Tiempo de lectura: 2 minutos

Desde el año 2008, el mundo vive inmerso en una crisis económica. Todos los países han sufrido un importante revés a partir de esta fecha, que ha creado nuevas desigualdades sociales y también acentuado las que ya existían.

En el caso de España, esta crisis se ha traducido en falta de empleo, de recursos para personas en riesgo de exclusión y sobre todo en un aumento de la pobreza, que ya alcanza el 22%, según datos de la Encuesta de Condiciones de Vida de 2014 del Instituto Nacional de Estadística. ¿Qué te dicen, estas cifras?

pobreza-españa

Puede que tú también hayas notado que tus recursos se han reducido durante estos años o conoces a alguien que se ha quedado sin empleo y no puede hacer frente a los gastos mensuales que todos y todas tenemos. A pesar de que el Gobierno anuncia crecimientos anuales en la economía de nuestro país, lo cierto es que España sigue siendo el país de la OCDE donde más han aumentado las desigualdades económicas desde el inicio de la crisis.

De hecho, entre 2007 y 2010 los ingresos del 10% de la población más pobre cayeron una media anual de un 14%, mientras que el 10% más rico solo lo hizo un 1%. Estas cifras se achacan, principalmente, al aumento del paro en todo el territorio. Pero… ¿qué otras repercusiones tiene este fenómeno?

Descubre lo que hemos logrado este último año

Los niños y las niñas, los más afectados

Existe un colectivo especialmente vulnerable que está notando los efectos de la crisis de forma devastadora. Se calcula que uno de cada tres niños y niñas vive en el umbral de la pobreza en España, y uno de cada 10 es pobre severo, lo que significa que su familia vive con menos de un tercio de la renta media. Son datos del informe Infancia, Pobreza y Crisis Económica, de la colección de estudios sociales de La Caixa, que hace un diagnóstico del impacto de esta situación en la calidad de vida de los más pequeños.

El infantil, los mayores y los jóvenes en paro son los colectivos más vulnerables ante esta situación, que no solo afecta a grupos sociales que suelen tener un papel muy importante en la pobreza, sino que ha llevado la falta de recursos a colectivos que tradicionalmente no se encontraban en situaciones de este tipo. ¿Hay algún modo de hacerle frente? ¡No todo está perdido! ¡Sigue leyendo!

Medidas para reducir la desigualdad y la pobreza

Desde Oxfam Intermón nos dirigimos a todos los partidos políticos y al Gobierno para que se incluyan en sus programas medidas que apuesten por la reducción de la desigualdad entre personas y colectivos. Así, apostamos por medidas como el incremento de la ayuda al desarrollo hasta un 0,4% de la Renta Nacional Bruta o crear una ley contra la evasión fiscal que acabe con la fuga de recursos de nuestras fronteras. Un consenso entre los principales grupos políticos reduciría estas brechas económicas entre personas y familias para lograr una estabilidad en nuestra sociedad.

La situación es muy preocupante año tras año, ya que muchas familias no son capaces de repartir sus escasos recursos para lograr una vida digna. Pero tú también puedes colaborar en los proyectos de presión política llevados a cabo por Oxfam Intermón para que seguir instando a los grupos políticos a poner fin a las desigualdades de nuestro país, y entre todos lograremos reducir al máximo estos casos. ¡Desde hoy, manos a la obra!

voiluntariado red teje todos