Tiempo de lectura: 2 minutos

El día 21 de mayo fue la fecha que la UNESCO eligió, en 2002, para celebrar el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo; esta fiesta, que pretende ser una puerta abierta a la tolerancia y al respeto, apuesta por fomentar las diferencias culturales, viéndolas como un elemento enriquecedor y positivo.

Y es que convivir con culturas distintas nos hace ser más libres: aceptar tradiciones diferentes a las nuestras, otras formas de pensar y de ver el mundo y, sobre todo, reflexionar sobre nuestros valores hace que nuestra mentalidad se vuelva más abierta, más justa y más tolerante. Por este motivo es importantísimo educar a los más pequeños con valores basados, precisamente, en el respeto y la tolerancia: solo así podremos acabar, algún día, con la lacra de la discriminación étnica o cultural, y conseguiremos que se respeten los derechos de las personas. 

diversidad-cultural

Chad © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Los derechos de las personas, iguales para todos

El día Mundial de la Diversidad Cultural se presenta como una jornada festiva, repleta de actividades locales para que puedas disfrutar con tu familia de un día de diversión en el que, además, podrás fomentar que tus hijos se interesen por las tradiciones de otras culturas y participen en ellas activamente. Por ejemplo, en Sevilla se están preparando actuaciones musicales cuyo objetivo es mostrar la diversidad de culturas que conviven en España. Y en Barcelona, el Museo de Culturas del Mundo ofrecerá, dentro de su programa, una conferencia sobre la antigua China. ¡Sin duda, será un día muy especial con eventos para todos los gustos!

Hay mucho que celebrar, pero todavía queda mucho trabajo por hacer. Por desgracia, millones de personas en el mundo todavía tienen que sufrir que sus derechos más básicos sean vulnerados por cuestiones étnicas o culturales: la falta de visibilidad de los indígenas en Sudamérica, la mala percepción de la etnia gitana en muchos puntos del mundo o la discriminación a la que se ve sometida la etnia ainu en Japón son solo algunos ejemplos.

Los Derechos Humanos son iguales para todos, independientemente de cuestiones culturales, y deberían ser respetados siempre, sin condiciones de ningún tipo. Esta es la finalidad que persiguen programas como Haz un gesto por la Diversidad y la Inclusión, una campaña iniciada por la UNESCO y la Alianza de las Civilizaciones de las Naciones Unidas cuyo objetivo es animar a las personas y a las organizaciones a tomar medidas concretas para preservar la diversidad cultural. ¡La humanidad es nuestro más rico patrimonio!

Descarga gratis la guía "Mujeres: Contribuyendo a un mundo mejor". 

El objetivo es que puedas colaborar en la erradicación de la discriminación cultural, luchar contra los estereotipos étnicos y contribuir a crear una sociedad más justa con tu propio ejemplo, compartiéndolo con el mundo: en la página de Facebook de esta campaña, cualquier persona puede compartir sus experiencias con vídeos, fotos o comentarios. ¿Se te ocurre un gesto más fácil para contribuir al éxito de la causa?

Sin lugar a dudas, es una forma excelente de conseguir que tanto tu familia como tu entorno más cercano vean que sí es posible formar parte del cambio, y que con pequeños gestos podemos marcar una gran diferencia para cientos de miles de personas.

¡Anímate a participar y reúne a los tuyos en este evento que será, sin duda, una gran ocasión para poner en práctica los valores del respeto, la humildad y la diversidad y concienciar a los más pequeños de la importancia de ser iguales!

guia gratuita mujeres