Tiempo de lectura: 2 minutos

Se suele decir que a nadie le amarga un dulce, y aunque es cierto que comerse un trocito de tarta de vez en cuando es un placer, desde hace tiempo se habla del azúcar como un elemento a eliminar o reducir drásticamente de nuestra dieta.

Así que nos preguntamos: ¿se puede vivir sin azúcar? ¡Intentaremos encontrar una respuesta!

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre el Comercio Justo y descubre este  sistema de consumo responsable y sostenible.

¿Cuánto azúcar podemos tomar al día?

vivir sin azucar

En base a los datos de la Nota informativa sobre la ingesta de azúcares recomendada en la directriz de la OMS (Organización Mundial de la Salud) para adultos y niños, el consumo de azúcares libres debe reducirse. Tanto para adultos como para niños y niñas el consumo se debe ser reducir a un 10% de la ingesta calórica total. ¿Sabías que solo reduciendo algo menos del 5% ya existirían beneficios adicionales para la salud?

Los azúcares libres son los añadidos a los alimentos por fabricantes, cocineros o consumidores, mientras que los azúcares intrínsecos son los que se encuentran de forma natural en las frutas y verduras. La recomendación de reducción en el consumo de azúcar no afecta a los azúcares intrínsecos. ¡Pero vayamos más allá!

¿Por qué el  exceso de azúcar no es bueno para la salud?

Es probable que hayas oído hablar de los efectos perjudiciales de los azúcares, pero ¿los conoces? ¡Lee atentamente! Son los siguientes:

  • Aumento de peso tanto en la edad infantil como en la adulta.
  • Aparición de caries.
  • Efectos nocivos sobre el hígado.
  • Aparición de diabetes.

Desde luego, son efectos que todos deseamos evitar. Y ahora, la gran pregunta…

¿Sabías que 1 de cada 8 personas en nuestro planeta pasa hambre?

¿Es posible vivir sin azúcar?

Para poder responder a esta pregunta es importante que consultemos con un médico o un nutricionista que nos pueda aconsejar. En cuanto a los azúcares es importante distinguir lo que hemos llamado azúcares libres, que aportan muchas calorías y pocos nutrientes, y los azúcares intrínsecos de frutas, verduras y cereales, que son ricos en vitaminas y minerales.

Por lo tanto, siempre consultando antes a un médico, puede ser  posible y recomendable eliminar los azúcares libres o añadidos de la dieta, dependiendo de cada caso. Para dejar el consumo de azúcares libres, lo mejor es hacerlo poco a poco y así evitar la ansiedad que puede provocar si lo hacemos de golpe.

Se puede seguir, bajo supervisión médica, los siguientes pasos:

  • Cuando hagas la compra, fíjate en el etiquetado de los productos que compres, porque el azúcar puede estar presente en muchos productos preparados, conservas, refrescos, mermelada…
  • El azúcar no siempre se llama azúcar, puede llamarse glúcidos, glucosa, sacarosa, melaza, fructosa…
  • Aprende a sustituir los alimentos o bebidas que tiene azúcar por alternativas más saludables y sin azúcar.
  • Cocina lo que comas. Comprar alimentos sanos y naturales, y cocinarlos tú, te da la seguridad de saber lo que comes y de asegurarte de que el nivel de azúcar sea el adecuado.

¿Qué ocurre con las alternativas naturales al azúcar?

Muchas veces utilizamos variantes naturales al azúcar blanco refinado, como el azúcar moreno, la miel o el jarabe de agave, pero lo cierto es que también contienen grandes cantidades de azúcar.  Entre los sustitutos del azúcar destaca también la stevia, aunque muchas personas optan por eliminar cualquier edulcorante y buscar alternativas sin azúcar. ¡Inténtalo!

Y tú, ¿qué opinas de todo esto? ¿Eliminarías el azúcar de tu dieta? ¿Lo has probado ya y quieres contarnos las consecuencias? ¡El debate está servido!

cambiamos vidas que cambian vidas cadena cambio