Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Sabías que el número de personas desplazadas en todo el mundo supera ya los 50 millones? Una cifra sobrecogedora que nos habla de guerras, hambruna, pobreza y discriminación, de personas que han tenido que abandonar sus hogares y buscar refugio en otros países para huir de la muerte y de la barbarie.

En el ojo del huracán se encuentran los conflictos bélicos, como los que llevan años dándose en Siria, Sudán del Sur o la República Centroafricana

La inmensa mayoría de estas personas huye a países vecinos, que suelen ser países que se encuentran en vías de desarrollo o, incluso, que también están en guerra. ¿El resultado? Más pobreza, más privaciones, incluso, a veces, más persecuciones.  

¿Te has preguntado alguna vez si hay algo que puedes hacer tú para aliviar esta situación?

mapa-refugiados-mundo

¿Cómo se puede luchar por los derechos de las personas refugiadas?

La ayuda humanitaria internacional juega un papel básico, pero su contexto de actuación es cada vez más complicado: los grupos armados y las trabas burocráticas de la Administración suelen ser los dos obstáculos más difíciles de sortear, motivo por el cual las ONG deben buscar nuevas vías de actuación que les permitan llegar justo donde se necesita su ayuda, creando bases operativas en zonas remotas del terreno, por ejemplo. Aun así, la ayuda humanitaria es un derecho reconocido para todas las personas, independientemente de su nacionalidad, su religión, su raza o su sexo. 

Y, aunque la gran mayoría de veces no se respetan, los derechos de las personas refugiadas siguen estando ahí: entre ellos se encuentran el derecho a ser protegidas de la explotación, de la violencia racista o de la discriminación, y también el derecho a no ser expulsadas del país de acogida sin una causa legítima que lo justifique, especialmente si el retorno supone un riesgo de abuso contra los Derechos Humanos.

derechos-de-las-personas-refugiadas

Refugiados en el campo de Za’atari en Jordania. Este alberga a 125.000 refugiados de los casi dos millones de personas que han huido de la guerra de Siria, en su mayoría mujeres y niños. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

refugiadois-siria

Nefel Nasser, refugiada siria en el campo de Za’atari, Jordania © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Apoyando a personas refugiadas a través de ONG

Muchas ONG ponen su atención en denunciar y reclamar los derechos de las personas refugiadas. Oxfam, por ejemplo, trabaja en crisis humanitarias con una gran concentración de refugiados como Siria, Sudán del Sur y República Centroafricana. Conoce más a fondo la situación de estos refugiados y la labor de Oxfam¡Las cifras hablan por sí mismas!

Descarga gratis la guía "¿Cómo es una ONG por dentro?"

De este modo, entre los derechos de las personas refugiadas está el de poder acceder a la ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y el de poder entrar en un país para solicitar asilo. Entre la legislación más destacada que protege a estas personas se encuentra el artículo 14 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Convención de la ONU sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951; pese a todo, la violación de los derechos de las personas refugiadas es algo más que habitual en buena parte del planeta. ¿Necesitas más datos?

Por este motivo, es tarea de las ONG alzar la voz para garantizar la seguridad y el derecho a una vida digna de todas estas personas, y es trabajo de todos luchar por conseguir un mundo donde cualquier persona pueda vivir sin miedo a perderlo todo debido a causas políticas, raciales o religiosas. Si todos tomamos consciencia de esta realidad y colaboramos con organizaciones que trabajan a favor de los refugiados y refugiadas, es posible darle la vuelta. Pero para ello tu ayuda es fundamental. ¡Conviértete en su voz!

revista oxfam intermón