Tiempo de lectura: 2 minutos

La conciliación laboral y familiar sigue siendo una asignatura pendiente en España. Muchos países de Europa avanzan en estas cuestiones mientras que en nuestro país seguimos viendo cómo siguen vigentes la incompatibilidad de horarios y la desigualdad de género a causa del injusto reparto de tareas.

Los datos no hacen más que empeorar el panorama: en España trabajamos 252 horas más de media al año que el resto de países europeos, aunque esto no se traduce en una mayor productividad. De hecho, solo el 35% de la jornada laboral española es productiva, mientras que el resto del tiempo no produce beneficios. Paradójico, ¿no?

Esto es la causa de unos horarios mal planteados, de una actividad laboral muy rígida que no contempla el teletrabajo y también de las diferencias entre el rol del hombre y de la mujer tanto en casa como en el trabajo, que se acentúa en aspectos como la maternidad y la compatibilidad de horarios.

En el post de hoy queremos traerte algunos datos más acerca de la situación en nuestro país. ¡Solo conociéndolos en profundidad podremos contribuir a cambiarlos!

conciliacion-laboral-españa

España, suspenso en conciliación

El informe de Evolución de la Familia Europa 2014, presentado por el Instituto de Política Familiar, nos dice, además, que en nuestro país el 88,2% de las empresas son las que definen al 100% el horario de sus trabajadores, sin incluir ninguna flexibilidad. Además, el 60% de los españoles reconoce que no usan los servicios de guardería porque les parecen muy caros, y que tan solo un 14,5% de los encuestados lo hace, muy por debajo de la media europea, que se sitúa en el 31%. En cuanto a los permisos de maternidad, nuestro país también suspende, ya que nuestros trabajadores solo disponen de 16 semanas, frente a la media de la Unión Europea de 27,7.

En contraposición a estos datos tenemos los de países como Finlandia, Suecia o Dinamarca, que ponen en marcha en la mayoría de sus empresas mecanismos de este tipo que permiten la libertad de horarios, la acumulación de horas para canjearlas cuando la plantilla lo estime necesario y otras medidas de igualdad y conciliación laboral.

Además, Dinamarca y Luxemburgo son los países que más porcentaje del PIB destinan a ayudas gubernamentales, con un 3,9% y un 3,8% respectivamente, muy lejos de la inversión de nuestro país, que se encuentra a la cola de la lista.





Descarga gratis la guía




Organizaciones como Oxfam Intermón apostamos por una mayor concienciación de los gobiernos en cuestiones de conciliación y de igualdad de género, por eso pedimos una reducción de esta brecha de derechos de cara a 2030 y un aumento del gasto público en medidas que eviten la exclusión social y trabajen en los derechos de la ciudadanía. ¿Lo compartes?

La conciliación es necesaria no solo para mejorar la situación de los trabajadores y trabajadoras, sino para equipararnos a otros países europeos que, al incorporar nuevas rutinas y horarios y al dedicar una mayor parte de la inversión pública a este asunto, han aumentado la productividad de sus empresas. ¡Es importante tenerlo en cuenta!

Pero en España todavía queda mucho camino por recorrer, por eso numerosas organizaciones estamos ejerciendo presión sobre los principales grupos políticos para que incluyan entre sus propuestas cuestiones tan básicas como estas y caminar hacia una mayor igualdad en cuestiones laborales. ¡El cambio es posible, pero únicamente si contamos con la implicación de todos y todas! ¿O es que no estamos, en definitiva, ante una cuestión que no entiende de géneros?

New Call-to-action