Tiempo de lectura: 2 minutos

Una buena alimentación es importante para el buen funcionamiento del cuerpo y la mente. ¿Cómo podemos estar seguros de la calidad y procedencia de los alimentos que ingerimos a diario? ¿Sabemos en todo momento de dónde viene lo que comemos, si la leche que compramos para nuestra familia viene de una granja donde las vacas pasturan libres o los calabacines de un agricultor que los cultiva sin usar pesticidas?

Si eres consumidor o consumidora habitual de alimentos y productos naturales y ecológicos, conocerás bien la calidad que ofrecen y todos los beneficios que te aportan. Pero, ¿cuándo vas a comprarlos, estás completamente seguro que son 100% ecológicos?

Para garantizarte al máximo que todo lo que compras en tu tienda de proximidad o supermercado habitual procede de cultivos naturales existen una serie de etiquetas y certificaciones que a continuación te explicaremos. De esta manera, ¡no tendrás ninguna duda!

Descarga gratis la guía "Cómo hacer un huerto urbano"

 

Busca siempre la certificación

La única manera de saber que verdaderamente te estás llevando un alimento 100% orgánico o ecológico es a través de las certificaciones. Son la manera más eficaz de garantizar la calidad del producto y además, aseguran que ha sido cultivado o elaborado siguiendo de forma estricta una serie de procedimientos y normas específicas que en el caso de Europa dicta la Unión Europea. De hecho, una de las principales misiones que tiene la administración es asegurar la calidad de este tipo de alimentos y transmitir confianza a los consumidores.

eurohoja-agricultura ecologica

El sello que identifica en Europa a los productos de agricultura ecológica lo emite la propia Unión Europea y va siempre acompañado de otro sello del organismo certificador de su país de origen.

¿Qué información aparece en la certificación?

Así pues, para que puedas reconocer en tu tienda o supermercado qué productos son de agricultura ecológica, deben llevar el sello certificador de la Unión Europea junto con el sello del consejo regulador de la comunidad autónoma española que lo ha certificado. Te los mostramos a continuación:

La etiqueta de cada producto contendrá también un número que resumirá la procedencia del producto:

  • El código de la entidad certificadora, en el caso de España formado por las iniciales ES, que indica que el producto está certificado en España
  • Las iniciales del lugar de orígen del producto, por ejemplo AN en el caso de que el producto proceda de Andalucía
  • Las siglas que hacen referencia a Agricultura Ecológica, AE en el caso de España 
  • Un número de tres dígitos que identifica a la entidad certificadora

A continuación te mostramos un ejemplo de una tableta de chocolate ecológica y en este caso de Comercio Justo de Oxfam Intermón, certificada en Alemania (DE) y por la Comunidad Autónoma valenciana:

¿Por qué consumir alimentos de cultivo ecológico?

Los alimentos o productos ecológicos son aquellos que se cultivan sin fertilizantes, herbicidas o pesticidas químicos. Crecen respetando los tiempos de desarrollo naturales y por eso, tienen formas, tamaños y colores variables, muy diferentes de los productos no ecológicos. También conservan todas sus propiedades y son nutritivos, saludables y sabrosos.

Cuando comiences a consumir alimentos ecológicos y los introduzcas en tu dieta podrás estar seguro de estar comiendo productos naturales y que no contiene ningún aditivo. Pero para asegurarte que los que consumes siguen los procedimientos correctos, recuerda fijarte siempre en la etiqueta. ¡Disfruta junto con toda tu familia de los buenos alimentos, naturales, sanos y con los sabores y aromas de siempre!

cambiamos vidas que cambian vidas cadena cambio