobreza de su propio desarrollo para que sean ellos los que asuman y lideren los cambios que las ONG proponen y puedan mantenerlos a largo plazo.
  • Respetar la realidad local: es fundamental que los cooperantes valoren lo que ya existe, lo que ya se hace y lo que ya se sabe en la comunidad. Un programa solo tendrá éxito si se define valorándolo en su contexto. Es fundamental que el cooperante comprenda la cultura de las personas que le acogen: el lenguaje, los valores, las costumbres…
  • Sumar esfuerzos: la cooperación ha de ser una suma de esfuerzos, por tanto todos los que intervienen en el proyecto han de comprometerse a participar.
  • Atender el proceso: lo que realmente cuenta de la realización de un proyecto, más allá del cumplimiento de los objetivos, es el proceso recorrido. Es decir, si después del proyecto la comunidad local ha adquirido las capacidades necesarias para lograr más cosas.
  • Ser el puente entre la ONG y la comunidad: el rol del cooperante es ser la unión entre ambos y transmitirle a la ONG la lógica de la comunidad y viceversa.
  • Trabajar para desaparecer: el proyecto se habrá conseguido si una vez finalizado la comunidad es capaz de subsistir con recursos propios. El cooperante trabaja en el terreno para poco a poco trasladar responsabilidades y toma de decisiones a la propia comunidad con el único fin de convertirse en un actor innecesario.

Descubre lo que hemos logrado este último año

Su testimonio: el ejemplo más valioso

cooperantes-ong

Un grupo de personas campesinas durante la distribución de semillas de maíz, sorgo y niembé en la comunidad de Konean. Burkina Faso © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

En Oxfam Intermón contamos con 926 personas que trabajan en los países donde desarrollamos nuestros proyectos, que son  nuestros ojos y nuestra voz. Estos son algunos de sus testimonios:

Uno de ellos es Óscar López, director de Oxfam en Paraguay. Su trabajo consiste en organizar y desarrollar con su equipo los programas que nos permiten cumplir con la misión institucional en el país. Trabajan con y para las poblaciones más vulnerables, contribuyendo a mejorar y cambiar sus condiciones de vida. Ha formado parte de varias organizaciones, tanto de cooperación como de promoción de la participación ciudadana, y también ha trabajado en espacios barriales.

O Josep Ferrer,  miembro del equipo de Medios de Vida Sostenibles, que colabora con los equipos de África y América Latina en el diseño y la evaluación de programas de apoyo a pequeños productores. Según su propio testimonio:

“Lo que más me gusta de mi trabajo es conocer de cerca nuestros proyectos y discutir cómo enfocarlos, mediante las entrevistas y visitas a las organizaciones locales. La gran diferencia entre trabajar en el terreno y hacerlo en la sede es que en el terreno se trabaja directamente para los proyectos y se conoce de cerca a las personas a las que apoyamos.”

Este es su testimonio acerca de alguna de las labores que ha tenido la ocasión de desarrollar:

“En Etiopía trabajamos en el Gran Valle del Rift para que las familias campesinas puedan producir excedentes de productos hortícolas mediante la agricultura irrigada y venderlos en los mercados locales y nacionales. El desafío es grande, puesto que trabajamos con comunidades alejadas de las carreteras principales, sin experiencia en gestión y, en muchos casos, con personas analfabetas. Por ello buscamos a los actores económicos de la región, públicos y privados, para crear alianzas que aumenten el impacto de nuestra intervención. Como muestra, el equipo de Etiopía está negociando con un banco de cooperativas del estado de Oromía para que conceda créditos a las cooperativas de mujeres y jóvenes que hemos promovido. Si lo logramos, tendremos un mayor número de beneficiarios que si el crédito fuese ofrecido directamente por Oxfam Intermón.”

Si quieres vivir de primera mano experiencias tan enriquecedoras como las de Óscar y Josep, tienes la posibilidad de acudir al terreno a través de campos solidarios, que suelen ser de corta duración y que te permiten trabajar en un proyecto concreto. Algunas organizaciones que preparan este tipo de campos de trabajo solidarios son Volpa y SETEM, a los que puedes acudir para solicitar más información, ¡para que tú también puedas experimentar la cooperación en primera persona!

voiluntariado red teje todos