Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Qué tipo de cosméticos utilizas para tu cuidado diario? Conocer las propiedades de los productos que usas te puede ayudar a aprovechar mucho sus ventajas, por eso queremos hablarte del jabón de argán y sus propiedades, que harán que lo veas con otros ojos y lo incluyas en tu rutina de higiene diaria. ¡Déjate sorprender por sus beneficios!

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre trucos para llevar una vida eco-friendly, llena de consejos para adoptar hábitos saludables y sostenibles.

jabon-de-argan

Jabón de argán: propiedades para tu cuerpo

En general, todos los cosméticos con argán tienen propiedades beneficiosas que los convierten en una buena alternativa para el cuidado corporal. Se obtienen del extracto de argán, procedente del árbol argania spinosa, que nace y crece en Marruecos. Lleva muchos años usándose en los países orientales como base de los productos cosméticos, y ahora ha traspasado fronteras. Contiene numerosos antioxidantes y otros elementos como omega 6, que protegen la piel al tiempo que la reparan y le dan nutrición.

¿Estás impaciente por conocer sus ventajas? Una de ellas es que lo convierten en un producto único por sus muchos beneficios, ya que se trata de un cosmético apto para casi todo. Como hidratante, reparadora, nutriente… sus cremas y jabones sirven para muchas cosas diferentes, por eso vamos a hablarte de algunos de sus usos más extendidos. ¡Toma nota!

Descarga gratis la guía

Usos que le puedes dar al jabón de argán

  • Como desmaquillante: es importante retirar todos los restos de maquillaje antes de ir a dormir, por eso el jabón es una buena opción para ello. Además, lavándote la cara con él estarás arrastrando todas las partículas de maquillaje.
  • Para luchar contra el acné: como tiene una acción antioxidante, te ayuda a calmar la inflamación de la piel, lo que contribuye a combatir esos granitos. Además, contiene partículas que facilitan la regeneración de las células.
  • Nutre el cabello: el jabón de argán no solo sirve para la piel, sino que también da un aspecto sedoso y nutrido al pelo.
  • Para las uñas débiles: si ves que están menos fuerte de lo habitual, puedes usar el jabón de argán también para fortalecerlas. 

Haz tu propio jabón de argán y contribuye al medio ambiente

¿Sabías que en Oxfam Intermón apostamos por el consumo responsable y la cosmética de calidad con productos de Comercio Justo de nuestra tienda online? A través de ellos, trabajamos para conciliar la no siempre fácil relación entre cosmética, medio ambiente y desarrollo de las comunidadae sque cultivan los ingredientes de estos productos.

Como sabes, uno de los problemas a los que nos enfrentamos en cosmética es la contaminación provocada por algunos productos, por eso hoy te proponemos crear tu propio jabón de argán de forma muy sencilla. ¡Así sabrás que solo lleva elementos naturales que no provocarán estragos en nuestro planeta!

jabon-de-argan

Para ello necesitas cuatro ingredientes sencillos: 700 ml de agua tibia, 265 gramos de sosa cáustica, 2 litros de aceite de oliva virgen extra y aceite de argán.

Lo primero que tienes que hacer es diluir la sosa cáustica en el agua. Ten cuidado, porque la reacción química libera mucho calor. Después, mezcla los aceites y ve añadiéndolos poco a poco hasta que la mezcla vaya cogiendo densidad.

Una vez esté listo, mételo en moldes de silicona y déjalo secar durante 48 horas. Todavía tiene que estar 4 semanas curando para que la sosa sea inocua. Para ello debes colocarlo en un lugar seco y sin luz directa del sol, y darles la vuelta cada día. Cuando pase ese tiempo, ya tendrás preparado tu jabón de argán casero. ¿Vas a probarlo?

Pero el jabón de argán no es, ni de lejos, el único producto de cosmética que puedes encontrar en nuestras tiendas Oxfam Intermón, así que te invitamos a echar un vistazo a nuestra tienda online de Comercio Justo o a pasarte por alguna de nuestras tiendas físicas. ¿Seguro que tienes una que te queda muy cerca!

trucos-para-una-vida-eco-friendly